Autor Tema: Reencuentros  (Leído 7153 veces)

Desconectado Crimson Knight



  • Shadow-Rangers

  • *

  • Puntos: 2098
  • Mensajes: 15495
  • mx

  • Sexo: Masculino

  • Imaginemos cosas chingonas.

    • luis.rko.7
    • Drive_RKO
    • channel/UCyc20dxKV2CFjVaQhQSBgIw
    • Henshin Latinoamérica
Re:Reencuentros
« Respuesta #210 : 11 de marzo de 2018, 09:47:19 pm »


Las intersecciones y zonas divididas de Angel Grove resguardaban aquel ambiente sepulcral siendo lo único que había quedado tras los ataques todavía ocurriendo en el pueblo junto con esa repentina noticia que llegó a todos quienes luchaban en la difícil pelea con un peso enorme tornándolo un asunto mucho más complicado; estaba siendo una complicación sin salida inmediata perjudicando a todos en la ciudad aunque algunos estaban siendo más dañados que otros por esos instantes, ya que donde se ubicaba una de las zonas urbanas más reconocidas todo estaba solo entre el pánico de la población y las bestias despojadas de su humanidad sueltas, exceptuando la presencia de dos Kamen Riders abatidos con anterioridad y una criatura de origen desconocido que causó estragos en los pocos minutos que se presentó, teniendo de rodillas a uno de los guerreros débiles frente a él después de una exhibición de dominio ante sus rivales

- ¿Eso fue todo entonces...?

Aquel monstruo de amenazante presencia estaba de pie sosteniendo esa espada dual que asemejaba un par de colmillos mientras se hallaba rodeado por los escombros teniendo ante su vista a Zolda de rodillas aún intentando hacer algo, aunque cada una de sus ofensivas para la criatura significaban únicamente chispas chocando contra su gruesa armadura sin efecto alguno, permitiéndole que se acercara a su oponente actual con un par de pasos hacia él antes de frenar

- Vamos campeón, levántate. - Dijo el ser empuñando firme su arma principal dejando reposar aquel dispositivo que le sirvió previamente

Esas palabras no escondían en lo absoluto una entonación retadora y al mismo tiempo burlona con la criatura esperando que su enemigo se levantara dándole oportunidad para lo mismo cuando se detuvo, fue ahí que no aguardó tanto hasta que el antiguo soldado se levantara, y entonces ambos de alguna forma caminaron a sus respectivas direcciones llegando el punto en el cual ese ente desconocido corrió hacia el Rider lanzando una combinación de golpes bastante ágiles pese al tamaño mantenido por el monstruo logrando acertar todos en un indefenso enemigo que fue fácilmente bloqueado y correspondido mediante movimientos destinados a desorientarlo aún más por su velocidad más antes de un salto con vuelta rápido terminado en una patada directa a la izquierda de Jim empujándolo y de cierto modo alcanzándolo a derribarlo más cerca de una construcción, solo para dirigir a la bestia con su espada a ejecutar unos cuantos cortes en él igualmente violentos con los que logró incluso tirar el Magna visor lejos de su dueño en medio del castigo

- ¡Hahahahahahahaha! el hombre se cree rudo y no puede responder sin un arma, qué lindo!

Brutales y certeros esos ataques provocaron más chispas en la complexión de Zolda llevándolo contra el muro por el cual ese monstruo se acercó instantaneamente tirando su espada en un acto de confianza que fue seguido por que él liberara sus puños de cualquier otro apoyo para entonces dar un gran golpe con su diestra en el abdomen del Rider encaminando a lo principal: con una mano la criatura sujetó el hombro derecho de su blanco apegándolo a la pared, pero con el otro puño empezó a golpear veloz y brutalmente el casco de Zolda o mejor dicho su rostro repetidas veces hasta forzarlo a voltear en la dirección de los ataques, cosa que no detuvo a ese malicioso ser de seguir golpeando el semblante cubierto del soldado con furia solo para luego arrojarlo lejos provocando una caída boca abajo por parte del Rider verde

- Ahhh... si eso no fue liberador...

Otra vez el monstruo caminó en dirección a Zolda entregándole un gran pisotón en la espalda cuando llegó a él posteriormente continuando su camino antes de llevar el mismo pie a la cabeza del Rider oprimiéndola contra el suelo conforme lo restregaba con fuerza y lo soltaba, girando lentamente la vista hacia donde él percibió a la otra contrincante sin mucha precisión, aunque eso no le importó al recoger su arma cargando uno de sus colmillos para entonces lanzar una onda de energía contra los escombros donde Femme se ocultaba detrás haciéndolos estallar, dejándola a plena vista de la figura empezando a ir metódicamente por ella

- Muy bien ya pasamos por el monigote segundón y tú debes de ser... ¿la mujer?. - Cuestionó el monstruo en camino a estar cerca ladeando un poco la cabeza

Dentro de la mira de la criatura Femme ya estaba intentando levantarse y fue pronto que ambos ya estaban cerca para permitirle a la Rider intentar otro ataque siendo sencillamente detenida con el ser sujetando sus dos brazos dejándola expuesta a que éste mismo le diera un fuerte cabezazo seguido de que Anna fuera tomada de su misma capa haciéndola para el frente inmovilizándola como previo de varios rodillazos ejecutados mientras la mujer era envuelta y también lanzada por los aires llegando casi cerca de su compañero en un punto medio, exacto para el monstruo que les dio la cara aproximándose a ellos sin trabajo

- ¡Éstos son los guerreros que habitan la ciudad, los humanos que luchan sus batallas! ciertamente me suena irónico... no me dieron ningún juego interesante o mostraron lo que podían hacer, únicamente lo patéticos que son... - Pronunció la bestia acabando de dar otro par de pasos a metros distante del dúo recargándose luego en su espada. - ¿Cuanto llevan en pelea? me refiero a que, ya no los hacen como antes maldición... exactamente iguales a un tipo que conocí en una bodega, solo que él por lo menos mostró algo de coraje rozando la estupidez a diferencia, no las habilidades parecido a ustedes.

Con poco interés el monstruo volteaba en otras direcciones a la vez que su caminar lo acercó un tanto más a los Riders caídos quienes provocaron en él una sensación de vacío, equiparable a la decepción que se llevó la criatura luego de no encontrar su pelea deseada

- No me sirven... ya no perderé tiempo aquí.



La espada doble de la bestia fue ondeada con una mayor carga de energía fluyendo en ambos filos, pero ésta misma era mucho más potente que cualquiera de las anteriores que hubieran recibido los dos guerreros logrando producir una fuerte pesadez en el campo con un aura casi palpable acumulándose al rededor del monstruo frente a los dos compañeros, convirtiéndose así en los objetivos del ataque definitivo

- Gekido Ryuga...!

Primero el grito de batalla se hizo presente anunciando lo que proseguiría, siendo así que la bestia ejecutó dos cortes diagonales en el aire formando una "X" con el poder acumulado para entonces lanzar esa gran carga de energía hacia los Riders apoyándose de toda su fuerza posible provocando que en cuanto impactara su alrededor también se viera expuesto haciendo explotar algunas de las construcciones cercanas y escombros anteriores que se pulverizaron mientras Anna y Jim se hallaban ahí, aunque esa entidad no quiso permanecer en la zona viendo y únicamente dio vuelta en sentido contrario con intenciones de marcharse paso a paso delante de una polvareda y fuego



- Basura.

En otra parte...

Afuera del centro recreativo el perímetro de la pelea continuaba desolado y a varios metros más de distancia se podía encontrar al grupo de jóvenes guerreros ante otro número vasto de criaturas ésta vez comandadas por un monstruo mayor, uno diferente que podía articular palabras ordenándoles que se acercaran fijando su atención en cada muchacho ahí. Ellos estaban conscientes de que la lucha escalaría en un gran peligro ahora, sin embargo luego de la llamada hecha por el antiguo Rider sobre la situación de las personas transformadas en esas bestias inconscientes todos ellos no tenían ni la fuerza ni el razonamiento para poder actuar ante ese desafío inmediato en forma de sus oponentes, amenazándolos ya cuando los dos nuevos peleadores empezaban a perder su temple de forma distinta junto con el joven fantasma y su compañera

- Ésto... ésto está mal.

Jessica dejó salir unas palabras en un murmullo sintiendo por dentro como el pánico estaba empezando a tomar control de ella provocando que su cuerpo mantuviera una gran tensión al compás de su mente conforme miraba a esos monstruos acercarse libremente, tomando un momento para mirar a su alrededor notando como sus compañeros reaccionaban, siendo Max el primero en adelantarse con toda su frustración dirigida hacia el enemigo justo antes de que Ghost interviniera con un simple gesto, anteponiendo su mano enfrente del chico

- Esperen... - Pronunció el Kamen Rider manteniéndose firme ante Max sin siquiera voltear a verlo, denotando una voz preocupada pero decidida entre la presión de la circunstancia. - Ustedes deben irse de aquí, yo los detendré

El par de amigos en busca de los Eyecons ahora estaban intentando dar con la respuesta de la pelea y Jessica observó a su acompañante deteniendo al otro muchacho quien se notaba por demás molesto, pero eso tampoco haría retroceder al fantasma. Por su parte la chica rápidamente tomó otra de sus granadas especiales para lanzarla ante los monstruos formando una vez más otra barrera transparente por la cual esas bestias batallaron para intentar pasar al otro lado, sirviendo como una distracción oportuna en lo que la discusión se resolvía

- Luis dijo que se trataba de una enfermedad que los convirtió en eso, ustedes no tienen ninguna protección para evitar que suceda lo mismo en caso de contagio y si éstos monstruos de otra clase los vuelven como ellos entonces será peor. Regresen a la base para recuperarse y yo pelearé.

Antes de cualquier otro problema que involucrara al pequeño grupo la joven inventora se apresuró igualmente a llegar en medio de Lily y Max estando cerca de éste último para también convencerlo de lo mismo, ya que con el Rider fantasma tenían una pequeña seguridad de que sería capaz de luchar antes de exponer a los nuevos chicos en una situación tan peligrosa

- Él tiene razón... e-esas criaturas ya significan una gran amenaza de la que difícilmente podríamos salir si nos arriesgamos todos en éste estado; Luis tiene cierta resistencia contra ellos así que podrá luchar, ustedes necesitan volver a la fortaleza. - Agregó Jessica consternada llevando una mano al hombro del moreno intentando calmarlo, notando igualmente que los monstruos por alguna razón estaban más cerca de romper su barrera con la fuerza conjunta dejándoles menos tiempo

Contra el miedo evidente y los minutos acabándose Ghost finalmente volteó hacia Max para verlo una vez antes de caminar despacio en dirección a la joven McKnight visiblemente afectada por lo que sucedió quedándose de rodillas en aquel suelo; el fantasma por lo tanto se acercó a ella inclinándose a su altura para sostenerla un instante en el que Lily pudiera ponerse de pie pese a su llanto escondido detrás de sus manos, las que tomó el chico posteriormente con cuidado sin afán de molestarla mirando de frente su rostro por un instante a diferencia del encuentro previo en el cruce de calles

- Vayan a la base con los demás y nosotros volveremos con ustedes cuando ésto termine, nos quedaremos a luchar... pero prometo que arreglaremos las cosas, créanme. - Ghost dijo atentamente a su contraria sin desviar la mirada

Luego de sus palabras el fantasma soltó ambas manos de la chica retrocediendo un par de pasos antes que Max pudiera alcanzarla una vez que acordaban lo siguiente que harían al tiempo que Jessica utilizaba el comunicador de Facu para informar de la situación con los dos muchachos quienes necesitarían ser guiados de regreso a la fortaleza; paralelamente los monstruos a base de golpes más potentes estaban logrando debilitar los escudos instalados por la chica mirando pronto junto a su compañero lo que sucedía sabiendo que inevitablemente los dos debían dar la cara

- Acompáñalos... yo me voy a quedar. - Ghost dijo con la vista sobre las criaturas conforme las defensas se desgastaban rápido

- Te dije desde que llegamos que no te dejaría solo, encontraré una forma de averiguar más sobre ellos... ésto no empeorará.

El silencio y la protección con la que contaban los jóvenes había terminado al mismo tiempo cuando las bestias rompieron el escudo de Jessica como si se tratara de simple cristal hecho pedazos cayendo frente a los dos compañeros que permanecieron de pie ante su próximo desafío teniendo como primer objetivo asegurar la salida de los otros chicos de la zona para que ellos se ocuparan de los monstruos



- ¡Ustedes dos parecen retadores muy débiles para nosotros, acabaremos más temprano de lo que imaginamos!

Lo único que contestó las amenazas del ser fue la invocación que realizó Ghost llamando nuevamente a su arma con el fin de tenerla inmediatamente lista para el enfrentamiento del que ya no escaparía, por más que aún trataba de mantener a salvo a su amiga



Mientras el filo se alzaba en manos de Kamen Rider Ghost, Jessica tomó por su parte aquella caja negra que tanto cuidaba para poder abrirla revelando así el dispositivo en el que trabajó siendo éste colocado sobre su muñeca izquierda antes que ella sujetara posteriormente el extraño Eyecon rosa también resguardado en el contenedor

STAND BY

A ninguno de los combatientes les importó lo demás corriendo unos contra otros para terminar con el conflicto definitivamente luego del daño que ya estaba causando a la par que los monstruos sínicamente se plantaban confiados desafiando a los dos jóvenes que en determinado instante tuvieron que separarse forzosamente con tal de ir a la pelea. Ghost primero blandió su espada chocando contra los ataques de la bestia color azul en un duelo que ambos revertían intentando encontrar el punto de ventaja que los hiciera sobrepasar a su contrario, aunque no faltaban los demás monstruos acompañando a su líder quienes también fueron afectados por los cortes del fantasma a diferencia del ser más grande, resistiendo y evitando los impactos del Rider pese a que su única ofensiva eran sus puños, o eso le estaba haciendo pensar al otro Luis







Los anuncios de golpes fallidos por parte de Ghost aparecieron rodeando el cuerpo del enemigo causándole cierta confusión al Rider sin hacerla evidente o mostrarla sumido en su propio coraje impulsándolo a seguir la lucha hasta el último extremo; corte tras corte y golpe tras golpe aquella pelea era equitativa en la agilidad y rapidez de ambos peleadores aislados de la calle por la horda de criaturas que rodeaban la escena esperando acabar primero con el fantasma, intentándolo cuando podían solo para ser eliminados con el arma del joven quien atacaba en todas direcciones necesarias accediendo incluso a separar los filos de la espada girándolos con grandes tajos dando como resultado que muchos de los entes del ejército cayeran al suelo destruidos, algunos explotando y otros convirtiendo su físico en un fluido gelatinoso de tono naranja que se deshacía al primer contacto con el suelo entre la ya muy vista estática que los rodeaba. Los esbirros que permanecían con vida eran distanciados a base de patadas de Ghost únicamente interesado en llegar al más grande de sus oponentes en ese momento, uniendo de nuevo el Gan Gun Saber para atacar con más ira y menos técnica paralelamente a que su vista en varios segundos fue a seguir como le fuera posible a su amiga Jessica varios metros lejos de él

- ¡Jessica!

- ¡Luis!

Gritar sus nombres era lo único que los hacía saber como se encontraban ya que Jessica estaba todavía más agitada que el Rider al ser perseguida por las criaturas en uniforme las cuales eran burladas exitosamente por la chica que no planeaba alejarlas mucho del radio del combate pues pensaba en encargarse por su cuenta de la confrontación. Años previos de igualmente prepararse para tener esa velocidad y habilidades que estaba demostrando se veían claramente dar sus frutos en el instante que no solo ella corría o saltaba de maneras impresionantes evadiendo a los agresores sino por igual se daba tiempo de atacarlos tan cuidadosamente como estuviera permitido a fin de no exponerse, así bien comenzó a utilizar su propio equipamiento al ver que una cantidad variada de monstruos estaba delante de su camino sin posibilidad de burlarlos o correr, por lo que Jessica entre su carrera pisó fuertemente sobre la suela de sus zapatos un paso a la vez activando un potenciador capaz de hacer volar a las bestias con una simple patada en el segundo que ella ejecutó su maniobra elevada derribando a los que se oponían a su avance, sin embargo los seres restantes ya estaban llegando cerca por detrás y la joven tuvo que voltear hacia ellos aprovechando el movimiento con tal de liberar más discos pequeños en el suelo que giraron hacia ellos revelándose como explosivos que inclusive destruyeron algunas criaturas en el proceso mientras Jessica buscaba cobertura con tal de usar al fin el Eyecon Rosa siendo interrumpida de modo constante por la llegada de los monstruos

- ¡No dejan de aparecer, parece como si se multiplicaran!

Ghost fue capaz de oír a su compañera entre la agitada pelea extendiéndose por el sitio más próximo al centro recreativo previamente inspeccionado mientras sus pasos y sus ataques permanecían constantes teniendo como único punto fijo al monstruos más poderoso que tampoco retrocedía mirando con algo de curiosidad a su rival bloqueando y devolviendo cada una de sus maniobras al tiempo que sus propios soldados al rededor caían como producto de la intensa confrontación entre Rider y bestia

- ¡Ustedes le hicieron ésto a las personas, muchas acaban de morir!

- ¿Nosotros? ¡Ustedes fueron quienes las mataron a todas!

La respuesta del monstruo solo hizo que la ira del fantasma creciera dentro del intercambio de golpes y movimientos vertiginosos que los dos estaban teniendo con uno de ellos avanzando imparablemente y el otro retrocediendo a la espera de saber qué haría el más joven una vez que éste alcanzara su mayor límite, llevando al otro Luis al extremo en el instante que la hoja del Gan Gun Saber se calentó de tantos ataques terminando por bajar para dar espacio a una serie de patadas y golpes a puño cerrado del Kamen Rider mismos que no consiguieron el resultado deseado por el chico sin dar lugar a una estrategia ofensiva o a la lógica en la urgencia por acabar con esa amenaza frente a él, dejando que la criatura diera un empujón potente que le hizo retroceder como en un acto de levitación proveniente de Ghost aprovechándolo para ponerse de pie firme ante su enemigo ya sin contar con la espada en la mano

- Van a caer de todos modos...

Omega Drive!

En el segundo que la entidad encargada de comandar a los monstruos se percató de lo sucedido Ghost ya había activado su Driver una vez más provocando que toda la energía acumulada en su cuerpo fluyera iluminando las lineas de su armadura como sangre corriendo por sus venas a la vez que se distribuía para realizar su ataque, uno que necesitaba ser veloz y preciso con tal de sobrepasar al rival aún estoico



Lo siguiente comenzó a ocurrir tan rápido como el Rider fue capaz de actuar corriendo hacia el monstruo para entonces saltar e ir canalizando toda esa energía dentro de su sistema directamente hacia su puño que se alzó al aire con intenciones de ejecutar el golpe final en el que tenía esperanzas para terminar con la pelea y así pudieran intentarlo todo con tal de que los habitantes de Angel Grove dejaran de sufrir, sin embargo en el segundo que el joven se postró en las alturas algo lo detuvo arrastrándolo inmediatamente de vuelta en el piso cuando una especie de atadura luminosa en tono rojo cubrió su cintura seguida de que otras más ataran las muñecas de Ghost como por igual sus piernas dejándolo casi de pie sobre un símbolo de aparente naturaleza mágica, pese a que toda la circunstancia de su origen era más sospechosa

- ¡¿Qué rayos son éstas cosas?!. - Cuestionó Ghost alterado mientras el efecto de su ataque pasaba desvaneciéndose, antes de que una sombra más se uniera en aquel terreno muy cercano a la vista de Jessica

- ¡Luis!. - Gritó angustiada la joven observando rápidamente lo que le había pasado a su amigo poco después presenciando la llegada de algo más

- ¡Aranbura...! ya estabas tardando...



- Lo siento mucho... éste viejo pueblo es más grande de lo que parece.

Una nueva forma de vida desconocida hizo su llegada al lugar acompañada de varios monstruos más que vestían túnicas marrones siguiendo con fervor los pasos de su líder aparentemente controlando aquellas ataduras que mantenían inmóvil al Kamen Rider, solo para que entre todas las fieras lo atacaran absteniéndose de cualquier intención que incluyera contenerse frente al muchacho quien recibió toda clase de golpes con las garras de las bestias, con sus armas y hasta con los utensilios de cocina de unos cuantos monstruos, todos ellos dañando al fantasma sin escape dejando en su cuerpo varias chispas provocadas de los impactos, igual de fuertes que los gritos de dolor del muchacho

- ¡Aplasten a éste insecto luminoso!. - Exclamó la criatura roja con blanco levantando su cetro en medio de su especie obediente a continuar con las agresiones dejando que ésta misma se uniera dando varios azotes

La escena del Rider sometido no solo aterraba a Jessica, más que otra cosa la hizo estallar en la misma furia que sostenía su compañero durante la confrontación previa donde no pudo intervenir. Ésta vez la chica no dudó en querer cambiar las cosas encontrando una manera de burlar a sus oponentes actuales con tal de alcanzar desesperadamente a su amigo con tal de ayudarlo, sin embargo no llegó muy lejos cuando el resto de esbirros se opuso como una barrera nuevamente delante de la chica siendo imposible hallar otro escape para llegar a donde pretendía, deteniendo su paso dejando más que fija su mirada en los extraños seres mientras su postura parecía inamovible, solamente con un movimiento de sus brazos que finalmente llevaron ese nuevo Eyecon tan importante para Jessica al interior del brazalete que portaba estando a punto de activar la función que podría cambiar por completo esa lucha

LOADING

- ...

Ninguno de los dos jóvenes fue capaz de ayudarse mutuamente debido a los obstáculos que los separaban al tiempo que el Kamen Rider no paraba de recibir ataques desde todos los frentes ocasionando que sus ataduras desaparecieran pero solo para que su cuerpo diera con el piso de una forma violenta en la que los monstruos permanecieron golpeándolo hasta mandarlo a volar un par de metros más lejos de ellos y de Jessica, provocando la destransformación del fantasma de regreso a su identidad humana en lo que caía rodando por el concreto de la zona

- ¡Ahhh... si piensan que me asustan porque son muchos... deberían considerarlo mejor!. - Respondía con algunas de sus últimas fuerzas el chico intentando levantarse con golpes visibles en el rostro

- Por supuesto que no queremos asustarlos... ¡queremos jugar, y éste juego es únicamente para los más fuertes!. - Gritó el monstruo azul caminando sospechosamente hacia Ghost seguido de su séquito de criaturas mientras el otro ser decidió limitarse a observar. - Pero tenemos un premio de consolación para quienes son como tú...

El ser del sombrero había logrado alcanzar proximidad con el joven y solamente le bastó levantar su mano izquierda delante de la vista de ambos para cargarla también de una energía excesivamente densa que se acumuló en aquella extremidad que rápidamente fue estirada en dirección al joven lanzando así un potente rastro de aquel poder que no tardó en invadir al muchacho quien se quejaba por la sensación de la estática induciéndole dolor hasta caer nuevamente al suelo, llegado el momento en el que la criatura terminó su castigo viendo los resultados en la víctima que comenzaban a notarse a simple vista, aunque había algo más creciendo que la especie recién llegada de modo aislado sabía



Las condiciones del joven ya no eran favorables para la pelea, siendo que en un abrir y cerrar de ojos posterior al último ataque el Driver puesto sobre la cintura de Luis desapareció involuntariamente como si se quebrara en varios fragmentos luminosos dejando su cuerpo que resentía grandes descargas y estática como la que sus compañeros vieron en los cuerpos de algunas criaturas como por igual de personas aparentemente afectadas. No obstante Luis estaba dispuesto a reincorporarse pese al dolor a la vista de todos sus adversarios que atestiguaron como él, con un esfuerzo significativo quería ponerse de pie con el Eyecon perteneciente a su alma en mano; el muchacho entonces lo apretaba para causar que funcionara pero inesperadamente no podía por más veces que quiso intentarlo, el botón de la esfera se podía sentir duro e incapaz de moverse similar a si algo estuviera atascándolo ante la sorpresa del chico

- ¿Qué...? vamos, responde ya... - Decía para si mismo el joven frustrado arrodillándose frente a los monstruos que le respondieron con una burla común evidenciando la situación en la que estaba, sin tener ya otro motivo que se opusiera a su misión principal

Fácilmente los monstruos pudieron haber aprovechado ese instante para ejecutar su maniobra final en un maltrecho y agotado Rider que ya no tenía fortaleza para ponerse de pie o siquiera para resistir el dolor a través de su cuerpo; los adversarios caminaban en su dirección con planes de proseguir todavía con el castigo hasta que a los ojos de Luis un haz de luz borroso pero con un intenso brillo rozado llegó delante suyo interponiéndose entre las criaturas y él comenzando el retroceso de aquellos enemigos en la zona. De esa misma estela luminosa una silueta emergió para llegar con el chico quien ya entrecerraba los ojos pudiendo tan solo percibir como lo cargaban en un acto que lo hizo desaparecer de la ubicación lo más rápido posible, aunque él ya había perdido la consciencia mucho antes de ese punto

- No... espera...

2024

Al interior del parque donde ambos super humanos en traje se hallaban platicando luego de revelar su sorpresiva conexión al poseer gemas de la misma naturaleza, el silencio seguía prevaleciendo por un segundo único, mismo que fue suficiente para que algo más inundara el ambiente sobre la tierra árida y desalojada que se detuvo junto con cualquier aceleración en el tiempo frenada por una densa capa similar a la neblina con un aura púrpura, tan pesada e invasiva que dicha energía era casi palpable en medio del sitio que alojó a esas dos personas que instantáneamente recibieron una sorpresa puesto que la nuca del joven McKnight fue encañonada con un arma que alguien apuntaba de manera firme detrás de él, dejando oír sin pasar mucho tiempo una voz bastante familiar para Facu proveniente del responsable

OST:

<a href="https://www.youtube.com/watch?v=VtGegXStHTk" target="_blank">http://www.youtube.com/watch?v=VtGegXStHTk</a>

- Cuanto tiempo sin verte por aquí... mejor dicho, nunca te vi por éstos lugares.

La super aceleración pesada era un fenómeno más potente que la congelación regular de los Roidmudes que solo pocos seres artificiales de la misma especie podían provocar, siendo exactamente dos las únicas criaturas capaces de provocar una ralentización capaz de inmovilizar absolutamente todo con la fuerza suficiente para incluso desintegrar objetos pequeños; así que ésto para cualquier otra persona o ser vivo significaba la perdida total de movimiento libre dentro del campo, pero para Facundo era un suceso más grave que sus peleas pasadas contra Roidmudes ya que de ser veloz pasó a tener una rapidez igual a un ser común sin aceleración pesada de por medio. Con eso habiendo sucedido, el muchacho nada más podía contar con sus habilidades de pelea naturales en cuanto le diera la cara al Roidmude Proto-Zero también conocido como Chaser, aunque el mayor de los dos ni siquiera necesitó de su arma para comenzar el enfrentamiento con un inexperto Facundo bajo su propio juicio, ya que los golpes que pudiera lanzar eran fácilmente esquivados o detenidos de la mano del ejecutor quien sujetó primero la muñeca derecha del Ranger atrayéndolo hacia él para dejar caer una gran patada en la zona media del joven seguida por un codazo que casi llevó al piso a Facu de no ser por que Chaser retrocedió un paso de su dirección con tal de descubrir qué haría el otro chico, sin darle tanto tiempo con el fin de derribarlo velozmente barriendo su equilibrio con los pies

- Ninguno de los dos pertenece aquí... ésto ya es tierra de nadie y solo están exponiéndose por su propia estupidez. - Comentó seriamente el doble del oficial Sandoval mirando desde lo alto a Facundo y luego a la recién llegada. - ¿Quien es la amateur? lleva un disfraz de festival de colegio... luce de mi tipo pero a éstas alturas eso ya es irrelevante.

A pesar de las preguntas que realizara el Roidmude no tenía pensado hacer plática o algo parecido en cuanto se plantó en el parque viendo como el joven McKnight trataba de volver siendo de nueva cuenta burlado por el ejecutor dándose prisa en atraparlo para torcer uno de sus brazos y someterlo dejando al final una patada en la espalda de Facundo que lo alejó de Chaser aún sujetando la Break Gunner llevando a la misma un Viral Core de tono dorado con una cuchilla en la punta

TUNE: RHINO

<a href="https://www.youtube.com/watch?v=awA8IzMAD4Y" target="_blank">http://www.youtube.com/watch?v=awA8IzMAD4Y</a>

Delante de Facu el ejecutor insertó el auto con la cuchilla en su arma para luego mantener presionado el cañón con esa misma expresión fría esperando al momento en que concretara su cambio y el brazo que portaba la Break Gunner se extendiera liberando las partes del "verdadero" cuerpo del Roidmude evolucionado

SUPER

BREAK UP




- Les evitaré que otros los arrastren por el suelo... yo mismo lo haré.

Con el impulso momentáneo de su lado después de haberse transformado Chou Mashin Chaser caminó seguro hacia Facu previendo sus movimientos posteriores en caso de que el chico tomara como alternativa contraatacar al ejecutor, aunque eso no era de importancia para el Roidmude avanzando de todas formas en dirección al héroe evadiendo todos sus golpes hasta tener la suficiente cercanía con la cual llegaron los primeros golpes más potentes de la criatura suficientes para despojar de su equilibrio a quien fuera, concentrándolos más que nada en el abdomen del muchacho dándose tiempo de cargar una derecha directa hacia su rostro con la que derribó a McKnight

- Tu propia defensa es inútil... no hubieras durado nada contra los otros.

Inmediatamente luego de esas palabras Chaser utilizó la Break Gunner para disparar en repetidas ocasiones hacia el suelo donde se hallaba el joven, pero esos ataques no fueron dirigidos propiamente a Facundo sino que chocaron a su alrededor a modo de amedrentarlo, sin rastro de que el Roidmude tuviera en mente parar aumentando poco a poco sus acciones mientras todo lo demás continuaba suspendido en aquella parálisis

- Demuestra que puedes sobrevivir y lo harás... de lo contrario tendré todo el gusto de aplastar ese rostro que pide a gritos que lo golpeen. - Decía Mashin Chaser sin dejar de apuntar hacia Facu en un punto no muy distanciado

Actualidad

La parte central de la base subterránea donde operaba el recién formado equipo de guerreros ya no albergaba más al oficial Sandoval mientras éste se alejaba arrastrando sus propios pasos con destino al taller en el que lo esperaba como primera imagen el Drive Driver con aquella pantalla negra y apagada que no volvía en si pese a las constantes atenciones de la inteligencia artificial en las instalaciones. La mirada de Luis no tenía rumbo fijo aparente pero si se mantenía centrada, siempre centrada durante su trayecto al fondo del espacio en el que se percató de la pequeña mesa delante suyo a lado de otro mueble metálico sosteniendo una especie de bulbo de luz, o mejor dicho un proyector de la misma naturaleza holográfica constante en el sistema de la fortaleza

- Computadora... análisis programado en el taller C-37.

>> Solicitando análisis programado para taller C-37. Comenzando proceso.

El escritorio próximo que obtuvo la atención de Luis reveló en la superficie un pequeño espacio horizontal que podía parecer más una película polarizada en tono transparente como si se tratara de otro material menos rígido, teniendo a pocos centímetros de distancia por igual unos cuantos aditamentos salidos desde un compartimento que guardaba un estuche de algodón con alcohol y una lanceta de menor tamaño, siendo luego tomadas por el joven hombre que limpió con el alcohol su dedo índice derecho antes de usar la lanceta dando un piquete sobre la zona presionando cerca de la misma una vez terminado todo lo anterior para obtener una sola gota de sangre que colocara después en la superficie polarizada entregando la muestra que necesitaba el análisis hecho por la computadora, mostrando el resultado en un holograma delante del oficial

>> 380 mg/dl En glucosa en sangre y aumentando

Se recomienda la administración de insulina prescrita.


Al mirar el resultado de su prueba ante sus ojos Luis con el mismo semblante caminó despacio a un refrigerador en el taller de donde sacó un cartucho de insulina en forma de pluma que cargaba con él desde antes que se instalara en la base para así aplicarse la dosis que todos los días era necesaria para él, descubriendo por breves instantes su abdomen suministrando ahí las unidades de la sustancia en forma de inyección hasta que completó el proceso sin sentir molestias o dolor, ciertamente tratándose de algo con lo que trataba desde hace ya mucho tiempo

- Mantenme informado de la situación general mediante la comunicación.

Esa última orden cerró cualquier otro comentario de Luis quien se dispuso a recoger lo que había utilizado en el taller previamente a dejarlo y caminar bajo su ritmo por el sector central de la base en ruta a los otros pasillos que dirigían a más ascensos y pisos del complejo por los cuales arribó a los dormitorios y habitaciones recorriendo los mismos no muy diferente a como lo realizó la primera vez. Sus pasos eran huecos, retumbaban como la única presencia en el sitio terminando al fondo del corredor en el que se ubicaba el cuarto anteriormente ocupado por Luis entrando luego de todos los instantes transcurridos para el resto de las personas involucradas y para él mismo, a pesar de que su andar tenía muy en el fondo la intención de apartarse no únicamente del puesto que le correspondió al hombre sino también dentro de algún sentido de la realidad responsable de sofocar por completo a Luis que fue hacia el baño al tiempo que se despojaba de algunas prendas mojadas aún sobre él



Llegando cerca de la ducha el joven hombre se acercó primero al lavabo sin siquiera ver su reflejo en el espejo frente a él ya que cuidadosamente comenzó a retirarse uno a uno los lentes de contacto que portaba, una solución que utilizó durante bastante tiempo para dejar sus viejas gafas durante los años que precedieron a su reencuentro con la vida que pensó había dejado atrás. No demoró mucho en desvestirse finalmente para abrir la regadera comenzando su baño más por inercia que por decisión consciente, de las que no sentía ser capaz de afrontar por ese momento en el que absolutamente todo se había derrumbado metafórica y literalmente para su persona y el resto de la ciudad en las horas más pesadas que jamás enfrentó desde la tragedia que arrebató cualquier cosa preciada de las vidas de los jóvenes guerreros

- "Tienes qué regresar"...

Agua cayendo sobre el cuerpo expuesto del antiguo Rider era lo que él escuchaba en el exterior gota tras gota desde la regadera que acumulaba calor mediante los vapores rodeando a Luis haciéndole llegar el aroma del jabón con el que intentaba quitarse de encima los errores que cometió la madrugada del día actual; así luego del cúmulo de emociones saturadas en su percepción solo quedó una respiración lenta y tranquila con una mente casi en blanco sin saber a donde ir... atascada mientras un cansado Luis recargaba sus brazos cruzados en la pared cerrando los ojos a la par del agua cayendo sobre su espalda, deteniendo el bullicio rodeándolo para detenerse a oír sus propios pensamientos retumbando todavía como campanas, sin saber a cual ir primero entre la lista de cosas que lo motivaban a retroceder

Flashback

Costó mucho esfuerzo por parte de Luis levantarse del suelo al poco rato que recibió al agente de la junta arqueológica con el encargo de asegurar el artefacto que originaba la señal de energía elevada y posteriormente ocurriera la revelación que tomó fuera de guardia a todos en el grupo de un segundo para otro tal como era. Al estar de pie nuevamente la voluntad del oficial pareció desvanecerse junto con el enfoque de su vista bajando al suelo sin ganas de absolutamente nada; su propia conciencia y pensamiento estaban enredados por igual sin dejarle procesar lo que vio, lo que oyó y lo que él pensaba hicieron juntos entre la catástrofe que vivía el pueblo, callando su voz interna pero no los otros destellos de memoria que no paraban al llegar, o al menos eso pensaba

- Luis

- Pana...

- Tienes qué regresar

Pintaba para un caso irónico pero el joven hombre permanecía escuchando voces a su alrededor; ya no sabía si se trataba de algo latente o de su pérdida de lucidez ante la verdad que lo había impactado, pero lo cierto era que no quiso quedarse quieto en un solo lugar tras los ruidos que lo guiaban a rodear la gran interfaz del salón al tiempo que su respiración se agitaba, algo de sudor recorría su frente y su semblante daba todas las señas de la necesidad que sentía por apresurarse a encontrar una explicación, cualquier detalle por más mínimo que fuera solo con ser capaz de regresarle la cordura momentánea o el norte de la situación

- Díganme si están ahí... ¡Solo díganlo de una vez!

Apurado Luis rodeó la estructura circular del nivel más alto del salón viendo la entrada directa a otro pasillo gritando con fuerza su pregunta logrando un eco que recorrió prácticamente todo su entorno sin pensarlo siquiera, pero eso mismo hizo al joven hombre verse y escucharse para que algo de su calma regresara en el momento que se dio cuenta de lo que hacía como tratándose de un completo extraño. Esas sombras invisibles no dejaban de postrarse muy cerca suyo pero lo anterior estaba empezando a despertar a Luis quien retrocedió un poco mirando el entorno de la fortaleza oyendo no muy lejos ruido de voces y explosiones provenientes de la computadora captando lo que sucedía con los Riders y otros jóvenes en las calles necesitando auxilio inmediato

- Las tropas militares tienen problemas para seguir avanzando en tierra, prácticamente todas las vías de transporte se encuentran bloqueadas, no podemos acceder a las zonas de riesgo.

Entre los análisis de la situación en la ciudad y los comunicados por parte de las movilizaciones de apoyo la interfaz de la fortaleza consiguió comunicarse de nuevo con BOARD para mantenerse al tanto de la situación desde ambos frentes informando que ya estaban enterados del caso con el ejército, pero los agentes especiales igual se hallaban entrando a la escena ayudando con lo que pudieran, y eso no lo dejó pasar el oficial en cuanto pudo hablar con el director nuevamente luego de saber la emergencia con los civiles

- Escucha ya no hay tiempo, necesito que mandes a varias de tus unidades al punto donde se encuentran peleando todos los que somos en el equipo, quiero que los traigan de regreso inmediatamente y que no descuiden a los pacientes civiles que aún estén a salvo o puedan entrar a monitoreo. No me importa si se trata de Facundo, de Jim o de cualquier otra persona que pueda mostrar una negativa, quiero a todos ellos reunidos aquí pero ya, también necesitaremos ayuda dentro de la base con las contingencias que puedan venir. - Dijo Sandoval frente a las computadoras comunicándole seriamente al director de la organización su petición

- Entendido, también trataremos de encargarnos de la gente que aún permanece afuera exponiéndose en pleno ataque... nosotros también estamos evaluando el estado de las mutaciones.

- ... Ahora solo necesito que nos ayuden trayendo aquí a los muchachos, ya no vamos a ponerlos en riesgo por el momento.

Ya fuese que la llamada se tornara muy apresurada o tensa bajo las circunstancias actuales ambos hombres comprendían perfectamente los sentimientos que sostenían ya que de hecho los dos pasaron cosas muy similares pese a la diferencia de tiempo en que se involucraron con esos asuntos en la ciudad. Así, prácticamente todas las unidades especiales de BOARD se dispusieron a salir de las instalaciones en camino a abarcar la ciudad entera con las precauciones debidas a fin de no solo dar apoyo a los civiles sino también a los héroes que debían regresar a los cuarteles posteriormente a las duras peleas que enfrentaban cada uno

- No podemos hacer nada para salvarlos.
A no ser que nos caiga una cura milagrosa en la puta cabeza, cual cagada de paloma, vamos a tener que eliminar la amenaza. Las vidas de pocos por el bien de muchos. Puede ser que no les guste, y los invito a pelear conmigo luego de esta situación, pero por ahora, voy a hacer mi mejor esfuerzo por proteger a los civiles que si podemos salvar. Corto y fuera.


Al exterior del gimnasio afectado el monstruo mayor quien comandó el ataque a ese lugar y a los involucrados tratando de protegerlo ya no sabía qué hacer cuando notó que sus tropas, por más ventaja que tuvieran se hallaban superadas en instantes por los jóvenes peleando también ahí, llevándolo a disparar las municiones integradas a su cuerpo con único motivo de liberar su frustración en camino a quedar próximo al sitio del enfrentamiento

- ¡Esos inútiles ya tardaron mucho en volver, yo mismo tendré que ocuparme de limpiar el juego!

Pesadamente la criatura se desplazó en medio de la calle que debía cruzar para llegar al gimnasio, pero repentinamente algo pareció hacerse presente de modo fugaz empujándolo con la fuerza de un remolino lo suficientemente fuerte para dejarlo caer al suelo tras el impacto equivalente a un golpe que llenó la ira del ser intentando levantarse oyendo a la postre el sonido de un motor alejarse por la misma dirección

- ¡¿Qué fue eso? de donde vino para llenarlo de hoyos con mis balas!

El monstruo se preguntaba la naturaleza del incidente mas no se percató tan rápido de un rastro dejado por el mismo, lo que notó varios segundos después al ver donde se hallaba parado bajando su vista directo al camino



Pétalos de rosas, regados por el asfalto permanecían ahí de modo diferente al ataque realizado por el hechicero y sin duda mantenían una naturaleza distinta, pero aún así lo que pasó no dejaba de desconcertar al monstruo todavía buscando encontrar a sus objetivos y a sus soldados por igual, sin saber lo que hallaría en caso de lograrlo o de haber perdido tiempo si es que los hombres de la otra organización se llevaron de vuelta a los chicos

Tiempo presente

Base subterránea


Luis había terminando de bañarse disponiéndose a vestirse cambiando su ropa mojada del día anterior, eligiendo de nuevo un traje y una corbata de distinto color a la que no le prestó demasiada atención por la impaciencia de buscar salir al nivel principal del cuartel ya que ahí estaría el mayor movimiento de esos minutos en adelante. El mayor una vez listo salió encaminado al salón central en el que ya empezaban a circular los agentes de BOARD y el oficial estaría por recibir a los primeros jóvenes que regresaban.

- Trasládenlo con cuidado, su estado es muy inestable pero apenas comenzó a mostrar síntomas.

Escuchando hablar a un par de hombres Luis notó como el muchacho fantasma era llevado por los pasillos de la base en una camilla donde se mantenía recostado pero algo inquieto como si presentara un cuadro de fiebre, misma que los agentes buscaban contener con la distancia necesaria y los cuidados que pudieran permitirles saber qué hacer, acercándose luego a Sandoval con quien hablaron sobre el asunto

- Uno de sus compañeros está presentando los mismos síntomas de las personas atendidas en los centros de salud, parece que aún no alcanza el punto crítico pero si se encuentra sufriendo una buena cantidad de estrés por lo que muestra la lectura de su pulso. Aún no conocemos la naturaleza de la enfermedad o del malestar que le provocó estar presente en esa lucha, no sugeriríamos que el resto esté en contacto con él al menos hasta que pueda estabilizarse, esperamos indicaciones más específicas para que nos diga donde seguir cuidándolo.

- Gracias por traerlo... si bien desconocemos el origen de éstas afecciones hay que actuar rápido para que no suceda lo que ya hemos visto con los otros enfermos, podría haber un cambio distinto en su persona teniendo en cuenta su condición así que lo dejaremos bajo la supervisión de su equipo... pueden trasladarlo cuatro pisos más abajo en el nivel de atenciones intensivas especializado en tratar casos que pudieran involucrar un alto riesgo de contagio en diversos tipos, pero nuestra inteligencia artificial los guiará, pasen por favor.

Tratando de luchar contra la propia angustia de mirar así a uno de sus seres más cercanos por la relación de compañerismo que habían mantenido ambos años atrás el joven hombre hizo lo necesario para atender a los agentes recién llegados que irían brindando el apoyo suficiente dentro de la fortaleza mientras los otros jóvenes regresaban, sin embargo precisamente a la espera de lo mismo Luis entonces miró entrar a Jessica quien lo alcanzó al tiempo que él notaba el brazalete que portó junto con el Eyecon todavía sin quitarlo, aunque la joven no articuló ninguna palabra hasta llegar con el oficial mostrando una expresión visiblemente angustiada y sus ojos la evidenciaron al estar un poco llorosos antes de que los dos trataran de calmarse,  cuando ella no pudo evitar abrazar por mero reflejo al contrario pretendiendo a toda costa evitar desmoronarse

- Quise evitarlo... intenté luchar para llegar a él pero no pude. - Decía Jessica en un tono muy bajo cerca del oficial que no tenía un ánimo demasiado diferente aún así estando abierto a tranquilizarla

- Hiciste lo que fue posible y lograron salir de ahí... Muchas gracias Jessica. - Contestó Luis mientras ambos iban quedando de frente observándose en medio de la base con el movimiento empezando a aumentar, poco antes de que las dos miradas pasaran a la computadora donde seguía estudiándose la catástrofe a lo largo de Angel Grove
THE HERO - THE DREAMER - THE MAN




Pueden abrir el spoiler si gustan

Spoiler

Los invito a que pasen a Henshin Latinoamérica: La única pagina de Facebook en español dedicada 100% a Kamen Rider, los esperamos :D
https://www.facebook.com/HenshinLatino
[close]

Desconectado Diegodzilla



  • Shadow-Rangers

  • *

  • Puntos: 643
  • Mensajes: 18099
  • cl

  • Sexo: Masculino
Re:Reencuentros
« Respuesta #211 : 01 de abril de 2018, 12:18:46 pm »


Solo habían quedado restos. Restos de la calle, la acera y los vehículos reducidos a escombros por la breve, pero brutal pelea que había ocurrido hace unos instantes. Otros restos que se podían encontrar eran de los edificios que habían rodeado el encuentro e incluso habían sido parte del castigo que recibieron los Riders. La escena de la destrucción solo estaba cubierta por una capa de llamas y partículas carbonizadas que habían quedado por los ataques más poderosos de los combatientes: armas de fuego y el ataque final del monstruo, ese que no había sido visto anteriormente por los héroes y que demostró ser más fuerte que ellos, en gran medida. Entre todos los escombros, se encontraban Anna y Jim, debilitados por los ataques de su enemigo y postrados en el piso. El joven estaba echado con la espalda abajo, respirando fuertemente y haciendo esfuerzos para levantarse, sin lograr nada, por su parte Anna estaba tratando de ponerse de pie con ayuda de sus brazos, sin lograr mucho tampoco.

- Ese sujeto... ¿De dónde ha salido? - Preguntó Jim, apenas si pudiendo moverse.

- Eso no importa, sigue libre. - Respondió Anna, al fin poniéndose de pie y apoyándose en escombros que habían quedado a un lado. - Hay que detenerlo, pero... nosotros no somos capaces de eso, no estamos ni cerca.

- Al demonio con él... - Jim intentaba levantarse, pero sus esfuerzos eran en vano.

Después del breve intercambio, ambos se quedaron en silencio, tratando de recuperarse del desgaste, pero la batalla había sido demasiado intensa y habían recibido ataques muy fuertes que los habían dejado deshabilitados, al menos por el momento.

Un gran silencio llegó luego de un rato, no había nadie en la calle, no se sentían más monstruos cerca y pareció como si hubiera llegado la paz en el lugar que los dos Riders estaban. Jim se relajó, se tomó un respiro ahora que no había nada que los molestase ni tratara de matarlos y pudo arreglárselas para arrastrarse a un lado y apoyar la espalda en algo que no fuera el suelo frío y destrozado. En el fondo, valoraba poder descansar así en un momento como ese y poder olvidarse de todo lo demás por un segundo, algo que no había podido hacer el día anterior y era mejor tenerlo ahora, que las cosas pintaban más feas para ellos. Anna en cambio, trató de comunicarse con la base y recibió el mensaje de que iban a buscarlos la gente de BOARD, para llevárselos de vuelta. Era algo necesario en un momento así, con enemigos más fuertes apareciendo a cada segundo y con el descubrimiento de que los monstruos eran en realidad personas transformadas.

- Oye, vendrán a buscarnos en cualquier momento así que mejor levántate. - Le dijo Anna a Jim, que seguía en el suelo, tratando de recuperarse.

- ¿Nos van a llevar de vuelta? Supongo que tiene que ver con ese sujeto de recién. - Dijo Jim.

- Tal vez. Aún así me preocupa que no haya nadie de nosotros acá afuera, aunque ya gran parte de las personas ha sido puesta a salvo. - Respondió ella. - Espera, veo algo… - La chica se asomó sobre lo que quedaba del muro de un edificio.

- ¿Qué pasa?

- Creo que vi algo moverse… Olvídalo, solo deben ser los escombros estos. - Se puso a pensar por un momento en como había quedado ese lugar, y que muchos otros lugares de la ciudad también habían quedado así, o peor.

Sus pensamientos le distrajeron de lo que en un principio le llevó a fijarse en eso, los escombros se movían, algo había ahí. Las rocas se desmoronaron mientras algo salió de entre estas en dirección a Anna. Ella alcanzó a darse cuenta los suficientemente rápido como para retroceder antes de que se acercara a ella. Eran más criaturas que volvían a aparecer, rodeando el área de ambos Riders.

- ¡Jim, cuidado! - Avisó ella a su compañero, quien apenas podía moverse.

Este usó todas sus fuerzas para tratar de levantarse y agruparse con Anna, quien le ayudó a él a ponerse de pie rápidamente. De un momento a otro, ambos pudieron ver como eran rodeados por aquellos monstruos, tal como ya había sucedido varias veces, solo que ahora no tenían sus poderes, y no estaban en condiciones de pelear. Jim sacó un revólver que llevaba en su chamarra, le sacó el seguro y con bastante esfuerzo fue capaz de apuntar al monstruo que estaba más cerca de él, aquél que estaba enfrente de los dos. No tardó en disparar, pero la bala siguió de largo, sin impactar al monstruo, del cual salió un pequeño destello azul con la palabra “miss” en él. Anna, un poco afectada por el potente ruido del disparo, intentó sacar su teléfono o algo con una superficie reflectante, pero ya era tarde. Los monstruos estaban ahí. Esa imagen se quedó congelada en su cabeza, en su percepción, las asquerosas criaturas alzando sus manos frente a ellos, ella congelada, sin poder hacer nada al respecto, pensó que todo se había acabado ahí. No fue lo suficientemente rápida para reaccionar. Se había quedado sin tiempo.

Cerró los ojos y solo pudo escuchar un ruido. No alcanzó a notar que era, tal vez Jim había disparado de nuevo, o los monstruos le habían atacado a él primero ya que estaba armado. Abrió los ojos y notó que aquellos monstruos que hace un segundo estaban más cerca de ellos, habían desaparecido. No, estaban en el suelo, algo les había atacado. Trató de mirar en otras direcciones, y pudo notar un destello rojo golpeando a un par de enemigos. Pensó que era Facundo que había llegado, pero se dio cuenta de quien realmente era una vez se detuvo para protegerla a ella y a Jim de los ataques enemigos.

- ¿Se encuentran bien? - Preguntó, frente a ellos, pero dándoles la espalda.



Aquel Ranger juntó sus armas por el mango y no tardó en golpear velozmente a otro enemigo.  Sujetó su arma con ambas manos y tomó una postura defensiva, su objetivo era proteger a ambos Riders de las criaturas y ponerlos a salvo lo antes posible. Ahora esperó a que los enemigos atacaran para responder, cuando uno de estos corría hacia ellos o les saltaba encima, este los eliminaba con un veloz y preciso golpe que los sacaba del lugar. Los monstruos se mostraron más enfurecidos con la llegada del Ranger, por lo que decidieron atacar en conjunto para acabar con él. Este se mostró más a la ofensiva y ahora atacaba antes de que estos pudieran hacerle algo a él. Notó como la atención de los monstruos ya no estaba puesta en Anna y Jim, por lo que decidió tomar un acercamiento más agresivo a la situación. Volvió a separar sus sables y se tomó un segundo para observar la situación y ver donde estaba cada uno de sus enemigos.  Después de eso, ya no estaba ahí, se había movido a una altísima velocidad, quedando detrás del grupo y así alejándolos de los Riders. Ya puesto en posición, fue con todo en contra de los monstruos y comenzó una seguidilla de ataques que estos apenas podían notar o hacer algo al respecto. Comenzó con cortes simples, dejando fuera a algunos rápidamente, luego utilizó su velocidad para propinar ataque s más devastadores, moviéndose entre ellos. Saltó hacia una pared de escombros y ahí se impulsó con fuerza para soltar un poderoso corte que sacó volando a uno de los monstruos, luego empezando a atacar a múltiples objetivos al mismo tiempo con sus dos armas. Su increíble velocidad, combinada con la capacidad de predecir los movimientos de sus enemigos, le permitía atacar sin sufrir un contraataque de parte de ellos.

Frente a esta situación, más monstruos aparecieron, una última oleada. Este gran número empezaba a sofocar al Ranger, el espacio para moverse se reducía y el agotamiento empezaba a hacerse presente, una parte de él ya estaba cediendo y no parecía poder aguantar mucho más. Un grupo de monstruos se abalanzó sobre él y lo azotaron son sus poderosos golpes, los que fueron bloqueados con mucho esfuerzo por el Ranger, quien estaba quedando debajo de estos, mientras más enemigos se acercaban a él. Un dolor punzante en su espalda, le estaba haciendo ceder contra los ataques, era un dolor paralizante que empezaba a quebrar la fuerza de sus hombros, sus brazos y sus piernas, no podía seguir resistiendo.

Anna se dio cuenta de aquella escena y le quitó el revólver de la mano a Jim, con la esperanza de poder ayudarlo. Su mano le temblaba, pero no le detuvo de apuntar contra los enemigos. No sabía si iba a servir de algo, pero no podía hacer mucho más al respecto. Presionó el gatillo del arma y una gran explosión azotó a los enemigos, a una distancia que los mandó a volar a ellos, pero no afectó al Red Ranger. Una silueta estaba sobre uno de los edificios y saltó hacia donde estaban los demás.



- Lamento la demora. Habían otros allá atrás molestándome. ¿Te encuentras bien, Ian? - Le preguntó la Ranger al otro.

- Si, no te preocupes, Bianca. Muchas gracias. - Juntó nuevamente los sables y ambos se reincorporaron, con Jim y Anna.

Ahora que los cuatro se encontraban juntos, los enemigos fueron juntos en contra de ellos, pero el poder combinado de ambos Rangers era más grande y juntos fueron capaces de repelerlos y acabar con ellos eficazmente, con el Red Ranger atacando a los que se encontraban cerca, sacándolos del perímetro y la Pink Ranger acabando con ellos con su cañón. Ya cuando todas las criaturas se habían ido o habían muerto, el rojo se dirigió a los Riders, sin saber que los eran, para tratar de llevarlos a un lugar más seguro.

- Bueno, este lugar ya está asegurado. Ahora los llevaremos a un lugar seguro. - Dijo él, para luego mirar varios datos en su morpher.

- Lo siento, pero no podemos hacer eso. Tenemos otro lugar al que ir ahora mismo. - Respondió la chica, apuntando con el dedo a una aeronave que venía acercándose.

- Un momento… - El Ranger se detuvo a ver con atención el vehículo, reconociendo a quienes pertenecía. – BOARD… Eso significa…- Colocó su mano en su mentón, pensando en lo que eso significaba, miró a su compañera un segundo y luego a los otros dos, se acordó de una cierta persona, tal vez esa persona sabía la respuesta. - Entonces, ¿ustedes son…?

- Si, somos Kamen Riders. - Dijo Anna. - Tuvimos un percance, ya vez como quedó este lugar. Gracias por la ayuda, pero ya debemos irnos. - La chica y Jim se fueron caminando en dirección a la aeronave, la que ya se había estacionado y había abierto sus compuertas, de las que salieron varios hombres para asistirlos.

- ¡Espera! Déjanos ir por favor. - Dijo él. - Podemos ser de ayuda, además… - Volvió a mirar a su compañera. - Hay algo que debemos saber, por favor déjennos ir.

- No le veo el problema. - Dijo Jim levantando los hombros.

- A él no le importa, no debería haber ningún inconveniente, ¿no? - Dijo la Ranger.

- Es verdad, ya demostraron que pueden ayudarnos. Vamos.

Los cuatro se subieron a la aeronave y partieron en dirección a la base. Jim se echó en uno de los asientos y trató de seguir su interrumpido descanso. Ambos Rangers, por su parte, salieron de su transformación, dejando ver sus apariencias a los demás.





- Me presento, soy Bianca. - Dijo la chica, estirando la mano, siendo estrechada por la otra. - Este es Ian. - El chico hizo lo mismo que ella, con una leve sonrisa.

- Yo soy Anna, un gusto. Ese es Jim- Dijo apuntándolo. - Como verán, nos dieron una fuerte paliza, vamos a agruparnos con los demás porque al parecer la cosa se está saliendo de control. - Muchas cosas estaban pasando, pero no quería soltar todo de inmediato a ambos chicos, no quería que se vieran afectados como ella, pensaba que era mejor que supieran las cosas con tiempo, como lo que eran esos monstruos, o la muerte de otro héroe.

- Si, con el ataque de ayer, esto nunca había pasado en esta ciudad, no a esta escala. - Dijo Bianca, luego mirando a Ian, quien estaba sentado, observando las luces de su Morpher.

Luego de varios minutos, llegaron a la base. La nave entró por un puerto y una vez que salieron, fueron dirigidos al centro de mando de la base, atravesando los pasillos de las instalaciones. Los dos Rangers estaban impresionados por las dimensiones del lugar, nunca habían visto algo así, bueno, no de esta época. Cuando llegaron al centro de mando, se vieron aún más impresionados, el lugar estaba lleno de pantallas y computadoras, pero algo más llamó la atención de uno, de Ian.

El chico corrió hacia lo que parecía la computadora principal, pero no por esta, si no por las personas, por una persona que estaba ahí. Se cruzó en medio de Jessica y se puso frente a Luis, se veía distinto, estaba cambiado, pero lo reconocía, sabía que era él y él sabía la respuesta que Ian buscaba.

- A-Algo le pasó a Nolo… - Dijo agitado. No estaba seguro si debía decirlo así o si estaba bien decirlo. No sabía si era una pregunta o no, sonó como un aviso, no estaba seguro. No estaba seguro si de verdad algo le había pasado, tal vez solo quería aclarar su duda, ojalá no le hubiese pasado nada. Bianca había llegado detrás de él, tenía miedo, casi tanto como él. Esperaba lo peor, pero debía saber la verdad y ellos sabían lo que estaba pasando.

Desconectado Fackunator



  • Shadow-Rangers

  • *

  • Puntos: 795
  • Mensajes: 11121
  • ar

  • Sexo: Masculino

  • Outta Nowhere!

    • fackunator
    • loquenderospaw046
Re:Reencuentros
« Respuesta #212 : 26 de mayo de 2018, 01:27:46 am »
La pelea en el gimnasio se estaba haciendo extensa y cansina para nuestro querido velocista adolescente quien a los pocos momentos empezó a experimentar los signos de la fatiga que conllevaba el sobreuso de sus poderes por un periodo de tiempo extendido sin comer. Sus niveles de glucosa estaban bajos y eso le estaba causando lo mismo que le ocurre a un corredor profesional tras correr mucho tiempo bajo el sol. Normalmente podía usar su velocidad por medio día al menos sin haber comido nada, pero el vano intento de llamar la atención de Luis haciendo un descargo de su propia energía lo había drenado bastante y Nicholas, su único suplemento de comida cercano, estaba ahora muy ocupado accediendo a los poderes de la magia negra causado por su ira.

- Alguien debería controlar su enojo -dijo quien casi asesina al ex novio de su hermana hace no más de unas horas gracias a un ataque de ira. - Nicholas, no voy a poder aguantar mucho más así... -le quedaba energías, pero si él fuera una batería, su energía restante sería un 5%. Necesitaba retirarse. - Lo siento... -tras decir eso, cargado de culpa y pesar, desapareció de la escena en un destello anaranjado y una brisa fuerte. No quería abandonar a otro compañero, menos considerando que sus otros aliados mágicos lo dejaron en banda; sin embargo era eso o morir, y no tenía ganas de morir en ése momento.

Irónico, considerando que hace no más de media hora tenía toda la intención de morir.

Su intención era llegar hasta la base y allí encontrar descanso, pero sin embargo la mayor desventaja de sus poderes era lo rápido que su cuerpo funcionaba, o más bien, su metabolismo. Creyó que tenía el jugo suficiente para llegar relativamente a salvo hasta el centro de operaciones subterráneo, pero a mitad de camino sufrió una descarga eléctrica. Un cortocircuito en sus poderes, si así se le prefiere, que lo hizo tropezar y caer al suelo, viéndose rodando y pronto arrastrado por el pavimento varios metros antes de detenerse; sus antebrazos y rodillas habían sufrido severos raspones, su rostro se había golpeado en uno de los escombros que se hallaban en su camino y proporcionándole un corte bastante considerable en su mejilla derecha, y su torso le dolía debido al impacto de la caída, sin contar el mareo y la falta de equilibrio aún estando apoyando en sus cuatro extremidades. No podía levantarse. Estaba solo en una calle desolada, y en cualquier momento la fatiga corporal más los niveles bajos de glucosa le sacarían lo mejor de él y se desmayaría. Una vez desmayado vaya a saber uno lo que le podría pasar, lo podían matar así como podían secuestrarlo... Tenía que luchar contra su propia debilidad, más le era de lo más dificultoso. No podía levantarse, sentía como si el mundo entero se inclinara hacia los lados cual zamba, sentía náuseas y la conciencia se le iba.

- Solo a mi se me ocurre... dejar mi comunicador... -se dijo a si mismo el adolescente, arrepintiéndose de dejar a Steve al borde de la muerte. De no haberlo hecho, de haber mantenido la calma, tal vez las cosas no hubieran salido como salieron... - Siempre tomo las mejores decisiones... -y como para enfatizar su culpa, en los segundos siguientes ocurriría algo en la calle siguiente, algo que para su mala fortuna debió presenciar sin ser capaz de hacer nada.

¿Qué es lo peor que le puede pasar a un héroe? El ver a inocentes morir sin poder hacer nada al respecto. Dicho ésto dos personas se vieron presentes en la calle siguiente, huyendo de una criatura, criatura a la que tanto el joven caído como sus amigos se habían enfrentado momentos antes. Una de esas personas era una chica, morocha, de al menos unos 20 a 23 años aproximadamente; la otra persona era un hombre castaño, con barba y pinta de vagabundo de no ser porque vestía ropas decentes, de alrededor unos 26-27 años y con una lastimadura considerable en el cuello. La criatura en cuestión les seguía desde cierta distancia, pero por desgracia para ellos (y para Facu, quien estaba obligado a presenciar todo eso) los estaba alcanzando con relativa rapidez. Los problemas para la pareja aumentaron cuando la chica tropezó, cayéndose de cara al suelo.

- ¡Ari! -exclamó el hombre, volteándose rápidamente con la intención de ayudar a su acompañante a levantarse. La criatura se acercaba.

- No, corre... Corre mi amor, por favor -replicó ella con lágrimas en sus ojos; era obvio que no quería que su amado se fuera, pero ella estaba dispuesta a dar su vida por él. Y viceversa. - Vete Manuel, por favor...

- No, no te dejaré, no puedo... -replicó el hombre llamado Manuel, intentando hacer lo posible para levantar a su novia. Todavía podían escapar. - No te dejaré, no después de todo lo que pasamos...

- Lo sé amor mío... Las tradiciones de mi familia dictan que una mujer estando en su edad adulta ya está lista para valerse por su cuenta y buscar con quién pasar el resto de su vi--  -en medio de lo que tal vez era un bello monólogo, el monstruo que los perseguía finalmente los alcanzó y, con la violencia propia de éstos, atravesó a la joven de cabellos negros con su puño en la columna vertebral, agarrándola por ésta y alzándola cual trofeo. El joven Manuel se apartó varios pasos, observando con impotencia y horror la escena que transcurría frente a él.

- ¡¡¡ARI!!!



Tras mantener a su víctima en el aire por unos buenos segundos el monstruo finalmente decidió librarse de su carga lanzando el cuerpo de la chica a su derecha, cuerpo que golpeó con violencia la pared de un edificio para finalmente caer en la acera, inerte, con sangre en su boca. Había sido asesinada de forma brutal, pero por el contrario se veía algo calma. Como si creyera que su sacrificio no fue en vano.



Se equivocó.

Manuel se quedó estático, sin saber qué hacer, qué decir o qué sentir; estaba paralizado por el shock de perder a su amada (y, a desconocimiento del velocista, también a su bebé), el mundo se le había venido abajo y realmente no sabía qué sentir. Para infortunio de él, cuando por fin su cerebro se reactivó y decidió hacer algo ya era muy tarde, pues el monstruo que había tomado la vida de Ari ahora también iba a por él, clavándole su puño con violencia en el estómago. El hombre escupió sangre y, no conforme con ésto, su asesino lo tomó del cuello y apretó con fuerza. Manuel pronto se quedó sin aire, y luego su arteria carótida cedió. Sintió el líquido caliente ser expulsado de su cuello más no sintió dolor, y lo único que pudo pensar antes de que su cabeza fuera arrancada de cuajo fue en su fallecida amada. Luchó por un breve segundo, como una mosca lucha por librarse de una telaraña, pero luego sus brazos cayeron, inertes, y su cabeza rebotó en el suelo dos veces. La criatura se había cobrado ya dos víctimas que podrían ser tres si éste voltease hacia atrás; allí vería a nuestro intrépido velocista intentando ponerse de pie, debilitado. Presa fácil. Pero eso no ocurrió; el monstruo escuchó un sonido del lado opuesto y, para fortuna de Facu, se retiró del lugar sin más.

Ahora solo quedaba él, amargado, enojado, con un sentimiento de impotencia increíbles; lastimado física y emocionalmente, mareado y cerca del desmayo, pero ahí seguía, luchando. Y durante esos momentos de lucha pensó en que debía salir de ésto, debía hacerlo porque ya mañana tal vez sería un día mejor. Las cosas en el futuro podrían ser mejores, se decía para incentivarse a levantarse, y él no quería perderse de ello...


2024

Sin embargo, muy a pesar del joven velocista en el año 2017, su futuro tampoco se veía muy brillante.

El mundo se detuvo en ese momento en aquél parque, al menos para Facu ya que su acompañante vigilante no tenía noción de lo que estaba ocurriendo debido a que no poseía el don de la supervelocidad; para el chico sin embargo, todo se veía igual a cuando usaba su poder solo que en ése preciso momento no lo estaba utilizando, era fuente de algo más, algo... Y a la vez que se daba cuenta del origen de aquél detenimiento temporal, su rostro empezaba a formar una mueca de cansancio y malestar general. Roidmudes, enemigos de Drive; ellos tenían la capacidad de ralentizar o detener el tiempo, lo sabía porque había lidiado con ellos previamente, sin embargo ésto se sentía más pesado, más poderoso. Solo tuvo que voltearse para encontrarse con quien era el clon robótico de Luis pero que Facu desconocía debido a que ya se había transformado: Chaser.

- Me carga la mismísima chingada como dice mi buen amigo Luis -dijo el adolescente. No tenía ventaja alguna, no tenía su velocidad y sabía que si se transformaba o intentaba hacerlo su traje le impediría acceder a su velocidad que era lo único que le permitía moverse bajo éstas circunstancias, solo contaba con su habilidad mediocre de combate y sus buenas pintas. Más que nada, el joven sabía que estaban a punto de petarle el ojete, pero sin embargo se lanzó a la lucha porque eso es lo que los héroes hacen.

O los pendejos.

Los golpes que lanzó el adolescente fueron esquivados o detenidos sin mayor esfuerzo por parte de su oponente, quien contraatacó sujetándolo de su muñeca para luego atraerlo a él y así propinarle una patada en su zona media seguida de un codazo, y como si la diversión no se detuviera ahí el Roidmude (o lo que Facu creía ser uno) lanzó un barrido que lo lanzó directamente al suelo. Tras ésto el desconocido procedió a decir una verdad que el chico o no quiso escuchar o no quiso aceptar: que ésto era tierra de nadie. Tal vez sí, se estaban exponiendo a su propia estupidez... Pero a pesar de que no fuera su tiempo, el chico estaba decidido en ayudar a su contraparte del año 2024 a traer paz a una ciudad, un mundo que no había conocido la paz en varios años.

- Tal vez sea cierto... Pero no soy un autodenominado héroe por nada -respondió el adolescente con una sonrisa en su rostro a pesar de los golpes que había recibido. Era una sonrisa de reto.

El joven se alzó nuevamente y cargó contra su oponente pero el no tener sus poderes suponía una gran desventaja para él; era como si regresase a pelear con el bully que lo tormentaba cada día, en esos tiempos antes de conseguir la Dino Gema. Su brazo izquierdo fue torcido tras ser burlado por el contrario, para a continuación este lanzarle una fuerte patada en la espalda que causó que lo alejase unos pasos. Sin embargo Facu era obstinado, y por más golpes que recibiera no iba a quedarse abajo y menos cuando había tal reto en frente suyo. Sin embargo se estaba arrepintiendo un poco del no rendirse una vez el Roidmude realizó una nueva transformación que hizo que el muchacho expresara una expresión de su país de origen, una expresión que solo pudo expresarse en el español más argentino que se pudiera concebir.

- La reconcha puta de tu madre.

Transformado el Roidmude avanzó contra el velocista quien en un intento por detenerlo lanzó una sarta de golpes y patadas que no tuvieron mayor efecto que el piquete de un mosquito, para luego el robot propinarle unos golpes al joven en el abdómen y lado derecho del rostro del mayor de los hermanos McKnight.

- Te sorprenderías lo mucho que duro, risitas -bromeó el velocista tras escupir un poco de sangre, ocultando su temor con el humor. Pronto el chico se vio rodando en el suelo hacia atrás en un acto de esquivar los disparos proporcionados por Chaser que no fueron dirigidos hacia él realmente pero el muchacho desconocía ello. No le tomó mucho reincorporarse nuevamente y tomarse unos segundos para dejar el dolor de lado. Necesitaba regresar a la lucha, su vida dependía de ello. Literalmente. - Oh bien, un reto -agregó sarcásticamente, pero sin embargo se lo estaba tomando demasiado en serio.

El joven soltó un suspiro y cargó contra el Roidmude, imaginando que aún tenía su velocidad no como una ilusión si no más bien como una suerte de soporte mental para ayudarlo a luchar mejor. Hizo un zigzag en su carga para evitar cualquier disparo que su ooponente pudiera darle y, determinado, una vez estuvo cerca lanzó una serie de ataques empezando con una patada con la pierna derecha impulsada por un salto aprovechando la carrera que había tomado directo a la cabeza del robot, patada que más que seguro sería bloqueada o esquivada. De ser esquivada el joven aprovecharía la inercia del giro para hacer un barrido con su pierna derecha en un intento por derrumbar al Roidmude y a continuación procedería a levantarse y cargar contra él con el fin de taclearlo. De ser bloqueada sin embargo, Facu regresaría al suelo y se abalanzaría contra él para a continuación lanzar rápidos pero directos golpes a diferentes secciones del torso y rostro de la criatura que se enfrentaba. Sea lo que sea que ocurriese el joven tras hacer aquello se apartaría unos pasos y volvería a cargar, dando un salto y apoyando sus manos en los hombros del robot para con sus pies treparse rápidamente hacia sus hombros y arrollar su cuello con sus piernas, sujetándole la cabeza con las manos y usando todo el peso de su cuerpo con el fin de derribarlo. Era una técnica que había aprendido en una de sus varias sesiones de entrenamiento con Nolo cuando recién estaba empezando, solo que nunca había tenido la oportunidad de ponerla en práctica hasta ahora.



La técnica causó que el joven velocista también cayera al suelo debido a los golpes que había recibido previamente, ya que si bien no estaba totalmente incapacitado era más torpe en lo que respecta a golpes o técnicas que requieran que el chico tome altura por lo que sus aterrizajes se veían entorpecidos gracias a sus músculos adoloridos. Se levantó nuevamente y sacudió la cabeza a los lados con el propósito de echar el dolor a un lado, relajando su respiración e intentando mantener la adrenalina lo más baja posible. No puede darse el lujo de perder esta batalla, no cuando todo el futuro está en juego; al menos lo sentía así, sentía la carga de arreglar el futuro. Sentía que él era la única salida, a pesar de que estaba el oficial Sandoval en el pasado.

- No creas que me voy a rendir tan fácilmente, amiguito... -dijo Facu, mentalizándose para arremeter nuevamente. - Se lo debo a Drive no hacerlo -tras finalizar la charla, se lanzó nuevamente contra su rival esquivando cualquier posible disparo que le pudiera llegar a lanzar para a continuación propinarle repetidos golpes en los costados más blandos de su torso, prosiguiendo a sujetarle la cabeza por la nuca con su mano derecha y atrayéndola para darle un fuerte codazo con su brazo izquierdo terminando el ataque en una patada lateral directo al torso. Por desgracia para el joven su cuerpo empezó a doler bastante en las zonas afectadas por los golpes del Roidmude, incapacitándolo para realizar ataques rápidos. A pesar de ésto se puso en guardia, una guardia similar a la de un boxeador: pierna derecha delante e izquierda atrás, con sus brazos alzados lo suficiente y los puños cerrados. - Ven cabrón... Todavía no terminamos de bailar



Presente

Lejos de la futura lucha contra Chaser, Facu se hallaba aún luchando por combatir el mareo y la fatiga en general. Sus piernas le dolían increíblemente a tal punto que el dolor las había entumecido, impidiéndolo moverlas; sentía como si hubiera caminado por el desierto ida y vuelta por horas sin fin, y le daban ganas de rendirse, dejarse llevar por el cansancio. No debía, pero no sabía cuánto tiempo más podría aguantar. Aunque... Determinado y con las pocas fuerzas en el cuerpo que le quedan, el intrépido velocista empezó a arrastrarse por el pavimento como si su vida dependiera de ello, luchando contra su propia debilidad. Pero no contaba con llegar muy lejos, por el contrario, creía que alcanzaría a llegar a la esquina antes de desmayarse inevitablemente. Estaba entre la espada y la pared.

- Nicholas, bastardo de mierda... -gruñó entre dientes. - Tanto te costaba hacer aparecer... una puta... -y el mundo se le puso negro. La conciencia se le escapó y finalmente se desmayó, tras medio metro de arrastrarse.

Facu abrió los ojos tras no sabe cuánto tiempo. No sabía dónde estaba pero solo podía escuchar ruidos, ruidos de alguien moviendo bolsas y avanzando por el lugar donde el joven se encontraba. La confusión tardó un poco en llegar pero finalmente llegó, al igual que la sorpresa. Todavía estaba muy debilitado como para levantarse o directamente moverse, solo pudo gruñir al intentar levantarse y su gruñido no hizo más que alertar a la persona que se hallaba en el lugar con él, buscando algo. Su visión se aclaró lo suficiente como para ver que se hallaba en un negocio de alimentos, más específicamente detrás del mostrador de éste. Supo ésto al ver la caja registradora un poco adelante, encima suyo. Sin embargo a quien también notó es a la persona que se hacía presente en frente suyo detrás del mostrador: Una chica rubia, con el cabello recogido. Una persona a la que tardó dos segundos en reconocer, y quien al verlo consciente, no pudo hacer más que sonreír: Su novia, Carrie.


Soundtrack:

<a href="https://www.youtube.com/watch?v=t6a-hc-rxuE" target="_blank">http://www.youtube.com/watch?v=t6a-hc-rxuE</a>



- Me morí y estoy en el cielo, ¿no? -preguntó débilmente el adolescente.

The perfect words
Never crossed my mind
'Cause there was nothing in there
But you


- Siquiera fuera tan fácil librarte de mi, McKnight -replicó la rubia, radiante, hermosa a los ojos del velocista. Todos sus problemas parecieron desvanecerse a la vez que ella avanzaba decidida hacia él, agachándose y tomándolo de la parte trasera de la cabeza para acercar ésta a la suya y propinarle un tierno pero apasionado beso, un beso de reencuentro, un beso lleno de calma y amor. Estando juntos estaban en paz, se sentían seguros en la presencia del otro, sentían como la esperanza florecía.

- ¿Cómo...? -preguntó Facu una vez el beso cesó, en un murmuro que casi podía pasar como susurro, curioso.

- Es una larga historia... Lo que tienes que saber es que el héroe fue salvado -respondió ella con otra sonrisa, antes de salir del mostrador unos momentos para a continuación regresar con unas bebidas y una bolsa grande de papas fritas. Esos ítems se los ofreció al muchacho quien, casi con ansias, aceptó; engulló parte del contenido de una de las botellas de Gatorade con ganas y, una vez su sed cesó, miró a su radiante mujer con satisfacción y una sonrisa. ¿Qué había hecho él para tener a una chica tan perfecta, tan buena, tan necesaria para él? Se preguntó mentalmente, contemplando con ojos enamorados a su salvadora.

I could be stuck here
for a thousand years,
without your arms to drag me out


- Quién diría que tras tantos años de salvar gente, tú serías la que me salve a mi

There you are, standing right in front of me

- Alguien tiene que salvarte la vida para variar...

There you are, standing right in front of me

- No pude pedir por una heroína más perfecta

All this fear falls away to leave me naked

- Y yo no pude tener un novio más genial

Hold me close 'cause I need you to guide me to safety

La muchacha con una sonrisa se posicionó encima del joven, sentándose encima suyo y rodeándolo con sus piernas a la vez que él rodeaba su cintura con sus brazos. A continuación la pareja se besó nuevamente, un beso apasionado, cargado de amor y cariño pero más que nada seguridad y calma. Se transmitían una paz increíble, y de no ser por la situación actual, ambos se quedarían así todo el día. Más temprano que tarde sin embargo la chica intentó removerle la camiseta a su novio pero éste, muy pero muy a su pesar se resistió; él deseaba hacer el acto que acababa de cancelar más que nada, estaban solos, era un escenario bastante interesante, pero sin embargo no podía porque tenía responsabilidades que cumplir. Por desgracia para él en ése momento, las responsabilidades de héroe iban por encima de sus deseos sexuales y el darle la espalda a éstas implicaría que él no era digno de tener poderes o de ser llamado héroe. Tenía que hacer lo correcto.

In the confusion
and the aftermath
you are my signal fire


- No, no puedo... No sabes cuánto quiero, pero no puedo -susurró Facu, cortando el beso pero sin embargo manteniendo el rostro cerca del contrario, con las frentes chocando.

- ¿Por que no? -inquirió ella también en un susurro, no necesariamente molesta pero sí algo frustrada.

- ¿Recuerdas cómo soy un superhéroe y eso? El serlo implica también tener el cockblock supremo -respondió el joven. - Estamos en pleno ataque y necesito ayudar...

- Claro, sí... -la frustración abandonó su voz; ahora solo era decepción. Pero sin embargo entendía, a fin de cuentas ella sabía a lo que se involucraba cuando decidió estar con él. No tardó en levantarse de encima del joven, quien obviamente se hallaba arrepentido por la decisión que tomó aún si ésta era la correcta, y quien no logró hacer más que terminar de beber la Gatorade que había empezado como para hacer algo.

Tras acabarse la primera botella empezó a devorar las papas fritas que Carrie le había traído, y con cada pequeño puñado que agarraba sentía como su energía iba volviendo. Todavía le faltaba descansar un poco por lo que no podía empezar a correr de inmediato, pero tras abrir su mano izquierda para observarla y ver que la podía hacer vibrar se conformó, pues supo que su velocidad estaba de vuelta. Necesitaba descansar y, si bien estaba lejos de estar lleno (porque seamos honestos, dos Gatorade y unas papas fritas no llenan ni a un niño africano pobre), sentía que una vez descansara y recuperara sus fuerzas podría llegar a la base sin problema. Soltó un suspiro y miró a su novia.

- Hey -le dijo con una sonrisa. - Cuando me recupere conocerás a mis amigos. Aunque no sé si me sigan considerando un amigo luego de lo que hice pero...

- ¿Qué hiciste? -preguntó ella con un tono más serio.

- Casi mato al ex novio de mi hermana y luego huí porque ella dijo que no soy su hermano, que solo soy un monstruo y eso -la mirada lúgubre del muchacho daba a entender que eso todavía lo afectaba, por lo que la rubia pasó uno de sus brazos por sobre los hombros del chico haciendo que éste apoyara su cabeza en el hombro de la contraria para a continuación soltar un suspiro.

All this fear falls away to leave me naked
Hold me close 'cause I need you to guide me to safety


- Es entendible, es decir, eres su hermano, es tu deber ser sobreprotector...

- Pues sí, cuando un cabrón le pega a mi hermana no puedo no ser sobreprotector

- ¿Que qué? -ella se hallaba obviamente sorprendida. Y enojada.

- Pues eso. El cabrón golpeó a mi hermana y yo me aseguré de que no lo vuelva a hacer, pero ella no me puede ver a la cara porque... Creo que nunca me viste realmente fuera de mis casillas.

- ¿Te refieres a como cuando pierdes partidas en el Call of Duty?

- Imagínate eso pero 50 veces peor.

Carrie miró a una pared unos momentos, con clara sorpresa en sus ojos.

- Wow.

- No soy yo cuando me enojo, estuve a nada de matarlo y si no me hubiera detenido cuando lo hice...

- Pero ella eventualmente te va a perdonar, es decir... Es tu hermana, tarde o temprano va a entender

- Sí, no sé... -se encogió de hombros, con pocas esperanzas de que su hermana le fuera a perdonar por hacer lo que hizo.

- ¿Quieres que hable con ella? Ya sabes, una charla entre mujeres y eso -sugirió Carrie, cosa que hizo a Facu fruncir el ceño, pensativo.

- Bueno, siempre lograste hacer que me perdone por pendejadas que cometí así que, creo que no perdemos nada con inten-- -sintió la pared vibrar detrás suyo e inmediatamente después, el tiempo se ralentizó. Usualmente esto ocurría en instancias de peligro para el joven, era a éste punto un acto reflejo de su cuerpo que lo ayudaba a esquivar problemas con la mayor rapidez posible. Ralentizado el tiempo el chico notó como lentamente la pared detrás suyo se iba derrumbando en una sección producto de un golpe fuertísimo que el joven adjudicó a una de las criaturas a las que había estado combatiendo hace no mucho. Notado esto se levantó de su posición para tomar la botella llena de Gatorade que quedaba en el suelo, proceder a abrirla y beber la mitad de su contenido para luego agacharse y agarrar a su novia. Hecho esto el joven se sacó a si mismo y a su pareja del lugar. Para cuando la pared fue destrozada totalmente y las criaturas accedieron al lugar, éste se hallaba vacío.

Arribaron a la base en los segundos siguientes o al menos en la entrada de ésta ya que Facu no tenía su llave de acceso; pero grata fue su sorpresa cuando, accediendo a ésta, se hallaban Lily, Max y la compañera de Ghost, Jessica. Al ver la repentina llegada de la pareja, Lily sin dudarlo se lanzó a los brazos de Carrie, dejando salir el llanto que llevaba conteniendo; ambas eran muy buenas amigas y por eso existía ésta confianza mutua, por eso Lily se sentía cómoda expresando sus sentimientos frente a la contraria, buenos o malos. A continuación hizo lo propio con su hermano quien, sorprendido, correspondió el abrazo y le acarició el cabello.

- Lo siento -dijeron ambos al unísono en un tono lúgubre.

- No, yo me tengo que disculpar -aclaró Facu, sacudiendo la cabeza. - Yo fui el que perdió los estribos, es que el ver a mi hermana ser golpeada...

- Yo también dije cosas y en el camino de vuelta tuve tiempo para pensar, solo actuaste siendo tú mismo y no tuve que decir lo que dije -la menor sujetó con más fuerza a su hermano; las lágrimas bajaban copiosamente por sus mejillas. Se notaba que estaba arrepentida.

- Mira, yo... Yo debo hacer algo ahora, es urgente pero necesito mi comunicador de vuelta -miró a Max y a Jessica respectivamente, para luego fruncir el ceño. - ¿Y Luis?

- Él... Él se quedó atrás luchando contra la horda -replicó Max de forma sombría. - Era suicida para nosotros quedarnos, si alguien tiene chance de ganar es él.

- Mierda, debería ir y--

- No, Luis puede encargarse -replicó Lily con seriedad. ¿Era miedo de perder a su hermano lo que se escuchaba en su voz, o confianza en su compañero?

- Pero igual necesito mi comunicador -tras comunicar ésto Jessica le lanzó el pequeño aparato con forma de llave plateada, aparato que Facu atrapó en el aire, separándose del abrazo de su hermana. - Lily, quiero que entres, intentes calmarte y pues... Necesito que tomes algo, un café, lo que sea.

- ¿Por qué? -preguntó ella, curiosa pero seria, casi retadora.

- Ya verás -y tras darle un beso en la frente a su hermana, un abrazo a Max como agradecimiento por cuidar a Lily, un beso a Carrie y un apretón de manos a Jessica, el joven velocista aceleró a un destino desconocido para los cuatro pero que nosotros ya vimos anteriormente.

Sin embargo, las sorpresas no terminaban ahí.

Una vez dentro de la base, tanto Lily como Max y Jessica se hallaron con una horrible noticia: Luis AKA Kamen Rider Ghost, había sido infectado con el virus y ahora lo estaban trasladando a una sección de la base especializada para éste tipo de urgencias médicas. Max y Lily solo pudieron observar de lejos la camilla transportando a su compañero mientras que Jessica fue la que se adelantó y logró alcanzarlo.

- Ninguno está exento, ¿eh? -murmuró Lily en un tono enojado y triste, viendo como se llevaban al fantasma. - No importa si tienes poderes o no, si estás vivo o muerto... A todos les afecta el virus...

- Lily... -Max la miró con compasión, delicadeza. Carrie le pasó un brazo por los hombros a la muchacha. - Vayan ustedes dos a la cafetería, tomen algo, yo... Yo me quedaré aquí y les informaré lo que pase con Luis en caso de que pase algo, solo vayan -con pena la menor de los McKnight asintió, pero antes de que pudieran irse Max le tocó el hombro a Carrie. - Cuídala bien, ¿de acuerdo?

- Está en buenas manos, no te preocupes -replicó ella con una sonrisa, para luego irse con la joven hasta la cafetería siendo guiada por ésta.

No pasaron ni más de dos minutos cuando el elevador que conectaba la fortaleza subterránea con el exterior se abrió, revelando de su interior al joven Facu con un hombre. Ese hombre era John Travis, su padre, y se podía notar por algunos rasgos faciales compartidos. John, como ex agente de la CIA, había visto su dosis de cosas raras a lo largo de su vida (incluyendo el meteoro que contenía las Gemas que le darían poderes a sus dos hijos), pero sin duda ésto se llevaba el pastel.

- ¿Qué pasó? -le preguntó el velocista a Max, notando el revuelo que había por la base.

- Es Luis, él... Acaba de llegar, está infectado -replicó un consternado Max. Facu se frotó el cuero cabelludo hacia atrás con preocupación, soltando un suspiro.

- Puta madre... ¿El del futuro o el fantasma?

- Fantasma

- Si alguien de nosotros debía estar a salvo de ésta mierda era él, creí que por ser fantasma era prácticamente invencible... Putísima madre

- Me vas a tener que hacer un resumen, hijo -informó el hombre a su primogénito, con un tono calmo pero sin embargo preocupado. Facu no respondió, estaba intentando digerir todo ésto y no podía hablar... Sin embargo, el que respondió fue Max.

- Verá... Hoy empezó a atacar este virus que muta a la personas en monstruos, y esos monstruos son los que actualmente están masacrando a cuanta gente se les cruce.

- ¿Es como el Ébola? -inquirió John.

- No estamos seguros, no sabemos su origen ni la naturaleza de éste, pero lo que sí sé es que... Los monstruos evolucionan, se vuelven más fuertes si uno no se encarga de ellos a tiempo. ¿Ha visto de casualidad a un bicho volador gigante por la ciudad? -John asintió con la cabeza. - Eso.

- Si hay algo que aprendí de mis años de servicio es que ninguna peste es incurab--

- Tengo que hablar con Luis -Facu informó firme y repentinamente. Él era del futuro, debía saber algo. Sentía que solo podía acudir a él en ésta situación por respuestas, y no solo respuestas para él, si no respuestas para todo el equipo. Es lo mínimo que merecían. - ¡Luis! -bramó, avanzando por la base hacia el tumulto de gente, llamando a su compañero. No lograba ubicarlo. - ¡Luis, ¿dónde estás?!

Desconectado Crimson Knight



  • Shadow-Rangers

  • *

  • Puntos: 2098
  • Mensajes: 15495
  • mx

  • Sexo: Masculino

  • Imaginemos cosas chingonas.

    • luis.rko.7
    • Drive_RKO
    • channel/UCyc20dxKV2CFjVaQhQSBgIw
    • Henshin Latinoamérica
Re:Reencuentros
« Respuesta #213 : 04 de junio de 2018, 03:14:47 am »
Espacio exterior



Siguiendo su imponente curso dentro del oscuro vacío en el espacio la nave del imperio Tyrak se desplazaba durante todo el movimiento que al interior ocurría luego de lo acontecido en la tierra y en otros lugares donde tenía contacto la enorme mano de aquel régimen. Cada parte de la enorme conformada por el componente artificial y sus soldados trabajaban en perfecta sincronía buscando el mejor resultado que complaciera a los grandes Lords restantes, aunque dentro de la tripulación espacial uno de sus integrantes igualmente vigilaba por cuenta propia el avance del virus tecnológico muy de cerca, tratándose de la criatura Evolude aislada del resto en su sitio personal poniéndose al tanto de la situación gracias al monitoreo en sus computadoras y en los informes traídos hacia él por sus subordinados; no obstante el general se hallaba un tanto molesto por el rumbo que las acciones tomaban de parte de los altos mandos.

- Años de trabajo y esfuerzo están dando los resultados esperados sobre cada uno de esos simios que se deforman y destruyen entre ellos más de lo acostumbrado... mi plan, MI IDEA está floreciendo a la perfección... pero lo único que les preocupa a esos dos Lords estúpidos es un fósil que perdió su valor desde hace más de 14 años junto con sus trivialidades tontas... - Hablaba para él mismo Evolude cruzado de brazos frente a sus pantallas transmitiendo cada detalle viviéndose en Angel Grove durante tiempo real. - Con todo y eso las probabilidades están a nuestro favor, es casi seguro que la infección a los humanos terminará mucho antes de que todo el imperio cometa otro error y entonces ellos me verán como lo que soy: el líder supremo que merecen, o más bien el que no merecen por haberles entregado un regalo como esté.

La plática privada que sostenía el ser con su persona no fue interrumpida, pero su presencia ya no estaba sola en la habitación desde que su asistente accedió a ella para comunicarle algo a su jefe cuando viera el momento indicado.

- Amo Evolude, nuestros oficiales en la tierra ya entregaron los primeros informes de la misión y confirmaron el éxito del virus dentro de aquel pueblo desestabilizando rápidamente a sus habitantes; sus hombres pronto se pondrán en contacto pero ahora hay algo más que quieren tratar con usted.

- ¿Algo más, en medio de la operación más importante hasta el momento...?

- Si... nuestro contacto el general Snide ha vuelto, y quiere hablar con usted ahora mismo, está esperando afuera.

Manteniendo una mirada evasiva Evolude escuchó lo que su asistente le dijo antes de voltear hacia ella para mostrar interés aunque prefirió reservar sus palabras por un momento, dirigiendo su vista directamente al otro lado para responderle.

- Hazlo pasar.

Asintiendo a la orden de su líder la otra criatura se dirigió a la entrada principal de la sección para proceder abriéndola dejando ver poco a poco una silueta más de pie aguardando a dar pasos al frente hasta que su turno llegó presentándose a la postre ante Evolude y su gente, permitiendo que por un instante el silencio reinara en esa sección de la nave.



- Interesante recibimiento de su parte... no esperaba menos de la "mente brillante" de la flota que ya se hizo notar en otra tierra. - Dijo el gran monstruo quien empuñaba un hacha y un escudo en ambas manos parado frente a Evolude intercambiando miradas hasta que ambos expresaron cierta arrogancia en su reencuentro al conocerse ya en el pasado, sin necesidad de saludos o mayores protocolos entre ellos dejando solo que la conversación iniciara.

- Snide... la última vez que supe de ti fue cuando te enviaron directamente al planeta Sentai 6 acompañado de una tropa especial para reclamar sus tierras. Conociéndote nada te detendría en alguna matanza o eliminación táctica que se te ordene, me sorprende que ahora vengas aquí justo con lo que pasa, las razones me matan de la intriga. - Respondió Evolude en un tono sarcástico al final cuestionando los motivos del contrario

- Esa misión fue terminada desde hace meses y fue gracias a lo que hice yo solo con toda la población que ahora está extinta; actualmente solo estoy esperando para que me den la autorización de incursionar en Kamen 5 para hacer lo mismo... dicen que la gente de allá es menos, delicada que la de Sentai. - El general explicó antes de reír violentamente en presencia de los otros dos seres, aunque pronto retomó la compostura. - Pero vine a la nave para ofrecer mis "condolencias"... supe lo que le pasó a uno de los hermanos y me dejaron venir aquí, pero a decir verdad suena más interesante lo que ocurre en ese basurero de la tierra, todo en solo un par de horas.

- Mataron al Lord... irrumpieron en ésta nave y destruyeron varias piezas cruciales de la flota durante una disputa entre los nuestros y esos humanos, con la ineptitud de ésta administración tampoco me hubiera extrañado el que no me dejaran proceder, pero los cálculos no fueron erróneos así que lanzamos la muestra del virus a la tierra para matar muchos pájaros en ese tiro, aunque si no te basta con mis propias palabras tú puedes verlo. - Evolude Agregó extendiendo su mano mientras se hacía a un lado para mostrarle a Snide las grabaciones de todo lo ocurrido y lo reciente agobiando la ciudad para regocijo del imperio.

- La cifra de humanos contaminados por el virus ascendió a un 45% en la última hora y los daños colaterales ya bloquearon una gran cantidad de salidas en Angel Grove, ese mismo aumento está presente con los humanos que aún no se han transformado pero padecen los síntomas, incluyendo el sujeto G de los Eyecons. - Informó la criatura de tonalidad azul a sus superiores observando algunos datos mediante una especie de tableta.

- En todo el tiempo que llevo activo solo escuché relatos sobre algunas de las defensas de la tierra estando más especificadas al interior de ese pueblo miserable... Según las noticias que me llegaron y lo que cuenta tu esclava ellos no han podido hacer nada al respecto para contraatacar, parecen indefensos. - Dijo Snide pensativo pero con alegría de conocer aquellos resultados

- Los Kamen Riders de los espejos, el mago, los equipos de Power Rangers completos e individuales y las mismas fuerzas terrestres no han podido ganar tanta ventaja, las pocas bestias eliminadas son solo pérdidas de su misma raza y son compensadas por la multiplicación del virus en sus sistemas.

- No vale la pena contar cuantos ejércitos tengan y quienes están involucrándose en su vago intento por pelear, todos ellos terminarán ahogándose en la inmundicia que provocaron hasta morir completamente olvidados... es el tipo de movimientos que todo el imperio necesita y debe implementar con urgencia. - Replicó Evolude observando junto con Snide las cifras del ataque antes de ser vistos por la asistente

- Hay un dato que también tuvo lugar hace menos de una hora. La zona vulnerable cerca de las intersecciones en las que el primer Bugster Union atacó junto con uno de sus oficiales recibió la llegada de otro individuo que parece estar del lado de los humanos... pasó muy rápido como para poderle identificar por completo pero su descripción y características primarias denotan un estrecho parecido con el sujeto "The World".

Una sensación de triunfo pasajero se percibía entre los dos monstruos de más alto rango compartiendo espacio, pero todo eso cambió en cuanto escucharon las palabras "The World" provocándoles desconcierto, tal vez hasta molestia llevando tanto a Evolude como a Snide a verse entre si preguntándose lo que había pasado ante la información que les presentaron junto con una breve captura obtenida de su vigilancia secreta en la tierra



- ¿Se podría saber por qué rayos nadie hace algo o mínimo me notificó primero que él había llegado...?. - Preguntó Snide alterado por la noticia encarando a Evolude

- Ninguno de nosotros tenía conocimiento sobre su llegada y ciertamente era imposible que apareciera tomando en cuenta varios antecedentes... prácticamente todo lo que le corresponde debería estar sepultado, pero no pudimos prevenir eso... tal vez deba darle un castigo a quien nos informó tarde. - Evolude mencionó con algo de resentimiento en su voz al mirar a su asistente

- No necesito pedir consentimiento para ser yo quien la castigue... me gustan los ejemplares fríos como ella, son los más interesantes. - Contestó Snide haciendo lo mismo que el ser evolucionado sin obtener respuesta por parte de ninguno de los dos

- En éste preciso instante las tropas militares de la tierra están movilizándose para rescatar a las víctimas aún atrapadas y sin contagio que hay dispersas en varias partes del mapa, a su vez la actividad de cualquier otro individuo no identificado cesó desde el último enfrentamiento con los jefes creados del virus.

- Eso mismo ya lo estaba contemplando y no es nada fuera de nuestro control, no hará falta mayor intervención... pero si contacté y mandé a una de esas zonas a nuestro oficial superior en la tierra para encargarse. Digamos que nos servirá como un ejercicio de prueba y un seguro para que esas víctimas lo tengan presente...

En la tierra una tropa especial del ejército apoyada por otras entidades gubernamentales y hasta por la misma junta arqueológica tenía permiso de avanzar para ir al auxilio de personas que necesitaban ayuda en medio de los desastres ocurriendo a causa de los ataques de los monstruos en conjunción con aquella extraña enfermedad que atacaba al pueblo de Angel Grove en lo más profundo. Las intenciones de aquellos soldados tanto hombres como mujeres eran buenas, pero no sabían que justo por encima de su camino algo los estaba vigilando al asecho sin perder de vista cada movimiento por parte del vehículo que tripulaban.



Sin embargo esa presencia que los estaba siguiendo ya no estaba ocultándose por mucho más. Justo enfrente del camión había caído de pie una figura que postró firme y terminantemente su atención hacia la tropa de soldados dándoles la cara en un acto que a todos los dejó simplemente petrificados.



Lo siguiente que vieron todos y cada uno de los soldados presentes que bajaron despacio del vehículo para averiguar sobre la misteriosa figura fueron unas afiladas garras blancas tal como si fuera un presagio de la condena misma; esa imagen por si sola quedó grabada en sus mentes sin dejarles procesar que por otra parte había una forma igual de letal en algo que parecía un arma siendo sujetada por la sombra sin retroceder ni avanzar.

- ¡Identifíquese!

La exclamación de la tropa encañonando al desconocido no tornó demasiado diferente el panorama mientras ellos hacían el máximo intento por ocultar la incertidumbre que sentían, aunque antes de ser capaces de reaccionar completamente ellos se percataron que en el camión una especie extraña de flechas había desinflado los neumáticos del vehículo impidiéndoles salida a esos soldados, y así aquellas palabras que dirigieron

Fueron las últimas.

- La logística detrás de nuestro plan ha sido de las mejores concebidas por mi; hasta el momento sin tener ningún índice de fallos ésta misión solo apunta a terminar en cuestión de instantes para que toda la ciudad esté bajo nuestro control como advertencia, y luego de eso irá por el país y el continente entero hasta que la totalidad de la tierra esté a nuestra merced para cuando el imperio arribe.

Snide continuaba escuchando atento las explicaciones del contrario a pesar de darle la espalda para no perder su postura en medio de lo que significaban todos esos cambios ocurriendo a favor y en contra de la causa, observando de reojo el panorama hasta nuevamente dirigirse al ser evolucionado con una actitud más desafiante.

- Todo éste discurso de folleto suena bien pero hay un pequeño detalle... los intereses de ambos Lords aparentemente están en otra parte y ellos tienen la última palabra para que procedas o no. A mi parecer eso suena como un inconveniente y no de los menores para precisar...

- Es un lastre con el que seguimos cargando hasta el día de hoy... aunque lo compensa el hecho de que tuvieran la lógica suficiente para ponerme a mi al frente de los proyectos en desarrollo con tal de salir bien librados.

- Es un impedimento para las operaciones a final de cuentas...



- Tú podrías indicar el momento más idóneo para tomar cartas en el asunto... cuando eso pase yo mismo puedo tomar las cabezas de quien estorbe y arrancarlas fácil. - Snide señaló durante un segundo en que su gran hacha tomó la forma de una espada más ligera pero por igual preparada siendo ésta misma apuntada en dirección a Evolude

- ... Un buen líder sabe como dominar su temperamento con tal de tener paciencia, no estamos aquí para actuar como brutos al primer error del régimen mayor o de lo contrario perderemos nuestros recursos, al menos bastantes de ellos...

- Pues un profesional tampoco se toma demasiado tiempo... o perderá lo que tiene de todos modos.

En medio del intercambio que sostenían ambas criaturas algo estaba ocurriendo que los hizo detenerse para subir la guardia sintiendo que otra cosa o alguien más aparecería en la zona donde trabajaba Evolude, pero la sorpresa de los presentes radicó en ver caminar de entre las sombras a uno de los monstruos que habían atacado en la tierra con éxito.



- Los pequeños hombrecitos corrían y corrían sin saber a donde ir... como esas cosas que ellos llaman "hormigas", me hicieron la mañana mientras duró... ha.

Evolude y su asistente retrocedieron un par de pasos dentro de la habitación para que su soldado avanzara hasta el frente siendo ya visible entre todos permaneciendo silencioso pero con esos movimientos de confianza que lo caracterizaban jugando con su propia arma mientras era observado.

- Él es uno de los dos oficiales superiores que fueron asignados a la tierra para supervisar la operación del virus cultivándolo en la ciudad desde hace unas horas, su nombre es Graphite. - Dijo distante la asistente del ser mirando a la otra criatura por igual

Sin demorar Graphite caminó hacia Evolude directamente casi como si los otros no importaran hablando primero con él conservando esa personalidad superficialmente despreocupada en el momento.

- No estoy divirtiéndome como quiero ahora... Todos esos insectos disfrazados no saben hacer nada y pueden ser derribados fácilmente sin importar cuantos de ellos haya, ¡no es el juego que estoy esperando, no hay reto ni nada de emoción en las peleas!

- Admiro mucho el entusiasmo que pones pero antes que nada debes actuar acorde a las circunstancias. La misión es clara y está ejecutándose sin problemas, tu trabajo es poner en orden cualquier contratiempo mientras el virus crece, así que en el proceso podrías solo eliminar a los que queden con vida e infectar a los que sirvan, nada más.

- Eres un aburrido... solo dame la diversión que me prometiste y entonces, solo hasta entonces estaremos a mano.

Las respuestas entre ambos no eran nada menos que tensas aunque aún así lograban controlarse al pensar en toda la escala de sus ideas dándose como estaban planeadas a ocurrir, sin quitar que muchos de ellos aún tenían sus reservas o preguntas unos hacia los otros en medio de la situación con el imperio.

- Supongo que pronto le rendirán cuentas a los Lords o únicamente nos quedaremos en éste cuarto a esperar... - Musitó Snide con un rastro de hartasgo en su tono

- Los iremos a ver ahora para entregarles nuestro informe... solo quiero que tengan en mente lo siguiente: el estado del imperio actualmente es delicado, no podemos dar ningún paso peligroso a menos que se busque hacer más volátiles las circunstancias o el carácter de los hermanos... permaneceremos aquí jugando bajo sus reglas por ahora.

Tierra

Base subterránea


Contra la desesperación vivida en ese instante Luis y Jessica continuaban haciendo el mejor esfuerzo por reaccionar ante las circunstancias tratando de usar su lado más lógico en hallar algo que pudiera solucionar las cosas a como ya estaban en todas partes, aunque la angustia seguía siendo evidente para ambos en distinta forma conforme los minutos transcurrían al interior de la fortaleza.

- Lo que sea que está infectando a la gente y a Luis... no se detiene, está extendiéndose por todas partes y los destrozos únicamente crecen. - Mencionaba la joven amiga del fantasma sin dejar de ver las computadoras de la instalación al lado del oficial quien no sabía como responder pero que de todos modos necesitaba concentrarse para estar con el resto

- Necesitamos saber a qué nos enfrentamos para tener una dirección fija que nos lleve a las alternativas. Nosotros... vamos a seguir buscando la manera de resolverlo, solo debemos mantenernos centrados sin perder la calma, de igual forma es un gran avance lo que conseguiste con los rastros de energía. - El joven hombre le respondió intentando confiar en sus propias palabras de las que él mismo no estaba seguro en ese entonces

Ambos estaban atentos a lo que ocurría en las calles, en cada rincón posible de la ciudad que les mostraba escenas por completo desalentadoras al tiempo que la gente aún consciente sin haber cambiado como algunas de las bestias sueltas sufría el dolor luego de contagiarse también con aquel mal desconocido atacando a los habitantes de Angel Grove. Luis por su parte mantenía el temple, no obstante su mirada recorría varios puntos después de presenciar el monitoreo del exterior intentando desviarse solo para encontrar algo que llamó su atención cuando él se fijara en la muñeca de la chica portando un brazalete.

- Vi lo que hiciste al final de la pelea... - Musitó él viendo a Jessica todavía volteada en otra dirección hasta que lo escuchó

- No tuve tiempo de pensar en algo más... creo que debería hablar de eso con Luis, si es que se recupera... - Dijo Jessica en un mismo tono dejando su vista por lo bajo

Mientras el movimiento apresurado continuaba en la base, de un momento a otro Sandoval se percató de que alguien más estaba cerca en camino a la sección principal del sitio a solo un par de segundos de que el joven Ranger Rojo se cruzara entre él y la otra joven haciendo aquella pregunta y declaración que tomó con la guardia baja al antiguo Kamen Rider. A diferencia de Ian, Luis no reconocía totalmente al muchacho y se desconcertó por un segundo hasta reunir y atar todos los cabos observando el Morpher que portaba el individuo y luego ver como su compañera lo alcanzaba recordándola más rápido entonces ya que en su caso ella no había cambiado casi en lo absoluto, así que el oficial optó por responder como fuera más honesto.

- Si... ocurrió ayer, muchas cosas más están sucediendo desde hace unos días y es algo realmente grave... pero les agradecemos por estar aquí. - Luis les dijo a los dos dándoles la bienvenida lo más rápido que pudo hasta que se presentó algo distinto

Al fondo de donde ellos estaban Luis pudo notar perfectamente las presencias de Jim y Anna en las instalaciones luego de la dura pelea en contra de las bestias sueltas por las calles y la lucha de ese monstruo que nadie logró derrotar; sin más él fijó su vista en ellos hasta devolverla a los muchachos.

- Ian, Bianca... todo ésto podría parecer muy extraño, incluyendo lo que ven conmigo, pero todo tendrá una explicación a su momento, éste es el lugar más seguro que queda y lo que falta por hacer es averiguar la raíz del problema, para eso nos quedaremos aquí. - Explicó antes de dar lugar a la otra joven. - Ella es Jessica Osawa, amiga de uno de los Kamen Riders que actualmente fue lastimado durante la batalla en la ciudad.

- Mucho gusto. - Pronunció ella extendiendo su mano para estrechar la de los dos chicos

- Estaremos con ustedes para explicarles mejor la situación, por ahora necesito que me regalen un minuto para reunirme con alguien. Si me permiten, quedan bien acompañados, gracias. - Agregó Luis antes de alejarse de los muchachos yendo en otra dirección

La mirada de Luis cambió durante su corto trayecto para ver a los otros Riders, mostrándose de hecho más serio y decidido de lo que anteriormente estaba para poder hablar con ellos, encontrándolos de frente hasta que él fue directo.

- Comprometieron la misión y el plan que ya teníamos establecido para proteger a las personas dentro del asilo, si no fuera por la intervención militar que cubrió esa zona esas personas hubieran quedado completamente expuestas a sufrir lo que otros pasaron o a su muerte... la señorita desobedeció indicaciones y dejaron que lo acordado cambiara a causa de alguien que ni siquiera está registrado oficialmente dentro del grupo, pero la culpa fue mía por haberles hecho caso e incluso estar a punto de arriesgar todavía mas la seguridad de ustedes dos. - Luis dijo de una manera terminante hacia los Riders de los espejos sin ningún rastro de duda mientras los veía a los ojos. - Nosotros no destruimos victimas... las salvamos, es por lo mismo que su vida está mucho antes que la nuestra y es por eso que las instrucciones fueron exactas, ahora no sabemos aún si los monstruos que ustedes eliminaron eran también humanos o solo producto de lo que dejó la destrucción. Tuvieron suerte de que los dos muchachos llegaran porque los demás estábamos incapacitados para alcanzarlos en esa zona.

Sus palabras eran muestra clara de la preocupación general que sentía Luis al verse todos en aquel escenario donde el Rider con más experiencia de los tres podía verse molesto a la vez que intentaba mantener la objetividad; entonces algunos agentes de Board los alcanzaron para quedarse de pie a cada lado del oficial mirando al dúo.

- Por los ataques que recibió y su condición el señor Bruford será escoltado al ala médica, en caso de que presente algo serio del nivel de Ghost entonces se le trasladará a la zona especializada. - Dijo dando indicaciones a los otros sujetos para que guiaran a Jim al mismo lugar en el que estuvo el día anterior

Entre tanto Luis avanzó un par de pasos llegando delante de Anna contemplando el lugar siendo mayormente operado por personal de la organización arqueológica.

- Con usted hablaré después... por ahora quédese aquí en el salón junto con los demás para reunirnos dentro de poco antes de repasar qué está sucediendo y lo que haremos, hasta entonces su amigo estará bien mientras lo ayudan con la golpiza que recibió. - Explicó el oficial a la mujer dando sus palabras finales hasta que se apartó en camino a regresar con los otros chicos

Luis no tardó en alcanzar a los dos Rangers y a Jessica nuevamente al tiempo que los análisis continuaban corriendo en las computadoras de la base, aunque él hizo una pausa para dirigirse a ellos.

- Muchachos... hablaré con ustedes para darles un informe y responder sus dudas, además de que también ustedes podrían comentarnos como llegaron aquí, pero antes debo ir con la señorita Ozawa hacia otra parte para arreglar algunos detalles de la última misión, les prometo que los acompañaré en breve.

Jessica por su parte asintió y pronto tuvo que acompañar a Luis en ruta a la zona de los talleres en la que ambos retomaron su conversación llegando a un apartado igual de amplio que el que ocupaba el oficial para trabajar.



- Luis estará bien, lo transferimos a un nivel especial para que ahí se le vigile y no haya riesgo de que su aparente contagio se extienda. - Luis explicó luego de cruzar la puerta junto con Jessica siguiéndolo

- Entiendo... Sé que los monstruos contra los que peleó eran demasiado pero tal vez conozca la razón por la cual le afectaron igual que a las otras personas sin tener la misma reacción. Él no se ha sentido bien últimamente, sus habilidades no responden como antes y ha tenido cambios bruscos al respecto... el espíritu que lo acompaña dice que algo lo hizo perder gran parte de su conexión con los poderes y le queda menos tiempo del que tenía para regresar juntando las esferas... - Ella contestó llevando ambas manos a los bolsillos de su pantalón observando lo que la rodeaba y luego a la otra versión de su amigo. - Podría no ser mi asunto pero vi que las cosas tampoco marchan tan bien con ustedes... pude ver la plática que tenías con esos dos.

- Todo se volvió más complicado en las últimas horas como te habrás dado cuenta, apenas estamos en camino a encontrar una respuesta y más personas acaban de llegar. Esos dos muchachos tienen como máximo tres años desde que se convirtieron en Power Rangers la primera vez y verlos aquí ciertamente me trae recuerdos de varias clases, en un comienzo incluso recuerdo tenía un Crush con la chica Bianca antes de que yo me involucrara en éste mundo aunque las cosas terminaron dándose bien como tal como estuvieron pero eso no importa ya que ahora tenemos una prioridad por delante, una del tamaño de todo Angel Grove. - Luis dijo tomando algunas cosas que estaban en el primer escritorio mientras por igual sacaba de su saco el Shift Brace averiado que conservaba

- OK no sé a qué vino lo último ni porqué me lo tienes que contar pero supongo que cualquier cosa es mejor a lo que hay afuera.

- Es bueno hacer plática con alguien no tan frecuente para ser más sincero y sacar estrés. - Él respondió con su atención puesta en el brazalete intentando hacerlo funcionar con sus herramientas antes de solo conseguir que sacara chispas

- De todos modos los otros Riders, el tipo rápido y sus amigos parecen no estar muy convencidos de hacer ésto con esas complicaciones.

- Llevan poco tiempo haciendo ésto en conjunto y cada uno tiene su propia concepción de las circunstancias así que eso nos hace confundirnos mucho más... no sabemos a donde ir pero se nos olvidó que esa es una de las razones por las que estamos juntos en primer lugar, aún con el miedo... Solo dios sabe que probablemente las discusiones van a seguir pero hay que controlarnos y hacer de la situación menos dura para los demás, eso también lo aprendí por experiencia.

Flashback

OST:

Spoiler
<a href="https://www.youtube.com/watch?v=pE3obYev-1M" target="_blank">http://www.youtube.com/watch?v=pE3obYev-1M</a>
[close]

2020

Pasaron casi tres años desde lo que había sucedido... pensé que duraría menos con todo el estrés consumiéndome por dentro de la manera más directa que lo había vivido, incluso todavía con el trabajo que me costaba reconocer todo en ese entonces cuando creí que estaba listo para seguir, aún tenía una deuda por saldar.

Me di el tiempo de salir en un viaje más sencillo de lo que jamás pude esperar cuando éstas cosas no me preocupaban. Salí del país por unos días, no más de una semana como vacaciones comunes y corrientes que se tomarían lo necesario hasta que terminara, pesando que eso no dependía de mi... Había buscado a una persona con la que tenía la certeza de exorcizar cualquier demonio impidiéndome creer en mi otra vez; eso para cualquier otro hubiera sonado una completa locura pero pude dar con él, era una tarde casi acabándose mientras caminaba por una plaza cercana en la que lo vi primero y después noté como ese lugar era muy amplio, solamente con peatones ocasionales pasando de largo mientras yo estaba cerca en el punto donde me viera detrás, volteando en dirección a mi.


- ¿Hey disculpa, quería preguntarte si de casualidad eres Prats?

Hablé y él se quedó mirándome conforme caminaba en dirección suya dejando ver que por un segundo pudo haberme reconocido, teníamos bastantes más años sin hablarnos o comunicarnos siquiera mucho antes del incidente, pero decidió quedarse parado cuando terminó de hacer su deducción.

- ¿Luis...?

Ya estaba lo suficientemente cerca para que ambos termináramos frente a frente y tuviera qué contestar. La respuesta para un conocido con una relación extraña fue un golpe con mi puño derecho en su rostro directo y más fuerte que cualquiera de los que haya dado mientras tenía la armadura; pude notar como cayó al piso por lo inesperado más que por la fuerza, ahí fue donde me acerqué para tratar de levantarlo a lo que él contestó con un golpe igual una vez que se recuperó lo necesario haciéndome apartar casi tambaleando pero sin desplomarme. Eso a la edad que nos conocimos hubiera sido suficiente para romperme la cara, pero en ese entonces yo supe a lo que iba y regresé para esperar a tomarlo del brazo arrastrándolo lo suficiente con tal de tirarlo otra vez con la poca experiencia que recordaba, y con el tiempo suficiente para ponerlo de pie y sujetarlo del cuello de la camisa que llevaba puesta pegándolo contra una reja tan de prisa como pude.

- ¡YA ESTÁS CONTENTO AHORA QUE TODOS SE FUERON Y NOS DEJASTE SOLOS, NI SIQUIERA DISTE LA CARA CUANDO TUVE QUE DEJARLA IR!

- ¡No sé ni de qué hablas estás loco ya vete!

- No te hagas pendejo sabes muy bien de quienes hablo... hace tres años casi todos ellos se murieron, no, los mataron junto con lo que tú hiciste, no era necesario que pelearas porque eso me tocó a mi... pero no te metiste para nada cuando perdí lo que sabías que me importaba sobre todo... ni un pinche día lo hiciste.

Su expresión seguía molesta y no era para menos; me miró confundido también pero pudo ser una coincidencia, suerte o lógica que no esperaba viendo como él intentaba entender lo que le decía mostrándose extrañado como tal vez lo estaba en la época que más hablamos.

- Hace tres años... nosotros ya no hablamos por mucho tiempo antes de eso, recuerdo poco de que me avisaste cuando las cosas que veíamos eran de verdad o algo parecido pero aún así...

- Aún así no me creías... ¡en cuanto yo decidí dar el paso adelante tú te fuiste y no volvías hasta que otros hacían lo mismo como si nada pasara, nunca te importó el tiempo en que construimos todo eso juntos, con tú esfuerzo y el mío que a final de cuentas era una puta broma para ti!

No recordaba que desde niño hablaba siempre gritado y ni siquiera me daba cuenta... esa fue una de las ocasiones solo que si estaba consciente de cada cosa que hacía o tenía por decir mientras él no me miraba, parecía estar haciendo memoria entre comentarios al azar que para mi seguían igual de vivos que el día en el que sucedieron, todos contados desde el primer hola hasta cuando sentí que ya no estaba más ahí.

- Yo te veía como un compañero y un amigo mientras tú me veías como el raro que inventaba historias tal vez por sentirse solo, por buscar algo...? así lo hacía incluso después de la primera vez cuando no me contestabas, tuve que hacerme a la idea de que ya no contaba contigo para nada.

- A ver... Yo te seguía viendo como un amigo hasta que dejamos de hablar, te estimé mucho y me ayudaste mucho no solo en el rol si no que en otras cosas, lo que pasó es que tuve otras prioridades y le perdí el interés a lo que estábamos haciendo, por más surreal que fuera luego.

Con la misma fuerza del golpe de presentación yo lancé otro sobre la misma zona sin aviso provocando que otra vez él girara la cabeza recibiendo el puñetazo derecho que dejó un rastro pequeño de sangre más visible cerca del labio inferior; a diferencia mía él si tuvo el cuidado de limpiar un poco el golpe con su dedo, a mi eso no me importaba, yo solo quería que él me diera las respuestas o por lo menos encontrara lo que estaba buscando mientras nos partíamos la madre como a mi me gustaba verlo.

- ¿... Ya te sientes mejor?

- No... contigo jamás me voy a sentir mejor luego de tanta chingadera tuya que terminó acabando con todo literalmente.

Muy en el fondo escucharlo responder con eso, diciéndome la razón por la que se fue hizo únicamente que todo el coraje que sentía hiciera salir esas otras emociones que estaban presentes desde que éramos amigos o eso creía. Ninguno de nosotros quisimos movernos de ahí por cualquier razón, pero cada que volvíamos a tener las palabras yo solo le contestaba sin detenerme.

- No supe más de ti. En todos éstos años me imagino que conseguiste graduarte, estudiabas para lo que querías hacer cuando tuvieras un trabajo y estabas con quien te acompañara sea como sea... Yo no tuve más esa oportunidad, me la quitaron porque nadie más nos ayudó mientras lo necesitábamos y tú sabías lo que todo eso significaba para mi, sabías lo que Diana era para mi y de todos modos te seguía pareciendo un simple chiste, jamás pusiste ni siquiera un cuarto del empeño que yo ponía en tener todo bien para que cualquiera siguiera después de nosotros, teníamos en nuestras manos algo mucho más grande y terminó quemado, en ruinas y con la sangre de las personas con las que nos encariñamos corriendo por el suelo.

Ambos nos arrepentíamos desde antes de llegar a esa parte, mis ojos empezaron a ponerse llorosos aunque no me daba pena y los dos dejábamos que ese momento siguiera, pienso que a raíz de que ya no había amenaza de más golpes.

- Bueno ya te he perdido perdón por lo de antes... y te pido perdón de nuevo, siento mucho todo eso y entiendo.

- ¡Tú no entiendes! No tienes, no tienes ni la más mínima idea de todo lo que tuve qué sacrificar para darle lo mejor a ella y todo lo que quería entregarle, era todo lo que tenía y de hecho Diana era lo único que me quedaba... no pude decirle entonces que ella era la única persona con la que quería de ahí en adelante, siendo preciso ya no se lo podré decir.

- Entre todo... se notaba que la querías mucho.

- Matsuri, Bianca, Erica, Diana... tampoco sé qué eran para ti pero los dos éramos responsables de lo que pasaba y de lo que no, de asegurar un futuro que no alcanzó a llegar porque te importaba un carajo, no te molestabas en nada y exactamente eso fue lo que nos costó a todos una vida que viene de mucho más atrás. Pasaba una y otra y otra vez mientras los dos nos debíamos prácticamente lo mismo, no podrían considerarnos amigos así que casi estoy seguro de que tú tampoco lo hacías...

Conocí a Diego como varias cosas aparte de irresponsable o falto de compromiso para lo que yo pensaba era una amistad. Él también pasó por bastante, más de lo que yo llegué a enterarme aún cuando estaba al tanto, y en parte no dudaba que podría sentirse igual de mal pero entonces él no volvió a negar nada o a irse, estaba viéndome tan directo como yo lo hacía por lo que preferí no interpretar nada, ya me lo haría saber por cuenta propia.

- Ya no soy la misma persona de antes, ninguno de los dos lo somos Luis... perdona por no haber estado ahí de alguna forma; si tú piensas eso entonces lo dejo a tu criterio pero en verdad no era mi intención que ocurriera, no creo que haya sido realmente de alguien.

- ¡Es que para ti nunca es tu intención, siempre me dejabas a un lado hasta que se te antojaba acordarte de todo y lo peor es que yo te defendía e hice que fueras una parte importante de ésto...! Por una vez... por una vez yo esperaba que tú algún día apreciaras lo que hacíamos juntos, que por lo menos me dieras las gracias por haberte tomado en cuenta cuando tú me diste lo que hizo avanzar cada cosa por la que luché. Una parte de mi, me hizo pelear en todas esas guerras para que tú vieras qué clase de persona era realmente... luego seguiste riéndote en mi cara.

- Escúchame... antes era un pendejo huevón y hasta el día de hoy sigo cagándola y lo reconozco, pero lo que hacíamos me importaba y le tengo el mismo aprecio... tuve otras prioridades entonces y todos lo sabemos ya. Lo que pasó ya no se puede cambiar y solo trato de seguir adelante, pero si es necesario te pido perdón una vez más porque sigues siendo mi amigo... y no me agrada que te sigas sintiendo así.

Terminó de hablar, yo lo tomé por los hombros apretando mis manos hasta darle un empujón menos fuerte hacia esa reja

De repente lo seguía mirando pero ya no sentía esas ganas de aplastarlo con todas las fuerzas que no tenía para sentir que las cosas mejoraron... sus palabras me parecieron reales por más raro que fuera pero no podía seguir, lo tenía enfrente mío pero ya no veía al culpable aunque tampoco era un extraño. Hice muchas cosas de las que no estoy orgulloso hasta la fecha y ésta se convertía en una de ellas, estaba amenazando a una persona que antes estimaba y ahora solo se redujo a tener que darle la cara sin medir donde acabaríamos.


- Todavía no entiendes... todavía no.

Me sentía enojado, tal vez aún más que al principio pero no con él, me sentía avergonzado como hace años no sucedía y era exactamente la misma sensación que encontraba cuando recién hacíamos ésto juntos. No le quité las manos de encima pero me separé hasta terminar a un lado suyo recargado en la misma reja, soltándolo finalmente para encontrar un rato en el que me pudiera sentar en el suelo mirando hacia el camino por el que estábamos, prácticamente sin regresarle la mirada.



Pasaron un par de meses desde la primera vez y fue que comencé a tener una idea... Tal vez yo le había quitado más de lo que él me había dado a mi, tal vez algunas veces no le tuve la suficiente confianza para que actuara por su cuenta demostrándonos lo que yo ya sabía y me lo confirmaba: Diego es una mejor persona que yo, así me lo decía el que en ese instante no se fuera, también guardó silencio pero prefirió sentarse a un lado mientras no decíamos nada.

- No, no estuve ahí... pero ellos si... ella si.

Viajé buscando la excusa de hallar al culpable de que falláramos pero no tenía que ir tan lejos. Quien fue el responsable para mi era yo mismo por haber perdido lo que era mi todo sin ser capaz de hacer algo para evitarlo... yo solo no podía, pero debí, necesitaba hacerlo y simplemente me quedé corto.

- Ahí es donde estabas... prometí que siempre iban a estar quisieras o no.

Por primera vez en mucho tiempo me sentía expuesto, no quería que me vieran por completo la gran mayoría de las veces pero también hacía sentir todo diferente, era uno de los pesos más grandes siendo soltado dejando de ahogarme tanto, así que ahora solo quedaba utilizar mi mejor arma de todos los tiempos: el orgullo, o podría identificarse también como necedad

Me levanté del suelo sacudiéndome sin voltearlo a ver todavía, a lo mejor esperaba que le hablara o hubiera una mejor explicación, pero él si seguía mirándome sin preguntar nada; yo tampoco lo hice, entonces sospeché que como acostumbrábamos entre nosotros ya estábamos a mano.


- ... Un gusto conocerte y venir de visita.

Tuve que verlo de reojo para despedirme, sin hacer un ruido más grande o disculpándome por el primer encuentro tan "de golpe", por la simple razón de creer que no había necesidad, él lo sabía como yo también. Decidí quedarme con el proverbio viejo a beneficio personal, "los amigos no necesitan pedir perdón"

- Cuando quieras.

Estaba yéndome por donde vine mientras él medio sonreía; yo también lo hice sin que se diera cuenta como varias veces lo provocó, pero igualmente le seguí agradeciendo por haber estado ahí, por ser parte de mi historia y tal vez darme lo más importante para crearla más de una ocasión. Probablemente ya no volvería a ver a Diego, pero si sucede... será cuando por fin haga las cosas bien.

Fin del flashback

- Las peleas entre nosotros algunas veces parecerán inevitables... pero de algún modo tenemos qué seguir moviéndonos. - Luis explicó aún tratando de hacer reaccionar el brazalete en presencia de Jessica

- Si, eso creo... por esa razón es que te quería hablar sobre tomar una posición activa en todo éste problema. - Dijo Jessica todavía con algunas reservas. - Luis sabía que no estaba muy de acuerdo en estar involucrada por mi parte en todo éste proyecto... pero, todo se ha complicado y una de las maneras más prudentes de resolverlo es trabajar juntos al menos mientras él se recupera y sabemos qué le está pasando junto con esa gente... así que me quiero unir a ustedes aunque sea momentáneo.

El oficial Sandoval detuvo lo que hacía en ese instante para ponerle atención y luego asentir a las palabras de la joven visiblemente preocupada no solo por su amigo sino por todo el pueblo a la par de lo que se podría esperar con una emergencia de ese nivel, por lo que Luis caminó en dirección a otro mueble cercano para tomar del mismo uno de los comunicadores que ya estaban almacenados ahí entregándoselo posteriormente a ella.

- Apreciamos mucho tu ayuda Jessica... eres muy valiente al hacer ésto y no sabes cuanto te agradecemos que contribuyas con lo que has logrado, ya sea desde el lado técnico o en el campo... creo que estarás más que lista para integrarte pero eso no quiere decir que no tendremos cuidado cuando más que nunca se necesita ahora.

- Lo tendré, no se preocupen... espero solamente ver después como se encuentra él y hacer lo necesario para estar con ustedes. - Contestó la joven tomando la llave plateada con la misma atención

- No te preocupes, te llevaremos con Luis tan pronto como se pueda y solamente hará falta que te registres como los demás... pero veremos qué hacer en éstos momentos. - Dijo también el joven hombre comenzando a sonreír levemente

- Y... perdón que me meta, pero desde la sala principal pude ver el otro taller donde está tu cinturón... parece que trabajan duro en él, ¿sucedió algo más...?

La expresión del antiguo Rider cambió unos segundos después, aunque no culpó a la chica por esa pregunta y solo necesitó resistir un momento hasta concentrarse para responder.

- Estamos trabajando en eso como bien dices... ya habrá tiempo de explicarles un poco sobre ese asunto pero ahora debemos ir con los demás para acompañarlos y hacer un seguimiento con el grupo, vamos ahora. - Dijo él de cierto modo evadiendo el tema indicando la salida para ambos en camino a ver a los otros

2024

La pelea entre Facu y el Roidmude avanzado había tomado varios giros por ese instante en que se enfrentaron uno contra otro a pesar de que el muchacho cargaba con la mayor desventaja en el campo, todavía con el ambiente "congelado" mientras Chaser se ponía de pie tras los ataques que él mismo permitió ejecutaran en él solo para saber de qué era capaz su oponente, aunque no le importó mucho ya que ni siquiera le tomó atención a la guardia retomada del Ranger, él tenía algo más grande preparado en cuanto mantuvo presionada su arma.

SUPER

EXECUTION


Al darse cuenta una gran cuchilla creada de pura energía se formó en la punta de la Break Gunner directamente apuntada hacia el muchacho, cargándose cada vez más y más hasta que el ejecutor tenía su blanco fijo

FULL BREAK: RHINO

El ataque final de Mashin Chaser fue disparado nuevamente hacia el suelo justo donde estaba Facu de pie, haciendo que el impacto lo lanzara a volar por los aires con la suficiente fuerza para dejarlo fuera de combate, así cuando éste cayó el Roidmude se acercaba con cautela, pero de pronto él también sintió algo extraño conforme varias descargas eléctricas visibles atravesaban su cuerpo haciéndolo arrodillarse, incluso cancelando su transformación para regresarlo a su forma base como criatura evolucionada



- No duró mucho la estabilidad luego del tiempo... apenas si para mantener éste cuerpo. - Chaser pronunció mientras trataba de reincorporarse

Como consecuencia de su debilidad fugaz, el super congelamiento en el ambiente se canceló haciendo que todo regresara a la normalidad en el espacio de aquel parque, solo que el Roidmude ya no tenía ni las intenciones ni planes de continuar una pelea.

Actualidad

Minutos más tarde al interior de la fortaleza Jessica ya estaba en camino para completar su registro en la iniciativa del equipo a la vez que Luis ya había alcanzado a Ian y Bianca para comenzar su plática con ellos llevando a que los tres recorrieran algunos pasillos de la base mientras Luis les explicaba la situación y lo que había sucedido con Nolo siendo esa la pregunta principal que le habían planteado al principio, pese a lo difícil que pudiera ser tratar la cuestión.

- Después de lo que sucedió todos permanecimos en el gran cañón para enterrar a Nolo ahí mismo, desde entonces el personal de BOARD nos ayudó con toda ésta organización interna y digamos que tenemos esfuerzos conjuntos en apoyar a la ciudad ahora que está pasando ésto. - Luis explicaba de manera sería a los dos muchachos a la vez que los acompañaba. - Les agradezco mucho que ayudaran a los dos Riders en las calles, la señorita es nuestra compañera y solo nos falta reagruparnos un poco antes de repasar la situación... hay algo muy grande que viene detrás de lo que sucede actualmente pero el caso de la enfermedad en el pueblo de algún modo nos tomó de sorpresa, por eso mismo es que les aconsejamos permanezca aquí hasta que sepamos cual será nuestro siguiente movimiento para remediarlo.

Simultáneamente Luis dio unos pasos al frente para mirar al dúo y seguir hablando con ellos ahora que les era posible, ya que más adelante no sabían qué podía presentarse.

- Si quieren unirse a éste grupo o acompañarnos son más que bienvenidos, pronto les indicaremos lo que tienen qué hacer para acceder completamente a las instalaciones y unirse a éstas operaciones. Es algo difícil... no me gustaría exponerlos a todo ésto pero sé que son capaces de manejarlo y ahora necesitamos toda la ayuda posible, por ahora sería bueno que me cuenten como llegaron aquí de nuevo y qué ha pasado por su parte--

Sin acabar lo que estaba diciendo el oficial escuchó a lo lejos una voz conocida gritando su nombre, y tal como lo esperaba Facundo ya había llegado a la base buscando varias respuestas en medio del caos que se había hecho; sin embargo Luis estaba por dirigirse a él también con intenciones igual de fijas pero menos amigables, pidiendo a los jóvenes que lo disculparan un momento para reunirse con el otro chico en medio del salón principal.

- ¡Dejaste a tu hermana y a tu amigo solos en pleno ataque dentro de esas calles, casi matas a un civil y te desviaste dejando el comunicador atrás para ir a quien sabe donde. Quiero pretender que no sabías del todo lo que hacías pero ésto ya es cruzar no uno, muchos límites que antes que nada pusieron en riesgo a tu propia familia y tu seguridad!. - Luis dijo autoritariamente casi a punto de gritarlo cuando Facundo quedó frente a él viéndolo con la misma impresión

El personal y gente reunida en la base notaron que algo estaba comenzando aunque no interfirieron viendo como ellos dos arreglaban sus asuntos pendientes o por lo menos tratarían dejando a un lado la escala general.

- BOARD estuvo buscándote junto con todas esas víctimas que tal vez pudieron necesitar la ayuda de alguien como tú pero que no la recibieron a tiempo. Todos los que estamos en ésta base incluyéndome hicimos lo posible para ayudar pero todo se complica cuando algo así nos está desviando, te expusiste de forma innecesaria y eso se puede tomar como egoísmo o como una simple y clara pendejada que bien pudo arrebatarte a quienes quieres... ¿deveras no pensaste ni un segundo en todo lo que pasaba?

Algunos de los agentes de BOARD ya habían hablado con Luis y estaban de acuerdo en seguir un protocolo durante los minutos por venir, así que los mismos se acercaron a la escena mientras el oficial trataba de hablar con Facu no porque éste se lo impidiera, más bien porque él mismo no quería dejar del todo que sus emociones lo nublaran.

- Afuera hay una emergencia, una especie de virus que ya convirtió a decenas de personas en monstruos, algunos que miembros del equipo destruyeron sin conocer la verdad y de los que nos enteramos tarde... estando fuera sin ninguna comunicación a éste lugar pudiste haber caído como lo hizo Luis, si te hubieran absorbido con todos tus poderes implicados espero que pienses en las consecuencias porque en más de un escenario todo acaba peor, ya sea con un contagio más fuerte creciendo o con un esclavo cargado de todo tu poder.

Mientras hablaban los hombres se acercaron a Facu por detrás y de un momento a otro colocaron en él sin que se diera cuenta un brazalete de su lado izquierdo que se aseguró para sorpresa de algunos.

- Como tú bien tomaste tus libertades nosotros nos tomamos otras, eso de ahí anulará cualquier efecto que tenga tu velocidad o tus habilidades. Ahora mismo te quitaremos la gema que portas para asegurarla y tu comunicador ahora mismo. -Luis explicó arrebatándole de las manos la llave a Facundo a la vez que los agentes se hacían cargo de conservar la gema roja. - Por tu seguridad no saldrás de las instalaciones, estás bajo arresto domiciliario. - Agregó justo en el momento que los agentes colocaban un par de esposas especiales en el muchacho antes de escoltarlo a otra zona especial de la fortaleza. - Ya pueden llevárselo

Luis no dijo ni una palabra más luego de que el personal de la organización aceptara la orden llevándose a Facu del salón, así como también los presentes notaban de sobra que Luis estaba enojado, pero seguía manteniéndose centrado al rededor del resto en la base quienes ya estaban acercándose también

>> Transmisión simultánea en todos los medios nacionales en progreso

Conectando


Una nueva alarma sonó en todas las computadoras principales de la base alertando a los presentes en el nivel captando primero la atención de Luis, Jessica, Anna, Bianca, Ian, Max y el resto de personas integrantes del grupo de la base, que estarían a punto de recibir información capaz de afectar el rumbo de todo Angel Grove en ésta crisis.
THE HERO - THE DREAMER - THE MAN




Pueden abrir el spoiler si gustan

Spoiler

Los invito a que pasen a Henshin Latinoamérica: La única pagina de Facebook en español dedicada 100% a Kamen Rider, los esperamos :D
https://www.facebook.com/HenshinLatino
[close]

Desconectado Diegodzilla



  • Shadow-Rangers

  • *

  • Puntos: 643
  • Mensajes: 18099
  • cl

  • Sexo: Masculino
Re:Reencuentros
« Respuesta #214 : 08 de junio de 2018, 07:52:09 pm »
Era verdad, al final era verdad. De cierto modo ambos lo sabían, habría sido necio de su parte negar el hecho, pero no podían ser tan pesimistas para solo aceptarlo. Su compañero había muerto, no sabían aún las circunstancias, eran inciertas para ellos, al igual que todo lo que estaba pasando en la ciudad en ese momento. Bianca trató de tranquilizarse esperando las eventuales explicaciones y confiando en la palabra de Luis, por mientras saludó a la chica que estaba a su lado.

- Hola, un gusto. Soy Bianca. - Dijo con evidente poco ánimo, para luego señalar a su amigo, el que dio un paso para atrás mientras colocaba su mano en la muñeca donde llevaba el morpher. - Él es Ian.

El joven solo miró a Jessica, pero después volvió a perder la mirada en los rincones de la sala de control mientras seguía pensando en todo lo que pasaba. No era que no quería presentarse y mucho menos quería parecer grosero, solo estaba un poco choqueado por todo lo que estaba pasando.

Al otro lado de la sala, adonde se estaba dirigiendo Luis estaban los dos Riders, quienes recibieron las palabras de Luis quien estaba bastante molesto al parecer. Jim no le tomó mucha importancia, pero en el fondo reconoció que tuvieron mucha suerte en lo que llevaban del día, fueron rescatados de un peligro por los Rangers y el descuido que tuvieron en el asilo no pasó a mayores gracias a los militares, de ahí en adelante no podrían confiarse tanto. Por su parte, Anna se sentía fatal por lo que había hecho, el día anterior se había ganado la confianza de Luis y ahora sentía como si le hubiese fallado. Él tenía razón, desobedecieron órdenes directas y arriesgaron vidas civiles, había fallado en la misión que le asignaron, le falló al equipo y a la ciudad.

- Lo siento, no volverá a suceder. - Dijo Anna, mirando al piso, le costaba mirar a Luis a los ojos en ese momento.

Jim dejó que lo llevaran al ala médica para que lo trataran, mientras los hombres de Board le ayudaban a pararse y caminar. Se fue sin decir ni una palabra, de todos modos no tenía por qué responderle a Luis, al menos eso pensaba. Anna escuchó las siguientes palabras de Luis mientras asentía silenciosamente, sin soltar otra palabra.

- Si, está bien. - Respondió Bianca a Luis antes de que este volviera a irse, esta vez con Jessica. La chica se acercó lentamente a Ian hasta quedar frente a frente y apoyó su cabeza en el hombro del otro, quien respondió haciendo lo mismo. Era sin dudas un momento difícil para ellos, pero al menos se tenían el uno para el otro, eran grandes amigos y ya habían salido de más de un problema juntos, así que solo les quedaba resistir juntos lo que se viniera de aquí en adelante.

- La cosa está fea. - Dijo la chica.

- Sí, pero no hay de otra. Al menos me tranquiliza un poco que haya más gente organizada para detener esto. - Respondió Ian levantando la vista y echando una mirada con más detenimiento a la base. Se tomó un segundo para observar todo el equipo que tenían solamente en esa sala y solo se podía imaginar lo que había en otros pasillos.

- ¿Acaso crees que no somos suficientes nosotros dos? - Respondió ella levantándose y mirando al chico. Le mostró una media sonrisa para tratar de animarlo, cosa que ella también necesitaba. Luego se acercó un poco para decirle algo en voz baja. - Digo, tú solo y sin mi ayuda podrías poner a esos bichos de afuera en su lugar.

- No es eso, es que me da un poco más de esperanza saber que todavía hay personas peleando y arriesgándose por los demás, además, mira, cuentan con todo este equipo gente detrás de ellos. Se que a veces nosotros contamos con la Fuerza del Tiempo, pero... mira este lugar y la organización. - Se tomó un respiro y continuó. - Bianca, tu sabes que yo te aprecio mucho como compañera, llevamos mucho tiempo haciendo esto y si no fuera por ti tal vez ni sería capaz de hacerlo. Y... sabes que yo no podría solo, no soy tan fuerte. - Dijo mientras miraba sus manos, temblorosas desde el momento en que se acercó a Luis hace un minuto.

- Bueno , tal vez sea momento de ponerte a prueba. - Dijo ella dando media vuelta y acercando de a poco al centro de la sala. - ¿Crees que podrían necesitar nuestra ayuda? Nunca está de más un par de manos extra.

- Espero que si. En tal caso, debemos ayudar en todo lo que podamos. - Respondió el chico mientras apoyaba de a poco la espalda en uno de los muros y se llevaba la mano a un costado, expresando cierto malestar.

- ¿Te sientes bien? - Preguntó Bianca acercándose con preocupación.

- Sí. Ya estoy mejor, no te preocupes, no fue nada.

- Hm, tal vez podrían traerte un médico para que te vea. - Dijo ella tercamente.

- No. Estoy bien.

Unos segundos después, Luis volvió con ellos para llevarlos por los extensos pasillos de la base, mientras les explicaba lo que había pasado hasta ese entonces. El ataque del día anterior y la situación general con los demás héroes. También se enteraron de lo que había pasado en el gran cañón con el otro enemigo y Nolo. Al menos obtuvieron su venganza. Los dos siguieron escuchando atentamente la explicación del oficial a medida que continuaban caminando por los pasillos del lugar.

- Bueno... Gracias por tomarte la molestia. - Djio Ian. - Nos quedaremos acá hasta que des la orden para actuar...

Cuando este se les acercó  y les ofreció unirse al grupo, Bianca fue la primera en en responder, estaba haciendo caso a lo que Ian le dijo hace un momento atrás, pero ella también quería apoyar por su cuenta.

- Sabemos a lo que nos exponemos, no te preocupes por eso. - Dijo ella. - Con gusto nos uniremos, queremos ayudar en todo lo que podamos.

- Ella tiene razón, ya estuvimos peleando con los otros monstruos ayer. - Continuó Ian. - Solo dinos qué hacer.

Cuando Ian se estaba disponiendo a contar las cosas que les habían pasado, Luis les pidió disculpas y se retiró del lugar en el que estaban. Ambos Rangers se miraron desconcertados y optaron por seguirlo ya que este se dirigía a la sala principal. También escucharon que otra persona lo estaba llamando. Ian pensó que a lo mejor era alguien que requería la ayuda del oficial o estaba en busca de algo. Bianca, por otro lado, pensó que, por el tono de voz, estaba buscando a Luis para pedirle explicaciones o confrontarlo por algo que haya hecho. Cuando llegaron al lugar, descubrieron que era como Bianca pensaba. Era un joven el que estaba gritando, acompañado de otras personas, todas desconocidas para ellos.

Anna, quien estaba en la sala buscando algo de descanso, también se percató de la llegada de los otros. No había escuchado nada de ellos en el día. Se notaba que habían pasado por muchas cosas, bueno, al igual que todos. Una duda que todavía tenía presente era lo que le había pasado al joven fantasma. Sabía que estaba grave, pero se suponía que era un fantasma, por lo que no debería sufrir heridas, al menos eso pensaba. En el momento en que comenzó a gritarle a Facundo, la chica supo inmediatamente que algo grave había pasado. Al igual que a ella, el oficial le escupió todo lo que había hecho, por lo que supo inmediatamente lo que había pasado, parte de ello en realidad. Muchas cosas sucedieron en lo que llevaba del día y, por la alarma que sonó en ese mismo momento, supuso que todavía estaba por empeorar la situación.

Los Rangers estaban mirando de lejos la situación que ocurrió con la llegada del velocista a la base, hasta que se lo llevaron. En ese momento no sabían si acercarse de inmediato a él, o a alguna de las otras personas que estaban en el lugar, pero antes de eso, su atención se desvió a la alarma que empezó a sonar. Se acercaron a una de las pantallas más grandes del centro junto a los demás para ver el mensaje que estaba siendo transmitido.

Desconectado KamenBoya



  • Novato

  • *

  • Puntos: 0
  • Mensajes: 31
  • ar

  • Sexo: Masculino
Re:Reencuentros
« Respuesta #215 : 09 de junio de 2018, 06:03:32 pm »
[2 Horas después del arranque de furia de Wizard]
"SE ATREVEN A LASTIMAR A LA GENTE DE ESTA CIUDAD Y A MATAR SIN DISCRIMINACIÓN?!" El mago rugía, magia fluyendo y quemando a todos los infectados. Jóvenes, adultos y ancianos, todos quemándose. "AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAGH!"

La ira lo hacía atacar a los infectados, no pensando en el hecho de que estaba matando a los civiles, y causando más destrucción en el área.

¡KABOOOOM!

Pero, una explosión de energía purpura lo mando volando, cancelando su transformación y dejándolo tirado en el piso.

"Es una pena, honestamente. Esos aliens son poderosos, y tu y el resto de los gusanos que son la humanidad están perdidos. Quizá debería decirle al Maestro que una alianza sería una buena idea... Pero sus poderes le hacen un peligro." Dijo Medusa, la cual había aparecido de las sombras. Levantando a Nicholas, lo arrojo contra una columna destrozada.

"AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAGH!" Aulló el mago, debido a que se encontró empalado en un fierro roto de la columna. Medusa se acerco y lo doblo, dejando a Nicholas atrapado, para luego alejarse, antes de mirarlo por encima del hombro.

"Ah, y dos cosas más. Primero, la magia de sus amigos mágicos fue deliciosa, y segundo. Si de alguna forma sobrevive esto, no nos busques. Te vas a arrepentir." Tras hablar, un brillo purpura rodeo el brazo derecho del mago, y desde la punta de los dedos hasta el hombro, el brazo se volvió repentinamente de piedra, antes de estallar.

"PUTA! PEDAZO DE PUTA CUANDO TE ATAJE TE VOY A ARRANCAR LAS PUTAS ENTRAÑAS POR EL CULO!" Dijo Nicholas, lagrimas de dolor rodando por su rostro. Medusa tan solo rió y se desvaneció. Nicholas busco con su mano libre tan rápido como pudo por su comunicador, apretando el botón de SOS, antes de perder el conocimiento.

Desconectado Fackunator



  • Shadow-Rangers

  • *

  • Puntos: 795
  • Mensajes: 11121
  • ar

  • Sexo: Masculino

  • Outta Nowhere!

    • fackunator
    • loquenderospaw046
Re:Reencuentros
« Respuesta #216 : 10 de junio de 2018, 06:24:01 pm »
A Facu no le tomó mucho ubicar a Luis entre la multitud de gente que se hallaba en la base, es más, el oficial fue quien acudió a él al escuchar sus llamados. Para infortunio del joven, sin embargo, el contrario no tenía muchos deseos de mantener una charla amena con el adolescente. Todo lo opuesto.

Al espetarle en la cara lo que había hecho el chico se detuvo en seco con una mirada de sorpresa, confusión y perplejidad en su rostro. No porque no sabía de lo que hablaba, si no que no se lo esperaba. No así al menos porque seamos honestos, él sabía que le esperaba una reprimenda, pero creyó que su idiotez colosal quedaría en segundo plano considerando todo lo que estaba pasando. Ahora veía que su idiotez colosal causó muchas cosas de por medio que se pudieron haber evitado si no hubiese perdido los estribos tan fácilmente debido a Steve, más no se sentía culpable por casi asesinar al ex novio de su hermana. ¿Qué podría entender Luis de eso, si era hijo único?

- ¿Buscándome? -ahora el chico estaba indignado, como si lo hubieran insultado. - ¡Gasté casi toda mi energía para intentar llamar tu ate--! -se vio interrumpido nuevamente por el hombre quien continuó espetándole el error de sus actos. Igual el chico no se iba a quedar callado, de ninguna manera. - ¡Pues no, no pensé! ¡Tú tampoco pensarías en algo más si creyeras que quien hasta el momento era tu única familia te odia! -replicó con firmeza, en un tono de voz similar o mayor al de Luis. Quería dejar en claro que no había estado pensando durante todo lo ocurrido, y solamente actuó por instinto. - Pero no caí, estoy acá, estoy bien y quiero ayudar. Puedo ayudar. Dios, suenas como mi mad-- ¡Eh! -su oración fue interrumpida al sentir algo en su antebrazo izquierdo. Al bajar la mirada vio que un brazalete había sido colocado en éste por unos agentes de BOARD, e inmediatamente éste brazalete fue colocado, el chico se sintió diferente. Se sentía despojado de sus poderes y, a la vez que Luis explicaba la función del artefacto en éste, Facu no pudo hacer más que mirarlo con una expresión de desagradable sorpresa, tristeza y creciente enojo.

¿Acaso este hijo de puta lo acababa de traicionar?

- Me estás jodiendo, ¿no? -no podía creer lo que estaba ocurriendo, y ni siquiera le importó que le quitaran la Gema. El chico creía que se trataba de una broma elaborada. - Sí, esta es una de tus bromas prácticas, ya me habías hecho algo así antes -pero al ver que, en efecto, no se trataba de una broma, el muchacho forcejeó contra los hombres que lo sujetaban de los brazos, forcejeó contra las esposas y contra la horrible verdad. - ¡No me puedes hacer esto, no jodas! ¡Papá! -gritó el adolescente mientras se lo llevaban, desesperado, enojado. Más su padre no acudió, solo se quedó mirándolo mientras su primogénito era llevado a la zona especial de la base, donde cumpliría con su sentencia.

- Es lo correcto para él -le dijo John a Max con un semblante serio. El morocho lo miró con cierta preocupación. - Mi hijo siempre fue alguien que actúa sin pensar en las consecuencias, tal vez ésto sea para lo mejor. Tal vez le de algo de perspectiva.

- ¿Pero no cree que eso es un poco extremo? -preguntó Johnson. - Es decir, yo estoy de acuerdo con eso de darle perspectiva y tal, pero no sé, encerrarlo me parece un poco demasiado.

- Tal vez demasiado sea justo lo que se necesite -respondió John, antes de enfocar su atención en el mensaje que se estaba transmitiendo en una de las pantallas más grandes de la base. Max hizo lo propio, cruzándose de brazos y soltando un suspiro inquieto. No estaba del todo de acuerdo o del todo seguro con lo que acababa de ocurrir con Facu, pero no podía hacer nada al respecto; nada salvo esperar y ver cómo se desarrollaban las cosas. Con suerte, pensó, se desarrollarían para mejor.


Mientras tanto...

Los hombres de BOARD llevaron a Facu a un ala de la base con celdas especializadas para gente como él. Era un gran pasillo de celdas que en lugar de barras tenían unas puertas herméticas trasparentes y, muy para su pesar, reconoció a uno o dos de los presos en distintas celdas. Los reconoció porque él mismo había ayudado a capturarlos, pero por fortuna para él los presos no lo reconocieron. Sin su traje nadie podía reconocerlo, cosa por la cual agradeció haberlo dejado en el garage como base para el nuevo traje en el que estaba trabajando. Traje que muy probablemente no iba a poder completar.

El adolescente fue liberado de sus esposas pero a continuación fue empujado al interior de una de las celdas especializadas, cerrándose ésta una vez el prisionero fue colocado en su interior. Facu se dio la vuelta mirando a los agentes, un último intento de un hombre condenado para probar su inocencia.

- Por favor, yo no merezco estar aquí...

- Eso es cierto. Si hubieras hecho lo que hiciste en nuestro trabajo, la pasarías mucho peor -replicó uno de los agentes, medio serio medio burlón. Eso al joven no le gustó nada.

- No me pueden dejar aquí -habló; el enojo y la desesperación más notables en su voz. - ¡No me pueden dejar aquí! -golpeó la puerta de su celda, como si creyera que eso fuera a servir de algo.



No sirvió de nada. Los agentes ya se habían dado la vuelta, negando con la cabeza como si sintieran lástima por el adolescente, y abandonaron el pabellón de celdas dejándolo al chico allí con un futuro incierto.

- ¡LUIS HIJO DE PUTA! -cargado de frustración el joven golpeó las paredes de la celda con el propósito de desquitar su ira; gradualmente los golpes se fueron ablandando y el chico se fue calmando, para proceder a sentarse en el suelo de su lugar de confinamiento, cubrirse la cabeza con los brazos y llorar a causa de la impotencia y el enojo.

¿Qué más podía hacer?


Mientras tanto, en la cafetería...

Las dos chicas se hallaban sentadas en una de las mesas de la vacía cafetería. Carrie había preparado un café para ambas y mientras que su taza estaba a medio terminar, Lily aún no había tocado la suya. No tenía muchas ganas de beber café, tenía el estómago revuelto y se sentía con náuseas debido a todo lo que acababa de ocurrir. Tenía tanto qué digerir que no podía ni siquiera oler el café, y si bien Carrie jamás había experimentado lo que la menor de los hermanos McKnight experimentaba en éste momento, entendía el sentimiento y sabía que lo menos que podía hacer era estar ahí para ella.

- Lily, ¿quieres hablar de lo que pasó...? -preguntó ella con un tono suave, mirándola con preocupación. Los hermanos se parecían en algo: Tenían la misma mirada perdida cuando algo feo ocurría.

- Yo... No lo sé -respondió ella, con la voz ronca.

- Tu hermano me contó lo que ocurrió -habló la contraria, tomando otro sorbo de su café. - No lo estoy defendiendo ni nada, pero lo que hizo... El sujeto se lo merecía.

- Tal vez, no sé -estaba con la mirada perdida en la mesa. - Es... Así es mi hermano, impulsivo, sólo que nunca lo había visto tan ido, tan fuera de si. Daba miedo -alzó la mirada para ver a la novia de su hermano; sus ojos expresaban una mirada algo agitada.

- ¿Pero cómo es que llegaste a perdonarlo tan rápido? Recuerdo cuando accidentalmente rompió tu laptop, te tomó una semana volver a dirigirle la palabra -tras aquél recuerdo ambas sonrieron, Carrie de una forma más vivaz, mientras que la sonrisa de Lily fue más como que forzada.

- Luego de que Ghost nos pidiera que nos fuéramos, durante el camino tuve mucho tiempo para pensar. Nos atacaron un par de monstruos, sobrevivimos de milagro pero de no ser por Jessica yo casi no la cuento, y al estar tan cerca de la muerte una se pone a pensar... Puedo morir en cualquier momento, ¿sabes? Todos podemos morir en cualquier momento y si yo hubiera muerto ahí mismo, Facu habría creído que morí odiándolo -mientras relataba esto la voz de la menor se notaba más serena. - Es la única familia que me queda, hemos pasado en éstos tres años más cosas juntos de lo que uno creería, y tras pensar y ponerlo todo en perspectiva me di cuenta que solo actuó por instinto. Es decir, soy su hermana, nos amamos, el hacer lo que hizo es simplemente algo normal. Estaría más cabreada si no hubiera hecho nada -tras relatar aquello, la joven tomó su taza llena de café y le dio un primer sorbo. Carrie sonrió ante esto. - Realmente debí reaccionar de otra forma, no tuve que decirle lo que le dije pero en su momento no me--

- No lo pudiste ver así -concluyó Carrie, a lo que Lily asintió. - Entiendo. Nunca me gustó realmente verlos peleados, y no pueden estar peleados considerando que ambos son superhéroes, el mundo depende de ustedes. Como lo veo yo, en momentos así deben estar más unidos que nunca, no permitan que ocurra lo que ocurrió luego de que su madre falleció -Lily asintió nuevamente. La chica tenía razón, no podían distanciarse como lo habían hecho luego de aquél suceso tan horrible, necesitaban estar más juntos que nunca en éstos momentos.

- Quisiera que deje de ser tan malditamente sobreprotector -habló la adolescente con una sonrisa; el humor en la habitación se estaba aligerando. - Entiendo que sea mi hermano mayor pero a veces me sofoca con su preocupación -ambas rieron levemente. Carrie se encogió de hombros.

- Es sobreprotector con la gente que ama -replicó. - Deberías haberlo visto cómo me sobreprotegía de algunos fans, es adorable.

- ¿En serio lo hizo? -el imaginar aquello causó que Lily riera con un poco más de ganas.

- ¡Sí! Fue gracioso, este tipo quería saltar de la valla para abrazarme y él se puso en el medio. Debiste ver su cara, ¡fue tan gracioso! -ambas empezaron a estallar en carcajadas. - Por supuesto que no lo amenazó ni nada por el estilo, pero recuerdo que le dijo ''Epa epa, ¿qué estás haciendo?'' con la voz más neutral que te puedas imaginar.

- ¡Me lo hizo una vez cuando quise comer de sus galletitas! -las risas inundaron la cafetería; el ambiente ahora era uno ameno, jovial, testimonio del vínculo que tenían estas dos amigas. Compartir historias siempre lograba hacerlas reír, siempre lograba levantarles el ánimo.

- Siempre fue muy sobreprotector de su comida. Una vez quise tomar una porción de su pizza (porque ya sabes como es de glotón tu hermano) y me apartó la mano con la mayor delicadeza posible diciéndome ''Noooooo'', similar al vídeo ese del gato que le aparta la mano con la pata a su dueño, ¿lo viste? -Lily asintió energéticamente. - ¡Fue igual, te lo juro! -más risas entre ambas y luego, una vez éstas cesaron, cada quien bebió de su respectivo café con una sonrisa jovial. - Oye, no te pregunté

- ¿Hm? -Lily aún estaba bebiendo su café.

- ¿Qué clase de poder tienes? -preguntó Carrie, curiosa.

- Puedo dar gritos supersónicos

Ambas pudieron imaginar lo que diría Facu.

- ¿Y no te jode la voz?

- La verdad es que sí, pero apenas llevo con estos poderes un día así que supongo que debo acostumbrarme -la chica que encogió de hombros y bebió nuevamente de su café; la taza había quedado medio llena.

- Si me lo preguntas, eso me parece genial -agregó Carrie con una sonrisa. - Quién diría que te volverías una superheroína algún día -dijo con orgullo, mirando a la hermana de su novio. Realmente estaba orgullosa.

Tras ésto, ambas rubias procedieron a terminar sus cafés y charlar de cosas monótonas, desviando sus mentes del desastre que estaba ocurriendo en el exterior y, si hablaban de ello, lo hacían con un tono con el cual pudieran aligerar la seriedad de la situación. Carrie no quería que Lily pensara mucho en ello ya que sabía que eso la podía poner mal, y lo último que quería era hacer que su amiga recordara lo que vivió. Ya había pasado por suficiente; era momento de darle un merecido descanso lleno de risas, alejar su mente de aquellos problemas porque éste no era el momento ni el lugar. Ya habría cabida para ello en las horas siguientes.


Parque Nacional Canaima
Venezuela
Momentos después




Venezuela. País lentamente cayendo en la ruina socio-económica, pero que sin embargo es poseedor de varias bellezas naturales. Un país donde la invasión aún no ha llegado pero se encuentra muy cerca de los países donde sí - México, Colombia y Cuba, por nombrar algunos. Éste país es el foco de nuestra atención no por sus maravillas naturales o su falta de alienígenas, si no por el portal que ahora mismo se está abriendo paralelo a nuestro joven velocista escarlata gritando y llorando en su celda. Ese portal es uno familiar, y de ése mismo surge una figura que ya habíamos visto previamente más no había sido explorado más a detalle: Facundo McKnight. Pero no el adolescente que conocemos si no su versión ''original'' que había sido desplazado a otro universo durante el ataque del Chroner conocido como Eon hace dos años.

McKnight había estando viajando planeta por planeta, sistema por sistema, buscando una forma de llegar a casa. Había vagado por distintos universos, distintos y diversos planetas pero por fin, por lo que podía deducir, había llegado a casa. Claro, era casa... Pero no exactamente. Estaba en otro lugar desconocido para él, más él no era ajeno al país donde se encontraba, solo que él no lo sabía. El joven adulto miró alrededor, observando la fauna que lo rodeaba con confusión; no tenía muy en claro dónde se encontraba. Podría estar en cualquier lado, la Tierra tenía, como dice su buen amigo Luis, un chingo de bosques a lo largo de todos los países. Él era la aguja en el enorme pajar, y tenía que encontrarse.



- Lo que me faltaba, llegar nuevamente a otro lugar que no conozco -rezongó el hombre, mirando al soleado cielo. Procedió a revisar entonces el dispositivo que había utilizado para teletransportarse a ésta ubicación, y más pronto que tarde se halló con la horrible sorpresa de que había digitado las coordenadas mal. Estaba países de distancia de su hogar y, para colmo de males, reconocía las coordenadas. - ¡Me cago en la puta! -en su enojo, el hombre lanzó el dispositivo al suelo, haciéndolo añicos. Inmediatamente después se dio cuenta de lo que había ocurrido y se llevó su palma derecha a la frente, apretando los dientes. Dios mío que idiota, pensaría entonces.

No le costó al joven hallar un camino de tierra en medio del Parque, camino que siguió a paso firme mientras ideaba cómo regresar a casa. ¿Un avión? No, no tenía la plata o la documentación. Podría robarlo, pero lo único que sabía pilotear eran zords. Tampoco era como si tuviera un zord volador para ir a casa - su último zord fue un tiranosaurio gigante, así que sus opciones se limitaban a aventones o caminar. Y no iba a caminar desde Venezuela hasta Estados Unidos, así que debía conseguir aventones pero primero y antes que nada, debía llegar a Caracas para conseguir un mapa o un teléfono o lo que sea, para así tener una suerte de guía. Pero antes de hacer todo eso, tenía que salir del parque.

La siguiente hora fue pura prueba y error para el hombre quien por error se había metido más en la fauna venezolana, estando cerca de perderse entre la arboleda pero afortunadamente logró encontrar un nuevo sendero por donde la gente transcurría. Al hacerlo pidió direcciones a los visitantes de aquella maravilla natural sobre cómo llegar a la zona de transportes o a la carretera más cercana y tras seguir las direcciones de distintas personas Facu se halló saliendo del parque nacional a una calle que llevaba a una carretera. Siguió esa calle por un costado, haciendo señas a los vehículos que pasaban a su par hasta que finalmente un buen hombre se detuvo; el conductor de un camión frutero.

- ¿Pa' dónde mi pana? -preguntó el hombre, amable.

- Para Caracas -replicó Facu, apoyándose sobre el borde de la ventanilla.

- ¡Súbase nomás! -y tras la invitación, Facu ingresó al vehículo con una sonrisa y un agradecimiento con la cabeza. Momentos después de subirse el conductor arrancó su vehículo, poniendo un tema algo tropical en la radio.

Facu y el conductor estuvieron charlando todo el viaje, hablando sobre la ocupación de cada uno (obviamente Facu obvió los detalles superheróicos), familia, cosas como el día y por qué el rubio andaba pidiendo aventones a un lado de la calle. Facu vio a su acompañante como un hombre honesto y buena persona dentro de todo, incluso cuando tocaron el tema de la política el contrario se mostró bastante amable y contento de compartir su opinión con respecto al gobierno actual, opinión que Facu escuchó atentamente pero de lo cual no opinó mucho debido a su desconocimiento del tema. Realmente si sabía algo de la política venezolana era porque su viejo y querido amigo Manuel le hablaba al respecto. Demonios, ¡hasta fue perseguido por chavistas con él en alguna que otra ocasión! Le habló de su viejo amigo al conductor con una sonrisa nostálgica en el rostro, pero al preguntarle éste dónde estaba Manuel, el semblante de Facu se volvió un poco más triste.

- Él... Falleció hace tres años -respondió el hombre. Hubo un momento de silencio en el que no se escuchó nada salvo el avanzar de las ruedas sobre el asfalto y los ruidos del motor mientras McKnight pensaba en aquél suceso hace tres años en el que no estuvo presente debido a una leve complicación como lo era estar muerto pero la cual le fue informada a él por sus amigos Diego y Luis una vez fue regresado a la vida...


Flashback

- ¿Qué...? ¿Dónde mierda...? -Facu, en aquél entonces de 18 años, se estaba despertando en una habitación. Su habitación, en el departamento que estaba alquilando en Angel Grove. Se sentó en la cama para hallarse a Luis y a Diego sentados a un costado de ésta, mirándolo con alivio pero también con cierto pesar. - ¿Qué carajo hacen acá? -les preguntó, confundido. Lo último que pudo recordar fue el suceso que llevó a su muerte, pero no sabía cuánto tiempo estuvo ido ni qué había pasado. - ¿Cuánto tiempo estuve fuera?

- Dos meses -respondió Luis. - Nos ha costado traerte a la vida de nuevo y realmente no quisimos hacerlo luego de la cagada que te mandaste en tu aventurita como duende... -al recordar eso Facu se estremeció un poco, avergonzado de sus actos. - Pero lo hemos hecho no por ti si no por Manuel. Sólo te advierto que si vuelves a hacer una pendejada como esa, yo mismo te voy a matar a la chingada y no vas a volver -el tono de Decade era serio, pero sin embargo Facu asintió en entendimiento. - Esta es tu última oportunidad cabrón, no la cagues

- Te lo agradezco. A ambos, y... Lo siento, por todo -el chico agachó un poco la cabeza, avergonzado. - Tengo que llamar a Manuel, tengo que darle las gracias a él también...

- Esa es otra cosa por la que estamos aquí -el que habló afuera fue Diego. - No mucho luego de que moriste apareció este cabrón, el doctor X y pues...

- Típico villano cliché, pero un día nos agarró de imprevisto. Nos invadió bien machín. Hubo un apagón en la ciudad, nos atacó con todo y en ese ataque Erina murió... -tras Luis informarle ésto a Facu le dio un vuelco en el corazón. No había sido muy cercano con Erina, pero sin embargo la estimaba grandemente; era una buena compañera de equipo y más importante, una buena mujer para Manuel.

- No...

- Fui con Manuel a buscar a ese cabrón y pues, lo encontramos -se notaba que el recordar ésto era duro para Luis, porque el muchacho podía escuchar cómo se le quebraba la voz. Diego mantenía la cabeza gacha.

- Dime que lo mataron, dime que mataron a ese doctor hijo de puta -Facu sospechaba, intuía el rumbo de la historia pero quería creer que había algo más, quería creer que al final lograron ganar...

- Manuel se interpuso en un ataque dirigido hacia mi y perdió su brazo derecho, luego...

- Yo lo quería llevar a un lugar seguro pero el weón quiso seguir luchando aún en ese estado, tuve que haberlo detenido -Diego se cubrió los ojos con la mano para contener las lágrimas. Facu podía ver que se sentían culpables por lo ocurrido y el verlos así, a pesar de que no era muy cercanos con ellos, hizo que los ojos se le aguaran; sabía lo que le estaban por decir, sabía la horrible verdad que se avecinaba así que decidió retirar la bandita de un tirón. Exponer la herida rápido.

- Murió luchando, ¿no es así? -los dos lo miraron un momento y esa mirada fue todo lo que se necesitó para confirmar sus sospechas. Facu sintió como el aire se le cortaba gracias al nudo en su garganta, como las lágrimas empezaban a bajar por sus mejillas, imparables. Los tres se quedaron en silencio, llorando de manera callada hasta que Facu se levantó de la cama, avanzando a paso firme contra una pared y procediendo a golpearla unas seis veces con su puño izquierdo en un mismo lugar a la vez que soltaba un grito de enojo y profunda tristeza. El yeso en ésta se rompió bajo la fuerza de su puño y sus nudillos quedaron sangrando. - Denme mi morpher, o cualquiera, no me importa. Voy a matar a ese hijo de puta yo mismo

- Ya lo hicimos -habló Luis. De hecho, el suceso de la muerte del doctor había ocurrido hace exactamente dos semanas. - Lo matamos, con la ayuda de Manuel de hecho

Hubo un momento de silencio, silencio en el que el dolor en la mano izquierda de Facu se hacía más y más grande. Unas gotas de sangre cayeron al suelo. Sin embargo, el dolor en su mano no se comparaba al dolor que sentía en su corazón.

- Dónde... ¿Dónde lo enterraron?


Fin del flashback


- Lamento escuchar eso compa, pero donde quiera que esté seguro está en paz -habló el conductor. Facu esbozó una leve sonrisa, asintiendo ligeramente con la cabeza.

- Sí... Eso espero.

El viaje fue largo pues el parque se hallaba lejos de la ciudad de Caracas, pero en el transcurso de las siguientes doce horas llegaron a la ciudad destino; el hombre se bajó en el centro de ésta, agradeciéndole al conductor con un gesto de su mano y una sonrisa. Ya eran alrededor de las 22:30 y Manuel le había enseñado que las noches en Venezuela no eran las mejores, pero el hombre no tenía miedo, no realmente. Avanzó tranquilo por la capital, mirando alrededor en búsqueda de alguna tienda de electrónica o algo, pero no tenía dinero realmente. Podía optar por hurtar algo... Pero no, no era un criminal. Aunque si le hurtaba a un criminal...

Giró por una esquina para hallarse sorpresivamente con una manifestación de chavistas. Se quedó un momento en silencio, mirando a los manifestantes y pensando en los viejos tiempos, las veces que estuvo cerca de la muerte por provocarlos y sonrió ante ese recuerdo. Dudó un momento en si seguir con su camino o no, pero luego, recordando a Manuel, se encogió de hombros.

- Qué caray, por los viejos tiempos -avanzó hacia los manifestantes, juntando aire y habló. - ¡Eh! ¡Chávez fue un presidente de mierda y Capriles podría haber sido mejor que él!

El efecto fue instantáneo. Los manifestantes se dieron la vuelta y, al localizar a quien dijo tal blasfemia, lo persiguieron. Facu se dio la vuelta y corrió como un alma perseguida por el diablo, riendo pero también preocupado por su integridad física. Recordó nuevamente una ocasión hace tres años mientras era perseguido por la turba iracunda...

Flashback

- ¡Eh no, no! ¡Piensen en Chaibe! -gritaba un desesperado Facu, esquivando disparos tanto de la guardia nacional como de los chavistas enardecidos. - ¡Ayúdame dirxx! -el chico escapaba de los disparos, pero pronto sus atacantes de quedaron sin balas. Al darse cuenta de ésto el adolescente rió, burlándose de ellos. - ¡Putoooooooos! -exclamó. Para su pesar sin embargo, un hombre calvo, alto, musculoso y con bigote salió de entre la horda, portando una escopeta. - Ay, no joda... -el escopetazo se hizo escuchar a la vez que el joven caía al suelo gracias al impacto que pegó en su pecho. Parecía que había muerto.

- ¡Chávez vive! -gritaron los manifestantes.

- Sí, y yo también -para desgracia de ellos Facu traía un chaleco antibalas. Se levantó del suelo, con una ancha sonrisa en sus labios. - ¡Jódanse perras! -seguido de ésto el chico salió corriendo seguido de los manifestantes.

Por desgracia el chico tropezó, cayendo de cara al suelo. No tuvo tiempo de reincorporarse cuando una señora mayor con un táser se le acercó.

- El coño de tu madre, eso es un... ¡AY NO MARICO! -el chico gritó a la vez que era electrocutado por la señora y, acto seguido, los manifestantes lo rodearon y empezaron a patearlo. Fue tal la paliza que recibió el adolescente que quedó semi muerto en el suelo, más su risa no era callada; aún seguía riendo levemente. Los manifestantes se disiparon, dejando a Facu al borde de la muerte...

- Man te ayudo? -preguntó una voz. Era Diego, quien en ese momento era el Red RPM Ranger. Había acudido a su ayuda por medio de su zord águila. Facu procedió a levantarse del suelo con suma dificultad, aceptando la ayuda de su compañero.

- Claro -dijo él. Diego lo ayudó a levantarse y luego lo llevó al hospital con el propósito de que le enyesaran las piernas, pero por fortuna el chico solo necesitó unos puntos en el hombro. Milagrosamente ninguno de sus huesos había sido roto.

Ambos salieron del hospital horas después, Facu caminando con cierta dificultad debido a los hematomas que tenía en todo el cuerpo gracias a las patadas. Diego lo estaba ayudando, sosteniéndolo por debajo de los brazos.

- Me duele todo, coño -se quejó el chico.

- Agradece que no te colgaron -replicó el chileno, alegre.

Fin del flashback



- Ahora sí me van a colgar -murmuró para si mismo recordando aquél suceso, pensando en que ésta vez no estaba Diego para ayudarlo. O Manuel. Y mientras huía de los manifestantes enardecidos, no pudo evitar pensar que en 2014 las cosas eran mucho más fáciles... E incluso tal vez mejores.

Desconectado Crimson Knight



  • Shadow-Rangers

  • *

  • Puntos: 2098
  • Mensajes: 15495
  • mx

  • Sexo: Masculino

  • Imaginemos cosas chingonas.

    • luis.rko.7
    • Drive_RKO
    • channel/UCyc20dxKV2CFjVaQhQSBgIw
    • Henshin Latinoamérica
Re:Reencuentros
« Respuesta #217 : 14 de junio de 2018, 08:51:32 pm »
>> Iniciando transmisión...

Un eco profundo que se originó con el sonido de la estática en las computadoras resonó en casi toda la fortaleza subterránea conforme los monitores de la misma trataban de captar un mensaje público que estaba por ser emitido en todas las cadenas de televisión, transmisiones radiales y cualquier otro medio de comunicación que se hallara dentro del pueblo de Angel Grove muy cerca de convertirse en un comunicado nacional que dio inicio a la vista de los involucrados en aquella lucha devastadora junto con un pueblo temeroso de lo que estaba por venir durante la nueva amenaza. Los ojos de la ciudad entera se enfocaron al interior del ayuntamiento local en el cual una gran concentración de personas estaba reunida enfrente de un hombre y una mujer esperando el momento para hablar hacia los medios sirviendo en ese entonces como testigos; se trataba de nadie más que el secretario de salud y alguien desempeñando un rol de supervisión en los asuntos que tratarían inmediatamente, aunque la desesperación de la gente no pudo pasar desapercibida en aquellos instantes manteniendo a los civiles y a las entidades a cargo en una gran alerta.



COLIN HATWELL.
Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos.


- Damas y caballeros, bienvenidos... en las últimas horas Angel Grove ha enfrentado uno de los problemas más serios de los últimos años, una emergencia civil y del tipo sanitario provocada por la aparición de un suceso que hasta la mañana de hoy era desconocido no solo en la ciudad sino en todo el mundo y que no hemos podido identificar en el núcleo de su origen; sin embargo, actualmente ha estado afectando a las personas de manera indirecta y directamente. Durante el amanecer fuimos víctimas de varios ataques al rededor de la mayoría de calles en el pueblo causados por criaturas desconocidas que no solo se movilizaron por rutas de circulación, también se hicieron presentes sobrevolando el centro y destruyendo varios inmuebles a su paso, cosa que alertó a todas las autoridades dispuestas a comenzar la protección civil hasta que una tragedia llegó en otro frente: decenas de habitantes del pueblo acudieron a hospitales y centros médicos reportándose como enfermos al presentar un cuadro de síntomas numerosos que destacaban el aumento de presión arterial, fiebre, dolor, fatiga y palpitaciones entre otros malestares aumentando rápidamente sin algún motivo reconocible; pero lamentablemente un 60% de los pacientes atendidos en todo Angel Grove comenzaron a empeorar... y descubrimos que muchos de ellos estaban siendo la fuente de aparición para ésta nueva amenaza que al parecer proviene de las afecciones dando nacimiento a las criaturas que vemos por las calles, incluso... una cantidad considerable de pacientes de todas las edades entraron en un proceso de cambio que los llevó a perder el control escapando de cualquier cuidado o vigilancia, y al tratarse de un posible virus de contagio desconocido y nuevo se le conoce a éste fenómeno como una epidemia. - El secretario explicaba ante las cámaras captando su mensaje y las personas que únicamente se preocuparon mucho más por lo que recién sabían con un poco más de detalle. - Lastimosamente informamos que se han perdido vidas humanas... así como ésta administración me lo encomendó expresamos nuestras más profundas condolencias a los familiares de quienes han fallecido a consecuencia de éste mal. Con ésta nueva epidemia es muy difícil establecer cuando y como surgió de forma exacta, no obstante, tenemos muy claro que a partir de hoy se detectaron los primeros casos contenidos en la ciudad, por lo que ante ésta situación inusual en todo Angel Grove lanzaremos una alerta epidemiológica para que las autoridades médicas de todo el poblado e incluso del país tomen las acciones requeridas a fin de cuidar la salud de las familias y de los pacientes que aún están internados en los hospitales donde se sigue haciendo un esfuerzo incansable para remediar éstos acontecimientos.

- Para tratar ésta crisis con la más eficaz de las atenciones nos acompaña la supervisora del Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar de japón, la señorita Sakurako Mori. - Mencionó un vocero del ayuntamiento a los presentes para darle lugar a la mujer que se disponía a extender su palabra

- Gracias. En éstos momentos la completa totalidad de las autoridades médicas de la ciudad han intentado concretar los análisis pertinentes para saber lo que ocurre con éstos pacientes que han ingresado a los centros de salud desde la madrugada del día de hoy, aunque todavía no se han podido conseguir los resultados de las pruebas debido a la delicada condición de las personas afectadas, optando así por buscar más opciones mientras éstos casos se vigilan minuto a minuto por personal autorizado que ya recibió nuestras indicaciones. La administración de la ciudad y la división presente en el país de nuestro ministerio de salud convocó una reunión urgente con el gabinete a fin de tomar las medidas pertinentes para proteger la salud civil de todos los habitantes de Angel Grove. - Dijo la mujer directamente al público como parte del mensaje

- Para mi, como secretario de salud y servicios sociales de la ciudad, como habitante de la misma y como persona, la salud de todos los civiles afectados en ésta catástrofe es lo más importante. Ahora mismo no hay ninguna otra cosa, ningún otro factor y ninguna otra consideración que pueda estar por encima de la salud de los ciudadanos, por consiguiente realizamos éste comunicado oficial en el que confirmamos la suspensión de actividades iniciando una cuarentena en todo el pueblo de Angel Grove supervisada por las entidades judiciales y militares, exhortando la suspensión de clases en todas las escuelas y universidades de la localidad en donde se han detectado la mayoría de los casos, como por igual en cada lugar concurrido en el que se pueda concentrar la gente con mayor riesgo de contagio por ésta epidemia, el objetivo es evitar el contagio entre los más jóvenes junto con cada persona que pudiese estar involucrada empezando así una serie de medidas preventivas para la seguridad. A quienes todavía estén en condiciones para seguir éste movimiento les estaremos facilitando las condiciones para estar seguros en centros que abriremos para quienes hallan quedado desprotegidos y distantes en medio de las calles como también quienes ya se encuentren en sus hogares; por otra parte, también informaremos sobre las condiciones y síntomas de ésta enfermedad con motivo de quien las padezca pueda acudir inmediatamente a los centros médicos públicos y privados que estarán abiertos para todo público, a la par de ponerlos al corriente de los puntos vulnerables que ya estén bajo ataque para prevenir las exposiciones. Estamos actuando con prontitud, con oportunidad, sin dudar ni un momento en reforzar hasta donde sea posible las medidas preventivas en pro de cuidar la salud de las personas. La medida estrictamente preventiva del toque de queda que nos han encomendado a la señorita Mori y a mi persona en uso de nuestras atribuciones se ampliará a otras actividades: primero al gobierno, no habrá actividades en el gobierno que no sean fundamentales para la ciudadanía, y tampoco habrá actividades en el sector privado que no sean fundamentales para la vida común, llevándonos a un asueto hasta nuevo aviso que tendrá como excepción todas aquellas actividades que afectan la provisión de bienes y servicios esenciales para la comunidad bajo la supervisión de las autoridades como la policía, los médicos y el ejército.

- También queremos reconocer el heroico trabajo que viene realizando el personal del sector salud en toda la ciudad, ya que nuestro respeto y total apoyo está con las doctoras, con los doctores, con las enfermeras, enfermeros y trabajadores administrativos de los institutos y centros de salud que ahora recibirán todos los recursos a disposición para tratar a los pacientes. - Agregó la supervisora a un lado del secretario bajo la misma decisión de todo el personal de la alcaldía

- La unidad de quienes vivimos en Angel Grove es fundamental para superar éste problema y derrotar éste mal... estaremos solicitando también el equipo médico más nuevo y moderno del mundo para confirmar hasta el más mínimo detalle de éste virus y la evolución de la epidemia. Estaremos trabajando con la Organización Mundial de la Salud para actuar con toda antelación en el proceso de evitar que éstos males se extiendan a nivel nacional en adelante.

- Bajo la probabilidad de un caso de contagios provocados de persona a persona les pedimos a todos que permanezcan seguros y no salgan a las calles quedándose así en sus hogares y en los centros a donde trasladaremos a las víctimas sin el cuadro de síntomas que ya están afuera en las calles. Debemos comprender con sencillez y sin temor las cosas que están pasando en vista de que buscaremos la solución ante todo, su cooperación estará en seguir las indicaciones y en mantenerse a salvo tomando todas las medidas preventivas entre los habitantes de la ciudad como unidad, y como la gran familia que siempre ha sido.

- Amigas y amigos que nos están viendo y escuchando... en momentos de dificultad Angel Grove siempre ha sabido unirse para enfrentar los problemas, ésta difícil situación nos ha permitido constatar a pesar de su gravedad, que la ciudad tiene el carácter y la capacidad para superar cualquier desafío; en cada ciudadano hay la consciencia, la responsabilidad, la solidaridad necesaria para que juntos derrotemos ésta enfermedad como lo haremos. Por parte de la alcaldía y del gobierno nacional queremos decir que seguiremos actuando decididamente para resolver éste problema... les seguiremos informando de manera oportuna el estado de ésta contingencia y de las medidas a seguir a partir de éste instante con la seriedad que la emergencia amerita. Muchas gracias

El tumulto reunido en el ayuntamiento no dejaba de hacer ruido tras el comunicado de la secretaría de salud yendo directamente a responder las preguntas de algunos medios oficiales presentes con tal de aclarar algunos detalles más pese a lo concretos que necesitaban ser para no incrementar el pánico en la población. Ante todo ésto el equipo de jóvenes únicamente miraba desde la base aquella transmisión mientras Luis estaba cruzado de brazos pensando en todo lo que implicaba el mensaje y las consecuencias posteriores que tal vez tendrían que enfrentar, ocasionándole más cuestionamientos personales de los que ya tenía pero éstos mismo tuvo que reservárselos para otro momento ya que junto a él sus compañeros observaban el panorama y compartían la misma incertidumbre que sobresalía en su expresión.

- No creo que haga falta decirlo... tendremos aún más problemas.

Lo dicho por el oficial marcó pauta para que él volteara la mirada hacia sus compañeros inmediatos, desde los jóvenes Rangers y los otros guerreros hasta Jessica, Anna y el hombre adulto que acompañó en ese instante a Max poco antes del altercado anterior; ahora sabían que todo el pueblo entró en alerta y por más esperanzadoras que sonaran algunas palabras en la transmisión previa desde su frente ellos conocían que tan complicada era la circunstancia a la que se estaban enfrentando, aunque el reducido grupo no estaría solo cuando en las computadoras principales de las instalaciones otro mensaje fue recibido pero en forma de una llamada hecha desde la organización BOARD, dándole paso a un enlace con el director que de viva imagen pudo ser visto en las pantallas.

- Espero todos ahí se encuentren bien después de lo que ocurrió. Nuestro contacto con las fuerzas armadas ya nos brindó las actualizaciones de las que hablaron en el mensaje en cadena y la cosa no pinta muy fácil... aquí en las instalaciones hemos hecho todo lo posible para dar cobertura en la ciudad dentro de los puntos más frágiles pero ahora con la contingencia empezando será más laborioso actuar de nuestra parte y tal vez de la suya. - Decía el director tras el escritorio de su oficina siendo escuchado por el resto

- La movilidad en las calles será un infierno.... parece que no quieren asustar a la gente pero ésto es demasiado grande como para que solo pongan a trabajar a las autoridades sin la demás administración supervisando, en parte lo peor es que no hay tiempo para el pánico aunque no dudo que las personas estarán desconcertadas. - El oficial Sandoval respondió en la misma postura frente a la interfaz principal

- Nos tendrán de arriba para abajo pidiéndonos cumplir los protocolos y contestando el bombardeo de preguntas por parte de otras entidades que no se acordaban de nosotros ni siquiera en navidad hasta lo de hace dos años, así que necesito me oigan atentamente... trataremos de ganar tiempo con los militares para seguir cuidando de la gente vulnerable fuera en la ciudad y quienes estén atrapados, inclusive ya enviamos un escuadrón completo de Riders a encargarse de las otras amenazas en zonas distantes, sabemos que sigue sin ser suficiente pero vamos a esforzarnos en mantener un saldo de daño menor mientras encuentran una forma de solucionar el tema de los enfermos que pasan por la fase de cambio. Todos ustedes ya conocen lo que pasa y a pesar de lo aparente hay una oportunidad de proteger el pueblo con su ayuda... solo pedimos que no se expongan al riesgo de no ser necesario y permanezcan en su ubicación hasta tener clara la logística con la que operaremos juntos.

A su vez el joven hombre comprendió y aceptó las palabras del director de BOARD tomando en cuenta al grupo que lo acompañaba hasta observar por un segundo a los chicos recién llegados cuando Kamishiro mencionó la unidad de Riders al exterior, pero eso rápidamente quedó en segundo plano al término de su última sentencia que debía ser respondida por los presentes, a lo que Luis correspondió el gesto de parte propia.

- Entendemos eso, sabemos que las víctimas están en peligro constante aún cuando todavía no se han convertido en esos monstruos; no conocemos mucho al respecto de esa epidemia que mencionan ni como avanzan las bestias con todo y el poco progreso que conseguimos pero no hay tiempo qué perder, ahora debemos hacer ésto juntos para remediarlo. - Luis contestó de forma directa

- Desconozco si vamos a poder seguir en contacto durante las próximas horas pero nos mantendremos comunicados y al pendiente, contamos con su apoyo y con que ustedes son una fuerza importante que puede cambiar la situación... seguiremos con ustedes.

- Gracias por el voto de confianza... nos mantendremos en contacto como sea posible.

Concluyendo la llamada el joven hombre de nueva cuenta tuvo que encarar al equipo tras las últimas actualizaciones de la crisis que definitivamente no se hacían esperar. Luis todavía no tenía idea de qué hacer o como reaccionar a la serie de sucesos que desde un día anterior los estaba siguiendo sin darles un respiro, pero dentro de su mentalidad tenía claro que necesitaba seguir ese impulso que sentía cuando tuvo seguridad en decir que el grupo actuaría como era debido, necesitaba dejar las dudas a un lado para colaborar y hacer lo que nunca pensó dirigiéndose a los demás que esperaban también un rumbo por seguir.

- ... Ésto es difícil de procesar para todos y tenemos por delante mucho qué hacer si queremos ayudar igualmente, pero eso lo haremos bajo una organización necesaria evitando los errores que sucedieron hace poco. - Luis comentaba serio aunque sin dejar de pensar en como se sentían ellos bajo la presión del problema. - Realmente nadie tuvo la culpa y estamos intentando mejorar conforme éste día nos necesita con todo y las diferencias, con lo cual aprovecho para disculparme por la discusión que vieron en ésta misma sala... Buscamos la seguridad y el bienestar de todas las víctimas posibles, también su integridad está en juego por lo que a eso nos referíamos con que no debemos arriesgarnos de manera precipitada, nos reagrupamos ahora mismo para buscar una forma de enfrentar la amenaza antes que consuma a la ciudad en una alerta que ya casi está a punto de ser nacional, pero eso nos lleva a la única alternativa de trabajar en ello juntos y cuento con ustedes.

Aguardando la respuesta Luis no se movió de su sitio tratando de hacer lo que fuera correcto en ese instante sobre la confusión y angustia; él pensaba que miembros más experimentados lo entenderían pero también habría opiniones encontradas y con eso ya había hecho las pases... Jessica tenía dudas también pero asintió entre la multitud mostrando su cooperación para que quienes estaban en la base trabajaran en el remedio, fuera cual fuera.

- Pienso que si nos organizamos en conjunto lograremos mejores resultados, pero no puedo evitar preguntar como podemos empezar, porque hicimos lo posible siguiendo un rastro de energía y las condiciones están cambiando, no hay rumbo fijo y esas personas están sufriendo. - Dijo Jessica mirando al hombre junto a otros dentro del espacio

- Tal vez no parezca la mejor opción... pero debemos comenzar con lo que ya tenemos de la manera que sea y participando todos. Vamos a concentrarnos ahora en las criaturas y en los "infectados" para estudiar desde aquí su reacción junto con lo que ya conocemos y lo que nos facilitó Jessica, incluso el mismo Luis podría ser un gran apoyo cuando esté en condiciones de volver en sí para saber de su caso mientras lo estén analizando en éste momento, mientras la computadora principal continuará recopilando información de los centros médicos que recibieron a los pacientes enfermos y sacaremos lo que sea posible de las peleas en las que algunos estuvieron involucrados, entonces les pido que esperemos un breve instante mientras la interfaz hace lo suyo hasta que tengamos más información.

Luis dio su primera explicación previo a dar unos pasos apartándose de su punto con tal de caminar hacia los demás al tiempo que su atención ahora se fijaba en la gran computadora captando los sucesos en tiempo real de las calles, los informes y hasta las noticias que no dejaban de hablar sobre el mensaje dado por parte de la alcaldía; así con ésto el oficial halló un espacio para estar cerca de Max y del hombre que acompañó a Facundo, teniendo solo unos cuantos segundos para presentarse con éste último explicando un poco el contexto de la situación sin dejar de lado otra disculpa por lo que ocurrió con el muchacho esperando que la decisión fuera lo mejor para la seguridad del mismo Facu en medio del alboroto, no obstante nadie tenía ninguna certeza.

En otra parte...

Todo de nuevo era oscuro, inmerso en una penumbra que aturdía creando choques con una sensación estática con la capacidad de dejar sin aliento a cualquier persona destinada a sentir un fuerte dolor. Ésta persona se resistía y luchaba para escapar de ese tormento encontrándose profundo dentro de su propia mente nublada escuchando cada vez más cerca un solo ruido.

<a href="https://www.youtube.com/watch?v=gUCdMC5A5Qs" target="_blank">http://www.youtube.com/watch?v=gUCdMC5A5Qs</a>

Voy corriendo sin detenerme

un amigo voy a ver

es muy divertido es mi gran amigo es


- winnie el gran osito... buscando miel... ah! encuentra abejas y

winnie donde te metes

problemas siempre hay que resuelve winnie pooh

si algo difícil es si algo horroroso ves


- si alguien te quiere atrapar... si muy solo estás no lo olvides jamás... hay alguien que viene, es mi gran amigo es

Aquella melodía oculta luego de años en la memoria regresaba más como una molestia que como un signo de mejoría por parte de quien estaba sufriendo a causa de los incidentes más recientes que involucraban los contagios del tan sonado virus, y el Kamen Rider fantasma no fue la excepción para sorpresa de muchos esperando saber como se encontraba. Sin embargo dentro de su delirio el joven hacía un gran esfuerzo por responder tratando de huir de sus propias divagaciones al tiempo que experimentaba un raro escalofrío recorriendo su cuerpo, aumentando el ritmo de su respiración hasta que de pronto y sin avisar una luz cegadora se le plantó de frente mientras él recuperaba el aliento cuando despertó

- ¡Ahhh....! ah... todo me punza pero al menos no quedé ciego. - Pronunció exaltado el joven intentando levantarse del sitio donde estaba acostado sin tener éxito ni fortaleza para conseguirlo

Una vez más Ghost estaba convaleciente mientras reposaba sobre una cama rodeada con equipo monitoreando su ritmo cardiaco y su condición luego de mantenerlo en el área de atenciones intensivas misma que tenía contemplado servir para tratar emergencias del tipo biológico aislando el riesgo de una dispersión más grande, así que el muchacho notó que se ubicaba en un lugar distinto pero no pasó por alto la sensación que sentía cuando su estrés aún permaneció elevado por alguna razón.

- Los demás van a matarme si es que no desaparezco antes. - Comentó para él mismo llevando ante su vista una de sus manos que se notaban brevemente normales, sin embargo una visible carga estática como la que padecían las criaturas contra las que luchó anteriormente también pasaba sobre su piel provocándole dolor como si se tratara de algo simple similar al cuerpo cortado, sabiendo significaba una cuestión mucho más seria

Sobre aquellos minutos los malestares del fantasma y la causa de los mismos aún eran desconocidos para el personal de BOARD que accedió a dar su ayuda en la zona especializada estando ya al tanto de que el muchacho había despertado tanto como él igualmente conocía que lo estaban cuidando, aunque por su lado miró a su alrededor recordando como en pleno campo de batalla había perdido la capacidad de transformarse, cosa que lo alteró levemente pero al punto de sentir una carga ligeramente mayor.

- Yurusen... sé que vienes cuando se te da la gana pero si estás escuchando ahora hace falta que vengas... no estoy tan informado sobre los fantasmas enfermos. - Agregó el chico sin encontrar ninguna respuesta, quedándose únicamente mirando al techo sintiéndose un tanto frustrado

El otro Luis ya temía que probablemente también pudo haber perdido su conexión con el otro mundo luego de la derrota sufrida gracias a los monstruos recién llegados; él estaba igual de confundido que sus otros compañeros y su atención se postró a un lado suyo viendo tras los muros transparentes de la habitación que lo resguardaba, en donde se percató que al exterior otro cuarto anexo contenía los Eyecons que portaba recién saliendo de la base, recordándole que tal vez estaba todavía más lejos de su objetivo teniendo que ver con aquellas esferas y con su amiga.

Mientras tanto...

La computadora principal de la base subterránea recababa todo tipo de datos útiles en el caso con los archivos recién obtenidos de los hospitales y centros de salud cambiando constantemente conforme más pacientes ingresaban a las instalaciones presentando un cuadro de síntomas variados, lo desconocido aún era la raíz de los mismos como para saber la forma de revertir el daño, así mismo la interfaz de la fortaleza buscaba un registro ilimitado de información sobre las criaturas atacando con lo que veían de la supervisión en la ciudad, los datos obtenidos en combate y hasta cualquier indicio que indicara una aparición anterior de la amenaza en la ciudad o en el mundo, pero nada estaba claro aún.

- Utilizaremos la firma de energía que obtuvo Jessica como referencia. De ser posible hay que empezar a trabajar en repetir el proceso de rastreo dentro de otras áreas de Angel Grove sin tener que salir a exponernos, así que pueden construir algo que ayude... mientras tanto ocupamos otro punto de partida y no está mal hacer un análisis de lo que vimos: grabaciones de cámaras de vigilancia, detección de daños a nivel estructural en las calles, los impactos que recibieron los Riders incluyendo lecturas de sus comunicadores, lo que sea más útil.

El oficial Sandoval caminó al rededor del gran holograma esférico que pronto comenzó a dar un repaso impresionante de toda esa información manejada justo antes de que generara igualmente una proyección celeste a cuerpo completo con forma de uno de los monstruos que atacaban en grupo a la par de otra figura holográfica simulando a las criaturas gigantes en escala.

- Su rastro de energía extraído en aquella calle parecía muy débil, sin embargo con la concentración de criaturas creciendo aún podría haber oportunidad de localizarlos si hay modo de centrar coordenadas. - Jessica agregó mirando de cerca la forma del monstruo común

Filas de datos circulaban al rededor de la gran computadora realizando más de una tarea a la vez, separando los archivos más útiles de aquel mar de información donde la búsqueda a nivel visual arrojó un resultado inusual.

De pronto una sola imagen se presentó a la vista de todos los miembros del grupo observando la investigación, tratándose de una fotografía aparentemente vieja mostrando un origen del año 2004, y lo curioso era que provenía de un blog francés que recopilaba evidencias de teorías y conspiraciones al rededor de varios países incluyendo estados unidos; ésto parecía restarle credibilidad o confianza a la fuente sin embargo muchos sucesos fueron blanco de sospechas y momentáneamente esa era la única conexión encontrada con el caso de Angel Grove, dejando ver una imagen borrosa de una silueta bastante similar a la de los monstruos pertenecientes al ejército de infectados o por lo menos eso resaltaba la forma de su cabeza.

>> El sitio web de donde proviene la fotografía fue cerrado desde hace 10 años pero aún se puede encontrar archivado en la red. La descripción del artículo señala un suceso que tuvo lugar en el primer mes del año 2000 aproximadamente dentro de los estados unidos de américa entre algunas otras naciones siendo aislado del resto del mundo, quien obtuvo las imágenes dice haber enfrentado dificultades al captar muestra de varios ataques en diversas cercanías que trataron de ocultar por parte del gobierno, más específicamente las "divisiones electrónicas" del mismo, fue por ello que tardaron 4 años en salir a la luz aunque nunca se desmintieron.

El portal frecuentemente hablaba sobre casos ocultos de apariciones, abducción y emergencias poco conocidas que solían ser montadas con anterioridad mientras que otras permanecen como una incógnita para muchas personas.


- Es demasiado extraño, si... ¿pero no creen que podría ser otro engaño que esté coincidiendo solamente?. - Cuestionó Jessica analizando detenidamente la única prueba cercana que hallaron

- Probablemente, por lo visto esas fuentes de noticias mantienen todo anónimo así que no sabemos quien tomó o creó las imágenes y qué tan verídico es el tiempo que mencionan... aunque es la única coincidencia que tenemos respecto a esas cosas y algún avistamiento similar. De todos modos, si cabe la posibilidad de que ambos casos tengan relación, ¿en qué tendría que ver el gobierno y además una intervención de cosas electrónicas por ese periodo?

Las dudas eran muy similares entre los presentes y a pesar de cada posible contradicción ya nadie sabía en qué creer como por igual no estaban en posición de descartar algo por más mínimo que fuera, así que se prefirió continuar con los datos recientes sin olvidar lo que acabaron de ver para bien o para mal. De repente, una nueva alarma sonó en las instalaciones y ésta dio el aviso de una llamada de auxilio por parte de un comunicador activado, era Nicholas pidiendo asistencia luego de la lucha que libró en su zona, lo que provocó en muchos consternación antes que Luis rápidamente solicitara refuerzos para ir por el muchacho.

- Si alguna unidad de BOARD puede ayudarnos en éste momento les pedimos que vayan a la ubicación de Kamen Rider Wizard para traerlo al complejo, nosotros les daremos el punto exacto del que se contactó. - Pronunciaba el oficial Sandoval en aquel mensaje para la organización. - Los demás que se encuentren afuera también deben regresar, le avisaremos ésto al grupo de Mack y a los acompañantes de Nicholas que aún estén con él para que vengan, es urgente.

Sin duda la magnitud de lo que pasaba en esos instantes con Wizard era grande y Luis estaba dispuesto incluso a buscar él mismo a quienes se hallaran fuera en pleno campo de batalla para traerlos de vuelta. Bajo esa decisión el joven hombre se apartó de las computadoras en camino a seguir la ruta por donde llegaría al hangar de la base posiblemente pensando en encontrar un medio de transporte que sirviera en caso de ser necesitado si es que los refuerzos no acudían a rescatar al hechicero, por lo que en su camino Sandoval entró al taller percatándose que en éste aún estaban siendo reparados los Shift Cars y el cinturón que mantenía segura la consciencia del profesor Steinbelt quien lamentablemente aún era incapaz de volver.

No quiero permitir que te llenes de culpa y que te consuma por más tiempo del que ya lo ha hecho.

Fue casi imposible para el antiguo Rider no paralizarse al ver lo que alguna vez tuvo y los compañeros que jamás habían faltado en cada batalla; por esos instantes él bien pudo dar lo que sea con el fin de hacerlos volver y una vez más levantarse junto con el resto de integrantes en el equipo que lo necesitaban, aunque más en el fondo Luis percibía que no solo la falta de recursos estaba haciéndole retroceder de la lucha, y era algo que no reconocía por completo aún lidiando con un gran dilema desde que ese día comenzó. Su atención de nuevo trataba de pasar a otro lado buscando qué hacer por consiguiente o como ayudar, pero entonces dentro de su vista se logró abarcar un punto del sitio antes mencionado que fugazmente parecía llamar al hombre sin demorar en acercarse.

Pasó tal vez algo de tiempo desde la última vez, pero la figura de aquel cofre proveniente del futuro regresaba a la mira del viejo Rider sujetando ese contenedor misterioso poco antes de abrirlo para sacar de él su contenido.



A plena vista se hallaban ahí dos dispositivos de los que Sandoval no tenía conocimientos pese haber mantenido seguro el paquete durante varios años en un mundo ajeno al suyo, específicamente no tenía memorias tan exactas de la relación del cofre con algo que debiera saber ya que fue el mismo Luis quien se ocupó de olvidarse de todo el mundo de héroes que había dejado atrás por tantos años, no obstante el tema de la epidemia con el dato brindado por la interfaz de la base sobre materia "electrónica" llevó al oficial de regreso a ese aparato desconocido que tomó posteriormente, sujetando con su mano aquel cartucho de color negro a la vez que su pulgar estaba cerca del botón con que se accionaba.



El joven hombre veía con detenimiento aquel objeto extraño para él decidiendo que era mejor no activarlo, aunque elevando su mano miró a contra luz la parte transparente del mismo percatándose de algo peculiar, al notar que dentro del material claro estaba contenida una serie de circuitos contínuamente luminosos con un rastro claro pese a ser de tamaño menor.

- Claro... a los 10 presumías de tener la mejor memoria de todas con fechas y cosas que pasaron pero ahora ni te acuerdas de quien te había dejado ésta madre.

Una parte de la razón de Luis lo alertaba a concentrarse de nuevo en el presente, a buscar por cualquier medio la respuesta a solucionar los problemas, pese a que eso mismo también le decía que hiciera caso a su intuición. Por algún motivo la existencia de ese cartucho y el cinturón en el tiempo presente lo remontaban a lo que sucedía y de nuevo era una pista que tampoco podía permitirse dejar pasar, aunque para comprenderlo no podía averiguar por su cuenta, mirando desde el taller a los demás reunidos en la sala principal atentos a cualquier informe previamente a que fuera escuchada la voz de Luis llamando a dos jóvenes en especial.

- Jessica, Ian, ¿podrían venir un momento por favor?
THE HERO - THE DREAMER - THE MAN




Pueden abrir el spoiler si gustan

Spoiler

Los invito a que pasen a Henshin Latinoamérica: La única pagina de Facebook en español dedicada 100% a Kamen Rider, los esperamos :D
https://www.facebook.com/HenshinLatino
[close]

Desconectado KamenBoya



  • Novato

  • *

  • Puntos: 0
  • Mensajes: 31
  • ar

  • Sexo: Masculino
Re:Reencuentros
« Respuesta #218 : 15 de junio de 2018, 12:26:44 am »
Wizard estaba desmayado (y aun empalado) para cuando la llamada de auxilio alcanzó a agentes de BOARD cercanos y lo alcanzaron, estaba pálido y respiraba poco. “Señor Sandoval, hemos encontrado al Agente Wizard y está gravemente herido, con alta pérdida de sangre. ¿Que recomienda que hagamos?” Dijo Mathias Prince, agente novato de BOARD.

Luis estaba más que preocupado por la condición de Nicholas en cuanto supo de su estado gracias al agente Prince, una vez más estaba frente a la posibilidad de perder la vida de uno de sus compañeros y sobre todo de otro joven con intenciones de arriesgarse para proteger a otros. El oficial hizo lo posible para mantener la compostura y responder para que se actuara lo más pronto posible.

- Trasládenlo a la zona de atenciones especializadas, todo está listo para que le realicen una transfusión inmediata y traten sus heridas, sus compañeros de la organización ya están presentes ahí así que pueden dirigirse a ellos. - Contestó rápidamente esperando que no fuera demasiado tarde.

“Entendido, Señor Sandoval. ¡Vamos, muevanlo!” Dijo el Agente Prince, levantando a Nicholas en brazos como un bombero.

(Unos minutos después, Celdas de la base)

“¿Escuchaste? Parece ser que el tipo que usa magia volvió gravemente herido. Le faltaba un brazo, o algo así. Este trabajo es realmente un peligro…” Dijo uno de los guardias vigilando a McKnight, el cual estaba sentado en su celda, escuchándolos hablar.

El joven velocista alzó la mirada con sorpresa al escuchar a los guardias, procediendo a levantarse rápidamente de su lugar de reposo y apoyarse sobre la puerta de vidrio que bloqueaba el acceso a su celda. ¿Había escuchado bien? No, no podía creerlo. No quería creerlo, debía confirmar que sus oídos no le habían jugado una mala pasada.

- ¿Qué dijeron? -preguntó el joven casi a los gritos. - ¡Eh! -los guardias se habían retirado pero sin embargo Facu había escuchado bien. Nicholas, malherido... Con una expresión preocupada y culpable se pasó las manos por el cuero cabelludo, sin saber qué hacer o qué pensar, solo sentía un enorme sentimiento de culpa. - ¡Carajo! ¡Carajo, carajo, carajo! -con cada repetición de la palabra el chico daba golpes en las paredes de su lugar de confinamiento, enojado consigo mismo, culpable, desesperado.

Pronto las fuerzas y el enojo de McKnight cedieron gradualmente, llevando al joven a apoyarse contra una de las paredes y deslizarse por ésta, dejándose caer al suelo, cubriéndose el rostro con ambas manos.

- Si me hubiera quedado... -se dijo, con la voz quebrada. - Perdóname, Nicholas…


(Unas horas después, Zona de Atenciones Especializadas, cerca de medianoche.)

“UUUrgghhhh…” Gruño Nicholas al irse despertando, sintiendo el cuerpo entumecido,se levantó con problema de la cama, apoyándose en el brazo que le quedaba, y mirando al muñón del hombro derecho. “Me cago en esta puta serpiente… ¿Ahora que hago?” Miro alrededor, viendo al Luis más joven en una cama cercana, durmiendo y moviéndose. Curiosamente, Jessica estaba dormida usando el brazo de Luis como almohada, babeando un poco en el brazo del fantasma durmiendo. Esto le saco una breve sonrisa al mago, antes de que la misma se fuese al ver a toda la gente herida en la ZAE. “Tantos heridos… Y si los monstruos son civiles infectados… Mierda, ¿cuanta gente queme?.” El mago se apoyó la frente en las rodillas y las abrazo hacia su cuerpo con el brazo que le quedaba. Se levantó, y tras vestirse con la ropa rotiza de antes, y atando la manga vacía lo mejor posible, empezó a caminar por la base. Al pasar por los pasillos semi-vacíos, saludando a la gente y evitando a cualquier médico (sorprendiendose ante lo fácil que fue, a pesar de que casi lo atajan un par de veces), llegó al centro de operaciones, donde podía ver al Luis del futuro trabajando. “Veo que no se está tomando un descanso, Jefe Sandoval. ¿Hace cuánto que no duerme?”

- … ¿Nicholas? . - Preguntó Luis dándose la vuelta para mirarlo al interrumpir lo que estaba haciendo con mucha sorpresa. - Deberías estar ahora mismo en la sala médica, recibiste un gran daño allá afuera. - Dijo preocupado al ver el estado del hechicero ya con sus propios ojos.

“Necesitaba caminar para despejarme un poco los pensamientos. ¿Alguna idea de adonde esta McKnight?” Preguntó el mago.

Tan pronto Nicholas lanzó esa pregunta Luis permaneció en silencio por un segundo pensando en la mejor manera de responder, aunque no había necesidad de ocultar nada entre compañeros de equipo, sobre todo en momentos de adversidad como esos.

“Pues, Facundo regresó a la fortaleza casi al mismo tiempo que los demás pero tuvimos que tomar medidas preventivas con él… antes de llegar al gimnasio él tuvo una pelea con un civil que parece amenazó y atacó a su hermana, pero él casi lo mataba en plena calle de no ser porque se detuvo y se fue. Ahora está bajo arresto domiciliario para que no tenga más incidentes de ese tipo pero principalmente por su seguridad, si el virus lo llegara a alcanzar no sabemos las consecuencias más que nada por su velocidad, y por ser algo impulsivo como lo conocemos.” Dijo el oficial con total seriedad.

Nicholas parpadeó un par de veces, sorprendido ante la actitud de McKnight. “Bueno. Diría que Facundo tenía el derecho a reventar al caradura que atacó a Lily, pero dejarlo medio muerto es… pasarse un poco, por decir lo mínimo. Y es entendible que no quieran que se infecte, no queremos un Sonic maligno corriendo libre por las calles dando puñetazos a la velocidad del ‘Te cabe entera’. Pero no creo que sea necesario tenerlo en una celda, mientras esté dentro de la base, al menos.¿Dónde está? Me gustaria visitarlo y hablar.” Dijo el mago, mientras se tronaba el cuello moviéndolo de lado a lado.

“En el ascensor bajas un solo piso y ahí está el área de contención. Contrario a lo que tal vez él crea no es una prisión como tal, es un sitio donde se puede resguardar mientras la emergencia pasa contando con vigilancia de guardias y monitoreo las 24 horas… no sé si sea lo conveniente que vayas ahora luego de tanto movimiento, necesitas reponerte dada la cantidad de sangre que perdiste, pero si lo haces ten en cuenta que Facundo podría estar molesto, no es su culpa tampoco pero en parte el aislamiento podría servirle para que mantenga bajo control sus emociones… sé que podrían entenderse bien, solo con cuidado y vuelve pronto.”

“Entendido, jefe. Gracias por el aviso.” Nicholas saludo a Sandoval con la mano que le quedaba, giro en sus talones, y se fue a ver a McKnight. “Si me desmayo en el ascensor, me puede decir ‘se lo dije!’” Mientras se alejaba, se podía ver que Nicholas no estaba tan bien como actuaba, dado que tropezaba un poco, y se podía escuchar que se quejaba en voz muy baja del dolor, antes de llevarse puesta la puerta del ascensor. “Ouch.” Se subió, y bajó a las “celdas”. Al llegar, busco a McKnight hasta encontrarlo. “McKnight. El jefe me dijo que casi matas a alguien que atacó a tu hermana? Respeto que protejas a tu familia, pero es honestamente estúpido el atacar a un civil siendo un Ranger. Si, seguro, es la poca familia que te queda, y se que no entiendo como se siente, pero aún así. Y también quería pedir perdón por no darte una pizza. Probablemente esta situación no habría ocurrido.” Nicholas golpeo la pared ligeramente con los nudillos, antes de apoyarse contra la misma con bastante cansancio en su cuerpo. “Mierda, me tendría que haber quedado descansando…”

Tiempo después de recibir la noticia del accidente de Nicholas y del ataque de culpabilidad sufrido por el adolescente encarcelado, el joven fue visitado por el mago manco quien, en lugar de compadecerse de su predicamiento o darle palabras de ánimo, le reprochó lo que había realizado. Como si no se sintiera suficientemente mal al respecto. Chistó, mirando al mago con cierta molestia.

‘’Imagina que un niñato, un mocoso que se cree con el poder de intentar llevar a mi hermana a la cama, luego de ser rechazado por ella decide golpearla en MI PRESENCIA. Imaginatelo, tu única familia siendo golpeada por un don nadie, por un saco de basura antisocial. ¿Habrías podido mantener la calma?’’ le replicó firmemente, manteniendo un contacto visual a la vez que hablaba. ‘’Nadie, absolutamente NADIE jode con mi familia en mi presencia. Sé lo que soy, sé de lo que soy capaz, y eso debería darle un nuevo motivo para no volver a joder con mi hermanita’’ se levantó del suelo, acercándose a la puerta de vidrio que se interponía entre ambos y mirando el muñón donde antes se hallaba el brazo derecho del contrario. Su expresión cambió a una más lúgubre. ‘’Realmente sí, debiste mantener la compostura. Yo también, y por eso pasaron cosas que se pudieron haber evitado. Como yo lo veo las cosas pudieron haber salido mucho peor’’ soltó un suspiro, como quien suspira tras un examen difícil. ‘’Lamento no haber sido de mayor ayuda, y lamento lo de tu brazo. No puedo evitar sentirme responsable no sólo de eso si no de la mayoría de cagadas que andan ocurriendo’’ le dio la espalda un momento, apoyándose en la pared trasera de la celda y agachando la cabeza un momento. Tras escuchar el comentario del mago sobre el descanso, el chico se volteó nuevamente con una sonrisa burlona en su rostro. ‘’Me pasó algo similar luego de retirarme del gimnasio’’ comentó; se notaba que el sentido del humor del joven estaba regresando de a poco a pesar de todo lo que pasaba. ‘’Por suerte tengo una novia que me rescató, si no ahora mismo sería carne picada para combo ocho’’

Facu tomó asiento nuevamente en el suelo de su celda, apoyando su antebrazo derecho en la rodilla del mismo lado y mirando al techo, pensando en todo un poco, en los sucesos y en un pequeño detalle que se le había escapado en el calor de la discusión con Luis.

‘’Hijo de puta’’ musitó para sus adentros, como una revelación del más allá. ‘’Hey… En serio deberías ir a descansar, estás peor que una prostituta apuñalada en un callejón de Brooklyn’’ le dijo el velocista a su manco compañero con un tono preocupado. ‘’No te preocupes, yo estaré aquí sepa la chingada hasta cuándo, pero necesitas atención médica urgente. No le juegues al Don Berna, yo lo hice y mira dónde estoy’’ con sus manos señaló el lugar donde se encontraba cumpliendo su arresto domiciliario, con una sonrisa resignada.

El mago, al escuchar el chiste sarcástico del velocista, se rió cansadamente. “Bueno. Que forma única de ser descripto. Buenas noches, McKnight.” El mago se alejó de la celda, saludando con la mano por arriba del hombro. Al llegar de vuelta a la sala de operaciones, se acercó a Sandoval. “Jefe, creo que sería buena idea que se tome el tiempo de ir a hablar con McKnight. Podría permitirles limpiar el aire, por decir. Pero bueno, vuelvo al hospital. Creo que se me esta pasando el efecto del medicamento. Desaparecieron los elefantes rosas, y el aire ya no tiene sabor a verde.” Tras decir esto, el mago se retiró a la enfermería, se tiró en la cama, y se durmió en paz.

Mientras tanto, Facundo se puso a cantar La Macarena, y Sandoval pensaba en la vida.

Desconectado Diegodzilla



  • Shadow-Rangers

  • *

  • Puntos: 643
  • Mensajes: 18099
  • cl

  • Sexo: Masculino
Re:Reencuentros
« Respuesta #219 : 25 de junio de 2018, 10:05:57 am »
OFF:
Spoiler
[close]

ON: Aquel mensaje que había sido recibido aparentemente por una gran cantidad de gente alrededor de la ciudad, había creado cierto sentimiento de desconfianza o incluso de alerta entre los que estaban presentes en el centro de la base cuando fue emitido. Bienca en un principio pensó que era algo bueno que las autoridades se hicieran presentes en un momento así y que su prioridad número uno era la protección de los civiles, pero ese no era el único pensamiento que tenía al respecto. Podía comprender a partir de las palabras del secretario que iban a estar monitoreando aún más las ciudad en caso de cualquier amenaza, y eso podría significar problemas para ellos hasta podría volver la situación más complicada con sus intromisiones.

La chica rusa también tenía sus dudas sobre el avisó de seguridad enviado hace un momento. Sabía que las autoridades iban a causar problema. Lo sabía bien porque ella era parte de las autoridades, al menos en su país de origen. Era obvio que iban a meterse en el asunto, su objetivo es solucionar este tipo de cosas, y, si se trataba de una situación de estas proporciones, querrían tener todo bajo control, incluso a los vigilantes y héroes enmascarados.

Dando un paso adelante, se unió a Jessica, el equipo contaba con su apoyo. Aunque no tuviera tantos conocimientos sobre informática y computadoras, sabía bastante sobre buscar información y datos, así que ayudaría como pudiera.

En el otro lado de la sala, Ian se encontraba con los brazos cruzados pero con una mano en el mentón, pensativo. Se estaba dando cuenta de algo, algo que podría haber pasado de largo fácilmente, de no ser por las declaraciones del secretario. No le costó mucho hilar los puntos luego de unos segundos de pensarlo. Las malas noticas no dejaban de llegar ese día. Rápidamente tomó la muñeca de su compañera, la sujetó firmemente con sus manos que habían empezado a temblarle de nuevo. La chica se volteó a verlo y lo vio agitado, estaba intranquilo y este le dirigió la mirada lentamente.

- Los monstruos que m-matamos... Eran personas, eran civiles... - Dijo este en voz baja, lo suficientemente baja para que, del resto del grupo, solo Anna le escuchara.

- ¿Qué dices? - Preguntó Bianca, asustada por el temple del chico y lo que este le había dicho.

- El secretario lo acaba de decir... Lo escuchaste. - Respondió él. - También lo habían comentado acá. Los monstruos que matamos eran personas transformadas por la enfermedad...

La joven quedó impactada, no lo podía creer. “Debe ser un error, esas cosas no eran personas. De ningún modo...”, pensaba ella. Antes de que ambos pudieran alterarse más, Anna se acercó a los dos y trató de tranquilizarlos poniendo sus manos sobre los hombros de ellos.

- Escuchen, no lleguen a conclusiones apresuradas. No estamos seguros de que aquellos monstruos de afuera hayan sido personas o solo manifestaciones del virus. ¿Escucharon? No se alteren. De todos modos no tenían forma de saberlo y aún así también cumplieron su labor.

- Pero... tú estabas ahí, nos podrías haber dicho algo... - Dijo Ian mirándola fijamente a los ojos con una mirada que no se había esperado de ese chico que le parecía tan gentil y tranquilo, era una mirada vacía, casi de desesperación, no sabía si en cualquier momento estallaría en llanto o en ira en contra suya.

- Lo sé, pero yo todavía no lo asimilaba y... estábamos en la mitad de pelea, recién habíamos salido de otra pelea. - La mujer estaba tratando de buscar las palabras para convencer a los chicos, pero le estaba costando juntar las razones, incluso para convencerse a ella misma. - Miren, eso ya pasó. No pueden echarse a morir por eso, deben seguir adelante, ¿entendido? Traten de ser optimistas y piensen que solo eran monstruos vacíos que ustdees destruyeron para ayudar a alguien que lo necesitaba.

Anna se fue junto a Luis y Jessica para tratar de ayudar a buscar una respuesta al problema actual, mientras esperaba que los dos Rangers pudieran entrar en razón. Sabía que les costaría, al igual que a cualquier otro del equipo que se había enterado antes.

Ambos muchachos se quedaron silenciosos por un minuto, pensando en aquellas palabras y mirándose de vez en cuando, ciertamente la rusa las había ayudado a calmarse y pensar bien las cosas.

- Ella tiene razón , lo sabes. - Dijo Bianca yendo hacia el resto del grupo. - Vamos, hay que ayudar a los demás. Mientras antes encontremos una respuesta, antes se acabará esto.

Ian estuvo unos minutos más pensando en lo que había pasado. Estar quieto ahí no ayudaba en nada, pero no podía hacer otra cosa en ese preciso momento, no se lo permitía. Había una posibilidad de que él  había matado personas, al igual que los monstruos que combatían. Era una desgracia para él. La gente inocente estaba siendo convertida en horribles criaturas por culpa de un virus, uno que estaba aterrorizando toda la ciudad. Suspiró mientras se echaba el pelo hacia atrás. Un virus, era su deber combatirlo. Si esas cosas eran personas, tal vez todavía una posibilidad de salvarlas y que volvieran a la normalidad. Era eso en lo que debía enfocarse ahora mismo.

- Em, disculpen... - Dijo acercándose a las personas que estaban frente a las computadoras tratando de descifrar de lo que se trataba todo esto. - Es posible que pueda aportar cierta información acerca de los monstruos, verán, nuestros trajes tienen una capacidad de almacenar información sobre los combates, cosas útiles que puedan servir en un futuro. - Apretó un par de botones en el dispositivo para acceder a la base de datos que poseía. - Podría extraer datos sobre la fisiología de los enemigos, puntos débiles métodos de defensa. Si es provocado por un virus, podría incluso proveer información sobre una cura. - Dijo él.

Bianca sonrió un poco al ver como su amigo había superado lo de recién, o al menos disimulaba haberlo superado. Entre todos estaban tratando de obtener más datos acerca del virus, cualquier cosa ayudaba. Después de un rato llegaron a aquel sitio extraño de internet, el típico de toerías conspiranóicas. Este llamó particularmente la atención del grupo ya que presentaba una imagen que tenía cierto parecido a las criaturas que habían visto ese mismo día. Bianca pensó que era solo una coincidencia o que era algo falso como muchas cosas que se inventaban en internet, como los creepypastas y esas cosas. Por otro lado, Ian trató de pensar un poco más en lo que podía significar ese hallazgo, al menos trayéndolo a un cierto contexto.

- Me parece algo curioso, casi siempre las teorías conspirativas contra el gobierno suelen ser compartidas entre gente que las cree, es fácil encontrar cosas que apuntan al gobierno como el proyecto Haarp y todas las cosas que se dicen sobre ese tema y otros más en intenet que siguen siendo compartidos hasta el día de hoy sin nninguna repercusión, pero es justo este el que fue borrado y del que no hay más información en todo el internet. - Señalaba el chico. - No creo que debamos desechar esta evidencia. Creo que es bastante sospechoso.

Así siguieron en busca de más evidencia que les guiara a la verdad. Fueron interrumpidos un segundo por el aviso de Nicholas, pero luego de este continuaron con la búsqueda por varios minutos más.

La voz de Luis fue escuhada por los que estaban en la sala, llamando la atención del chico al que habían llamado. Este ni se había dado cuenta que de Luis se había retirado del lugar, al parecer estaba demasiado concentrado en el trabajo en el que estaban todos. Se dirigió al taller junto a Jessica. En ese momento recordó que no se había podido presentar de manera adecuada antes, pero ese tampoco parecía el mejor momento, de todos modos no le nació y además ya habían llegado al taller con Luis. Cuando llegaron, su atención fue desviada hacia el cofre que estaba sobre la mesa y lo que este contenía. No pudo evitar relacionar el dispositivo verde con una consola de videojuegos, incluso con una que el poseía y tenía en su hogar. Estaba algo extrañado con aquel objeto en un lugar así, en una base secreta y más aún en el taller de esta. No dijo nada y esperó a que los otros tomaran la palabra.

Desconectado Fackunator



  • Shadow-Rangers

  • *

  • Puntos: 795
  • Mensajes: 11121
  • ar

  • Sexo: Masculino

  • Outta Nowhere!

    • fackunator
    • loquenderospaw046
Re:Reencuentros
« Respuesta #220 : 21 de julio de 2018, 12:53:24 am »
OFF: el bromitias


ON:

2024

- Ya estoy... ¡Hasta los putos huevos! -bramó Facu, entre indignado y molesto ante la formación de la cuchilla de energía proveniente del arma del Roidmude. - ¡No seas hijo de puta, no vale! -no tenía defensa alguna, no podía esquivarlo a tiempo... Así que esto iba a doler como la gran puta.

El disparo impactó en el suelo debajo de él, causando que el adolescente saliera despedido hacia atrás en una explosión de fuego y chispas, impactando su espalda contra un árbol y cayendo al suelo estrepitosamente. Sangraba por la boca, definitivamente tenía algo roto, y lo peor era que ni siquiera estaba inconsciente. Oh no, estaba adolorido, considerando el suicidio, pero seguía consciente porque, tal como le dijeron en 2015, él era una ''rata resistente'' y como tal, iba a seguir luchando aún si le costase la vida. Eso es lo que los héroes hacen.

Por suerte, por una vez en todo el festival mierdero que es su vida, la buena fortuna le sonrió; el Roidmude empezó a sufrir descargas eléctricas visibles a lo largo de su cuerpo, causando que se arrodillase y que su transformación se cancelase. No sólo eso, si no que el supercongelamiento también se vio afectado, causando que el avance del tiempo volviera a la normalidad y por ende, la mujer enmascarada quedara descongelada. Le tomó unos segundos darse cuenta de lo que había pasado pero al notar al Roidmude caído no dudó en tomar su vara y con una agilidad y brutalidad impresionantes le realizó al robot una serie de golpes perfectamente calculados en distintos puntos débiles de la anatomía del androide, para terminar con un grito sónico el cual lo mandaría a volar varios metros hacia atrás.

Prontamente la mujer corrió a socorrer al adolescente, asegurándose de que no estuviese muerto o peor.

- ¿Te puedes levantar? -le preguntó la enmascarada.

- Dame... Dame dos años y ya... -bromeó el adolescente, levantándose a duras penas. Por suerte su factor curativo le estaba, lento pero seguro, entumeciendo las heridas por lo que el dolor se disiparía al cabo de media a una hora si mantenía reposo. Sí claro... - No hay que dejar que éste cabrón se levante, hay que atacarlo con todo lo que tenemos -dicho eso el chico tronó tanto los huesos en su espalda como su cuello y nudillos, antes de tomar su Dino Gema y encerrarla en su puño izquierdo, cerrando a su vez los ojos, concentrándose.

De haber estado ya sea la mujer desconocida o Chaser en la pelea en el pit, sabrían lo que Facu estaba haciendo y habrían tenido la idea de cubrirse los ojos. Sin embargo ése no fue el caso y la brillante luz roja que brotaba desde su mano izquierda y terminó por envolver por completo al joven también cegó temporalmente a su aliada y a la máquina -asumiendo claro que puede ser cegada-. Al momento de descender el brillo el adolescente ahora ocupada un nuevo traje, un traje rojo sí, pero con detalles en blanco a lo largo de sus brazos y piernas junto con un casco que se asemejaba a la forma de un tiranousaurio.

- Ahora sí hijo de puta -musitó el Ranger, cargado de energía, a la vez que empuñaba su blaster.



- Sígueme el ritmo -le dijo a su compañera y sin más arremetió contra el Roidmude, abriendo fuego a quemarropa conforme avanzaba a su posición y al estar lo suficientemente cerca el blaster se transformó en un sable con el cual Facu, feroz como el dinosaurio al que representaba, empezó a atacar a su oponente. Sus movimientos eran algo torpes debido al dolor pero compensaba con su ferocidad e impredicibilidad en sus movimientos, y pronto se echó hacia atrás para que su compañera lo relevase en los ataques, lo cual hizo bastante bien utilizando una mezcla del arte marcial conocida como jödö la cual se caracteriza por ser una especializada en el uso de bastón o vara y otras artes marciales más independientes de su arma como Jiu-Jitsu y Capoeira. Impresionante ante los ojos del muchacho, sin duda alguna.

Sin embargo, como fue mencionado antes, el joven tenía huesos rotos por lo que su estabilidad en combate no duró y terminó cediendo ante sus heridas. ¡No era el momento para sufrir! Pero sin embargo no podía reincorporarse, su espalda lo estaba matando.

Bueno, al menos...

Algo o alguien le propinó veloces cortes a Chaser a lo largo y ancho del torso, causando que éste echase chispas.

- ¿Qué...? -Facu miró alrededor en búsqueda del responsable de tal acto... Y no le tomó mucho encontrarlo.



- ¿Y ése? -preguntó la mujer enmascarada.

- Soy yo... Pero mejor -dijo el adolescente al ver a su versión de esa época acudir a su rescate.


Actualidad


La diferencia con el velocista del año 2017 o al menos, el que se hallaba residiendo en ése año, era que su versión futura no lo iba a rescatar de su predicamento. Y tras pensarlo bien, tras analizar la situación y todo, el chico se había resignado; le daba igual estar o no en arresto domiciliario. Ya había aceptado su castigo.

Pasos lo alertaron de nuevas visitas. No le tomó mucho tiempo el ver a su hermana, su padre, su amigo y su novia arribar al lugar donde se hallaba confinado. Simplemente los miró con una sonrisa resignada.

- ¿Vienen a visitar a su criminal favorito? -preguntó, sarcástico.



- Nosotras nos acabamos de enterar -habló la menor de los McKnight, refiriéndose a ella y a Carrie. - ¡Voy a hablar con Luis! ¡Esto es insano, es...!

- Lo correcto -concluyó Facu. - Me lo merezco, lo sabes, lo saben, y está bien. Luis es el tipo más obstinado que conozco y no va a cambiar de parecer.

- ¡Pero...!

La rubia se calló al instante al ver la mirada de su hermano.

- Así que, ¿qué onda? ¿Alguna novedad?

- De hecho, sí -Max dio un paso al frente. - Hemos recibido un mensaje de Ministro de salud -un tipo bastante espeluznante, si me lo preguntas- y del gobierno en general, es...

Durante los siguientes minutos Max explicó el mensaje al muchacho, contándole cómo el Departamento de Salud, el Gobierno, los militares y prácticamente cada fuerza de protección estaban involucrándose en la crisis que se les presentaba. Comentó cómo por las horas siguientes estarían incomunicados de BOARD y, tal vez la pieza de información más importante: La fotografía del año 2004 del blog francés donde se recopilaban teorías conspirativas.

- Osea que esta mierda está de antes... -musitó Facu, analizando toda la información que se le acababa de proveer.

- ¿Realmente crees en lo que un teorista conspirativo francés dice? -preguntó John a su hijo.

- Papá, he estado en la Internet el tiempo suficiente como para saber que todo puede ser real. No hay que descartar nada, y menos ésto.

- Sí pero... Es decir, yo no soy una superheroína ni nada pero ésto parece un disparo en la oscuridad -comentó Carrie.

- Puede serlo -la que tomó la palabra fue Lily. - Pero no podemos darnos la libertad de descartar nada.

- Okay, escuchen -el joven miró a su padre. - Papá, eras de la CIA, ¿no hay nada que recuerdes que nos pueda servir? O bueno, a Luis -realizó una mueca ante la negación de su padre. - Carajo...

- El tipo de los ojos claros se metió a la Internet a buscar más sobre el sitio y de a poco se va formando la imagen más grande -explicó el moreno. - Ahora volveremos a la planta superior, veremos qué datos se lograron rescatar y luego saldremos a--

- ¡NO! -bramó entonces, como si estuviesen a punto de matar a alguien. - Es decir... Mira, no quiero ofender ni nada por el estilo, pero es un riesgo que estén en el campo con el equipo incompleto -se refería, claro, al hecho de que él estaba encerrado. - Yo por lo menos tengo algo de experiencia y apenas sí pude contra esas cosas, pero tú apenas acabas de obtener tus poderes -miró a Lily. - Y tú... Bueno, tú peleas bien pero bien no es suficiente para estas mierdas.

- ¡Oh, vamos! -rezongó la menor.

- Escuchen. Ustedes dos, vayan a recopilar la información que puedan y luego vayan a entrenar. Estoy seguro que hay alguna especie de sala de peligro o algo así donde puedan perfeccionar sus habilidades. Tienes los medios para tener un mejor entrenamiento sin arriesgar el cuello, utilízalos -miró a su padre. - ¿Puedes enseñarles algunos movimientos? Lo que sea, cualquier cosa viene de ayuda -el hombre asintió. - Y tú...

- ¿Yo qué? -Carrie estaba algo confundida con respecto a cómo encajaba en ésa imagen.

- Ve al taller. Allí dejé una... Bueno, una Dino Gema. Está entre las herramientas. Quiero que la saques de ahí y se la des a Luis; él sabrá mantenerla en un lugar seguro hasta que...

- ¿Hasta que...?

- Hasta que la Gema elija a alguien -finalizó. - Y, uh... ¿Cómo se encuentra el fantasma?

- ¿Aparte de muerto? Pues está... No tengo ni la más puta idea, pero iré a revisarlo.

- Tú haz eso. ¡No salgan al campo hasta que yo salga de aquí! -exclamó, apuntando a sus dos compañeros portadores de Gema. Se quedaron mirando al muchacho un momento. - ¿Qué carajo hacen aquí aún? ¡Vayan, vayan! -apremió, dando palmadas al aire.

Y eso hicieron. A la vez que Lily, Max y John subían al piso superior donde la reunión tomaba lugar con la finalidad de recopilar más información sobre la amenaza que estaban combatiendo y demás, Carrie, tras pedir unas indicaciones, se dirigió al taller donde se hallaba la Gema. Accedió a éste y buscó la misma en los compartimientos de un gabinete donde se guardaban las herramientas, pero no había nada. Buscó en los demás gabinetes, en cajas de herramientas...

Nada.

Sin embargo ella era una mujer meticulosa, y empezó entonces a revisar cada rincón, cada estante, cada posible lugar donde pudiese encontrarse la Gema pero sin resultados. ¿Dónde estaba?

La respuesta a esa pregunta se hallaba en la cima de un edificio. Una figura en un traje blanco con detalles negros se hallaba de pie en la cornisa de éste, con su espada apoyada en su hombro derecho y el Drago Morpher en su muñeca izquierda; la figura no hacía nada, sólo se hallaba observando la destrucción que ocurría en la ciudad, contemplándola en silencio en espera de su momento para atacar, esperando las instrucciones de su amo para avanzar con sus órdenes...

Esperando venganza.

Desconectado Crimson Knight



  • Shadow-Rangers

  • *

  • Puntos: 2098
  • Mensajes: 15495
  • mx

  • Sexo: Masculino

  • Imaginemos cosas chingonas.

    • luis.rko.7
    • Drive_RKO
    • channel/UCyc20dxKV2CFjVaQhQSBgIw
    • Henshin Latinoamérica
Re:Reencuentros
« Respuesta #221 : 27 de julio de 2018, 09:10:54 pm »
Jessica permanecía un poco distante del resto pero no por eso desviaba su atención al conocer nuevos fragmentos de información llegando desde muchas partes, incluso llegando a impresionarse por la sugerencia de uno de los jóvenes Rangers quien pondría a disposición los datos de su propio sistema de transformación para el análisis que fuera posible recopilar de la batalla con respecto a las criaturas invadiendo la ciudad, ya que ese detalle bien podía significar un cambio de juego en lo que sabían y eran capaces de hacer ya que la joven igualmente contaba con la determinación de seguir trabajando en la investigación creada por ella sobre la firma de energía de los monstruos. Instantes después ella estaba decidiendo el hablar ante los demás al respecto ya que cualquier estudio hecho podía servir y como dijeron era mejor no descartar nada; sin embargo ella escuchó que una voz le llamaba junto con el joven Ian para que se dirigieran a otra parte, tratándose de Luis quien necesitaba su ayuda independiente a los demás miembros del equipo, llevando a que los dos muchachos fueran con el antiguo Rider al taller para mirar posteriormente los dispositivos que tenía sobre una mesa que indistintamente provocaron curiosidad en la chica.

- Eh, ¿si, nos necesitan para algo?

Decía ella preguntando directamente a Luis quien les devolvió la mirada recibiéndolos poco antes de fijarse de nuevo en el resto de compañeros reunidos en la sala principal, mostrando cierta contemplación hacia ellos para entonces volver su atención hacia el par de jóvenes presentes.

- Si... algo así, necesito hablar un momento con ustedes por favor. - Decía el oficial con la vista baja soltando un breve suspiro antes de ir al punto mirando a los dos. - Ésto que les voy a platicar tiene más que ver con el lugar de donde vengo que con el tema actual, pero creo que ambas cosas podrían conectarse de cierto modo aunque no quiero que nos distraigamos del objetivo real, por eso quiero que tomen ésto como algo minúsculo pero igual importante. Algunos de ustedes ya lo saben y otros no demasiado, ya he dicho quien soy y que viajé desde un sitio algo distante en cuanto a tiempo para actuar aquí y ahora, precisamente porque en mi "futuro" las cosas no salieron nada bien, luchamos para cambiar eso pero éste ataque... ésta epidemia llegó de sorpresa ya que no habíamos peleado contra algo como ésto antes, no de éste modo.

La seriedad con la que hablaba Luis era evidente y ésta misma hizo que él se encaminara hacia la mesa donde tenía el contenido del cofre anterior para tomarlo en sus manos dejándolo ver ante Jessica e Ian.

- Ésto parece más extraño de lo que ya era el caso, así que seré lo más concreto posible... un conflicto mucho más grande y peligroso que éste se acerca, y en ese momento alguien nos confió guardar éstas cosas en caso de que llegaran a ser necesarias en el transcurso de la pelea. Ésta cosa verde que parece una pila de plástico feo es la base aparente de que funcione lo que les estoy mostrando, pero lo que me interesa investigar más a fondo es éste cartucho negro de aquí, sobre todo por la información que ya hemos visto del desastre y sus consecuencias, quiero que lo observen bien pero traten de no tocar nada hasta que estemos seguros de lo que manejamos.

Aquel artefacto pequeño de color negro fue a parar a manos de Jessica quien observó con detenimiento el detalle del cartucho antes de pasarlo con Ian, llegando así a ver entre ambos el dispositivo que parecía tener circuitos y una etiqueta en su armazón con ilustraciones y varios símbolos

- Parece una especie de conector... posiblemente con un mecanismo similar a un Switch en lo que respecta a su forma, el botón de la parte superior y ésta parte traslúcida. - Mencionaba Jessica alzando el objeto para mirarlo cerca

Al oír la palabra switch inevitablemente el mayor de los presentes desvió su vista por un segundo haciendo lo posible para concentrarse de nuevo, acercándose así a los dos muchachos con el fin de explicarles su hipótesis.

- Quiero que observen bien lo que hay dentro de la parte transparente... justo entre esa cosa de crucigrama tecnológico. - Mencionaba el oficial señalando con un dedo la parte que había dicho

En el interior del cartucho podía notarse muy levemente por segundos casi fugaces un rastro de energía que viajaba como corriente sobre los circuitos emanando un destello similar a la tonalidad azul aunque parecía demasiado minúscula para seguirle el rastro, a pesar de tener concentrados en ello al par.

- Ahora piensen en el residuo de energía que dejaban los monstruos cuando desaparecían o comenzaban a crecer... la fuente era distinta pero resultaba el mismo efecto.

Comentó Luis ante los pensamientos de ambos chicos tratando de figurar lo que decía mientras estaban haciendo memoria de lo visto en el campo de batalla, teniendo en mente la imagen de esa estática provocada por los monstruos que mantenía un cierto parecido con la energía dentro del artefacto, hasta que de pronto Jessica fue la primera en rebatir.

- El patrón con que se mueve la luz dentro de éste cartucho como le dices guarda un poco de parecido con ese rastro... pero ambas cosas tienen naturalezas muy diferentes hasta donde hemos llegado a ver y no es seguro que haya una conexión definitiva, es lo mismo que con la noticia recuperada del blog diciendo que otros monstruos similares ya estuvieron en ésta tierra, por ahora... tenemos únicamente coincidencias. - Contestaba la chica mirando a Luis en conjunto al Red Ranger

- Miren, yo también desconfío de ambas cosas y no nos guiaremos definitivamente a base de corazonadas... no quiero que cualquier fallo de cálculo arruine el trabajo que pudiéramos hacer por nuestra cuenta para resolver ésto, pero tampoco podemos dejarlo de lado como ya habíamos dicho... lo comentamos aquí principalmente para no inquietar a los demás en caso de que hallen todavía más confuso el tema con todo lo que pasa al mismo tiempo entre la detención preventiva de Facundo y la condición de Luis, dejando las consecuencias de éste contagio en el pueblo por encima del resto. - Luis decía mirando a Jessica dándose oportunidad de entender lo que pudo sentir en ese instante haciendo luego lo mismo con Ian para proseguir. - Realmente no importa cuanto llevamos trabajando juntos o la cantidad de veces en que nos reunimos en el pasado... yo sé que ustedes son de las personas más brillantes que hemos conocido y sobre todo se gobiernan con un gran sentido responsable que admiro personalmente, por eso es que confío en ustedes para que puedan ayudarme a investigar más sobre éstas cosas en caso de que sirvan como ayuda para reparar el daño que se sufrió, solo en la medida justa sin dejar de lado las posibilidades reales, porque en serio se les necesita mucho.

Había dudas en el semblante de la joven Ozawa y ésta volteó a ver al otro chico que parecía tener una postura propia pero no tan diferente a la suya en medio de aquel instante donde Luis esperaba una respuesta o cualquier señal que le pudieran brindar ya que se encontraba igual de confundido y ansioso que ellos por saber lo que eran capaces de hacer si involucraban en medio del caso lo que ya sabían.

- Pues... no sé exactamente en qué podamos ayudar. - Preguntó por lo bajo Jessica viendo al mayor

- Conseguimos un gran avance gracias a tu experimento para obtener un rastro de energía cubriendo a las criaturas para ubicarlas, eso todavía necesita ser afinado pero deja más que claro el genio que posees para ocuparlo aquí, así que trabajaremos en eso y en el apartado técnico que nos ayude a estudiar el cartucho de manera completa sin comprometer el equipo de la base que al parecer está preparada para adaptarse a lo debido, eso puede ayudarnos en el análisis... En cuanto a Ian escuché su propuesta sobre utilizar el sistema de su Morpher con las lecturas de su lucha para obtener más información sobre los monstruos, esa también será nuestra prioridad en relación a lo que ya tenemos y lo que queremos averiguar; sé que él también se preocupa bastante por la parte de la repercusión que genera en las personas así que iremos tras eso: obtener un seguimiento claro del ataque, evaluar tanto como podamos la información de la gente "mutada" y que genera la energía tras las bestias, dejando luego la relación con los dispositivos ya que tengamos resultados de ellos, cosa que también investigaré por mi parte ya que según ésto el paquete incluía un instructivo, así que de ahí podemos dar con una fuente concisa de origen.

Jessica se rehusó a decir alguna palabra o a responder en ese instante al planteamiento del oficial, de hecho no estaba en contra de lo propuesto sin embargo todavía significaba para ella una gran responsabilidad con todos los elementos desconocidos y el riesgo que había de perder a las personas afectadas por lo que estaba ocurriendo, así que necesitaba pensar a detalle la decisión que tomaría en conjunto a la contestación de Ian, no obstante la inventora tenía en mente lo que le había dicho a los dos Luises en ese día y en base a ello actuó.

- En el momento en que decidí registrarme a su grupo o como sea que le llamen lo hice para no quedarme de brazos cruzados... tan peligrosa o complicada que sea la situación yo ayudaré en lo que pueda mientras haya un modo de que el resto se recupere. Acabo de ver como muchos de ellos salieron afectados y ahora la gente necesita una mano... digo, es difícil de asimilar en todo pero lo aceptaré, voy a trabajar en lo que pueda para que esa gente no siga sufriendo como ahora, también para que el necio del fantasma mejore... - Respondió la joven preocupada pero con decisión al encarar a Luis quien le devolvió una gentil sonrisa por lo mencionado

- Claro que si... no nos unimos a éste equipo para permanecer a salvo, por más irónico que suene el que lo diga yo ahora... la seguridad de todas esas personas afuera va primero, así que solo gracias, en verdad. - Luis añadió antes de estrechar por un instante breve la mano de la joven mirando luego a Ian para saber cual sería su posición al respecto

Entre la conversación llevándose a cabo en el taller hubo una interrupción que provino de un hombre miembro del personal de BOARD quien buscaba hablar con Luis, teniendo como testigos a los otros muchachos que supieron el motivo por el cual querían dirigirse a uno de los integrantes del reducido grupo.

- Nuestra unidad en el área de atenciones nos informa que el paciente recién ingresado ya despertó y está respondiendo; no ha padecido algún cambio significativo pero sus resultados en el estudio que le han hecho siguen siendo preocupantes, es inestable.

Por cuenta propia las reacciones de Jessica y de Luis podían decir lo consternados y a la vez sorprendidos que se hallaban cuando estuvieron al tanto de la situación del Rider fantasma, algo que la amiga del mismo no quería dejar pasar luego de los minutos esperando una señal que le dijera como se encontraba el muchacho.

- ¿Es seguro poder ir a verlo?. - Preguntó antes que nada Jessica mirando al agente de la organización que luego resolvería la duda

- No conocen todavía el alcance del cuadro que presenta, podrían ir a verlo pero sería solo una persona a la vez y con las debidas precauciones, pueden hablarle ya desde fuera de su habitación.

Pensativo el joven hombre con los chicos miró al agente y luego a su compañera para saber lo que haría, aunque fuera evidente la urgencia de ésta por verlo así que prefirió no darle más obstáculos tratando de persuadir la mejor forma de que ella lograra reencontrarse con el Rider convaleciente.

- Si ya es propicio entonces ella debe ser la primera en ir a verlo, ha estado con él todo el tiempo y necesita saber como sigue, todos nosotros queremos hacerlo. - Dijo Luis junto a la chica tomando un segundo para ponerse de acuerdo con ella y que así la dejaran ir a la zona de cuidados tanto como le permitieran siendo guiada por el personal de la junta arqueológica

Un breve momento más pasó y Jessica dejó solos en el taller al Ranger y al viejo Rider quienes siguieron discutiendo el tema de la epidemia y del cofre que tuvo guardado Luis desde su llegada del tiempo futuro hasta esa fecha, a sabiendas de que Ian estaba consciente del movimiento temporal por su cargo y poder de Red Ranger, pese a que no faltaba ser un especialista en la materia para entender que ese cruce significaba un gran cambio, con todo y que las consecuencias no fueran las esperadas en medio de las dudas y temores por los que Luis atravesaba como todos haciendo el mejor esfuerzo para no desalentar al resto, ya que ellos necesitaban de ese apoyo.

Más tarde...

Las movilizaciones no paraban en la zona de cuidados intensivos donde los especialistas de BOARD trabajaban con todos los recursos posibles en analizar la nueva probable amenaza biológica a la que se enfrentaba todo el pueblo de Angel Grove con la llegada de los ciudadanos enfermos extendiéndose a cada instante. El punto focal de las investigaciones y de las pruebas del "virus" llegaban desde los análisis que se le realizaban a Kamen Rider Ghost, sin embargo lo encontrado tampoco estaba siendo lo ideal en esas horas críticas.



Hasta ese punto el joven fantasma se hallaba en cierta manera más "tranquilo" ya que algunas pruebas habían terminado y la comprobación de las mismas era la prioridad ahora; pero el caso de ese Luis estaba siendo uno de los más extraños para los ojos del equipo ligado a BOARD ya que todavía no estaban teniendo indicios claros del origen de la enfermedad y menos detalles de los cuales pudieran tomar referente dado que era difícil analizar por completo el sistema del muchacho, y aunque no lo pareciera la fusión del mal desconocido con su estado de fantasma era una de las causas mayores para eso.

Era una labor compleja por no decir imposible el encontrar algo dentro de los análisis de Ghost que diera una respuesta y posible conexión a la epidemia que aquejaba demasiado a más de uno; el rastro de cualquier anomalía o enfermedad era prácticamente nulo ante las pruebas que de repente mostraban algo inusual por los síntomas bruscos que presentaba el chico, aunque ni eso era suficiente para los especialistas a quienes les informaron de la presencia de otra persona dispuesta a ver al paciente, siendo Jessica quien tendría autorización de pasar a encontrarse con Luis una vez más desde el pasillo por el que podía apreciarse la habitación transparente donde estaba reposando su amigo, mismo que la notó casi al instante pese a su debilidad.

- Debe apestar venir a verme postrado en una cama por dos días seguidos... aunque suene mal, es un pésimo record. - Dijo él mostrando una leve sonrisa hacia Jessica

Ella hizo todo lo posible para ocultar su angustia y tal vez hasta su llanto, tenía que ser fuerte como todos los demás al tratar la situación y ella así lo haría correspondiendo la recepción del chico.

- Son gajes de tu oficio supongo... al menos ya no se trata de las fiestas cuando eras conocido. - Bromeó también al respecto notando a su vez como el equipo médico que lo rodeaba mostró el cambio constante en su pulso y temperatura corporal aumentando y descendiendo de vez en vez. - Aún así tiendes a ser resistente... ¿como te sientes?

- ¿Siendo honesto...? cada vez creo que el peor momento de mi post-vida se repite ahora y solo está superándose a si mismo... es como una mal gripe que todavía no saben curar.

- Hablé con algunos de ellos y me informaron sobre tu cuadro de síntomas a grandes rasgos, parece que varían muy poco de lo que otros en la ciudad han presentado solo que aquí avanzan de una manera diferente... aún hay posibilidad de encontrar la solución.

- No sé... tampoco creo que haya mucho por hacer en el caso de alguien más muerto que otra cosa... según recuerdo ya ni siquiera puedo transformarme, acabé siendo más inútil. - Contestaba con mucho esfuerzo el fantasma permaneciendo acostado ya que el dolor todavía no le daba tanta movilidad

- Ni de broma digas eso y que sea la última vez... ya hemos pasado demasiado para intentar que sigas aquí, ahora no es momento de que te rindas y menos de lamentarnos sin por lo menos tratar de encontrar la manera. Tú eres de los primeros en pensar así por lo que no tenemos más opción, seguimos juntos en todo ésto.

Solo bastó escuchar eso para que el Rider convaleciente sonriera un poco sin apartar la vista de su compañera alejada de él aún dejando ver el brazalete que portaba desde que entró a las instalaciones con el resto de guerreros.

- Esos tipos grandes... los que parecían ser responsables del alboroto casi acabaron conmigo hasta que llegaste... ¿como pasó, qué fue lo que hiciste Jessica?

- Te lo digo en serio, eso ahora no es importante. Mientras te recuperas y sabemos qué sucede yo estaré ayudando a los otros y si, sé que te preocupa mi seguridad pero igualmente no será un problema... eso te lo prometo.

- No dije que yo no confiara en ti para defenderte... solo que no me gusta perderme de los golpes, así sea yo quien los reciba... te debo una más contando casi todo.

Ambos estaban esforzándose por mantener el ambiente lo más sereno posible entre toda la presión existente sobre ellos, el grupo y la ciudad bajo amenaza estando lejos de una solución aparentemente; sin embargo el Rider no podía ocultar sus malestares teniendo una sensación estremecedora por el lapso de un solo segundo en que el dolor a través de su cuerpo se hizo más intenso haciéndole quejarse por un instante frente a una preocupada Jessica quien intentó acercarse un poco desde su posición hasta notar algo demasiado peculiar que rodeaba a su amigo

- ¿Eso es...?

Se preguntó a ella misma cuando observó una gran carga de estática sobre el cuerpo de Luis dejando una estela de color naranja, similar a la de las criaturas que habían derrotado en las calles hace solo pocos minutos que se percibían eternos por el caos, aunque ese instante le daba un poco de rumbo a Jessica ligando eso con la epidemia de Angel Grove y con lo que le había comentado el oficial, siendo entonces que el personal de BOARD le pidió a la joven que se distanciara mientras ellos tenían intenciones de controlar la situación a sus posibilidades

- ¡Jessica...! - Pronunció Ghost entre su dolor obteniendo la atención de su compañera para poder hablarle brevemente. - ¡Tú tampoco te preocupes... ya estaré bien, solo ve con los otros... ayúdales... y una cosa más!

2024

Mashin Chaser sufrió una serie de ataques combinados que le hicieron retroceder mas no caer por completo al ver a la enmascarada y a las dos versiones del Ranger rojo encarándolo en un instante donde pensaban aprovechar ahora su momento, sin embargo el ejecutor tampoco tenía intenciones de retroceder luego de su fallo que aún le hacía cojear en su andar.



- ¿Creen que hará alguna diferencia el que ataque más de uno... que importan sus disfraces baratos o lo que estén pensando...? - Cuestionó el Roidmude viendo a los dos Rangers dirigiéndose a ellos como si fueran la misma persona ya que ese era el caso. - No eras ni siquiera el más rápido de tu grupo, mucho menos alguien bueno en lo que debías hacer... tal vez por eso te fuiste y nosotros peleamos todas las guerras a las que faltaste cuando en la última tampoco diste el ancho.

Chaser era tajante y directo con sus palabras teniendo una actitud indistinta con los presentes llevando la mirada a la mujer solo antes de regresarla a los Rangers.

- Es una pena que solo los obsoletos nos hayamos quedado aquí... tengo que eliminar a la basura desde que siempre ha sido ese mi trabajo. - Agregó empuñando su Break Gunner levantándola lentamente frente a los otros. - Lamentablemente no hablo de ustedes.

En un abrir y cerrar de ojos una ráfaga de disparos provenientes del arma del Roidmude se desataron pero contrario a la primera impresión el blanco no eran los pocos peleadores que aún quedaban, ya que Mashin Chaser apuntó desde un principio hacia un grupo de otros seres mecánicos ocultos detrás de ellos a varios metros quienes pensaban emboscarlos como a muchos de los habitantes de la ciudad devastada, así mismo sacando las pocas fuerzas que aún tenía trató de guiar a los otros en camino de una salida rápida para evitar la invasión.

- Muévanse o terminarán muertos de todos modos.

Sabía que los dos Rangers eran capaces de movilizarse y posiblemente entre los tres encontrarían la oportunidad de alejarse del fuego enemigo que sin saberlo pudo haber superado al pequeño equipo, permitiéndole a Chaser cubrirlos por ahora utilizando sus otros Viral Cores que igualmente atacaron a los Roidmudes enemigos para derribarlos un momento.

Tune:

Chaser Bat




Equipado con las flechas de energía pura que acostumbraba usar el ejecutor hizo una maniobra con la que pudiera acertar sus disparos a la mayoría de rivales llegando al parque como si se trataran de una plaga, misma que detuvo por segundos hasta que ellos contraatacaron disparando de su parte, forzando a Chaser a seguir un poco al resto de individuos con habilidades extendiendo de su espalda un par de alas similares a las de un murciélago, sin embargo en vez de volar utilizó éstas para cubrir las espaldas de los otros mientras los apartaba estando ya dañado.

- ¡Que se muevan dije!

Execution!

Como último recurso Chaser realizó otro movimiento final disparando una gran carga de fuego hacia los enemigos cosa que lo mandó a volar también a él mismo a unos cuantos metros de distancia cayendo por poco frente a los demás quienes se suponían ya debieron estar apartándose.

- Debieron quedar algunos... ya habrá tiempo de matarlos, ahora necesitan resguardarse. - Decía Chaser mientras se levantaba poco a poco mirando a los Rangers y a la vigilante. - No sean tontos ni se extrañen, vine para ver quienes y qué es lo que quedaba en la ciudad aunque no fuera mucho... los que jodieron todo éste lugar... ellos si son un problema mucho más grande.

Probablemente para los otros esa escena pintaba confusa incluso con los antecedentes del Roidmude en las filas de los Kamen Riders, sin embargo las agresiones por parte del ejecutor pararon y en algún sentido honesto él estaba dispuesto a por lo menos ayudarles en ese instante, ya que solo ellos tenían consciencia de la situación y de que tal vez algo mucho peor aguardaba.

Actualidad

- Haremos las lecturas en un momento, mientras necesitamos regresar con los otros... te veré en la sala principal con el equipo en un rato, iré a comentar ésto con los demás. - Decía el oficial Sandoval a Ian por el tiempo que ambos aún estaban planificando lo que harían dentro del taller, teniendo así la señal del mayor quien se retiró con rumbo a la parte central de la base

Varios minutos después de la primera reunión con los jóvenes el antiguo Rider caminó por la fortaleza subterránea supervisando a su paso el movimiento que realizaba el personal de BOARD dentro de las instalaciones sin tener un momento en el que pudieran parar por las circunstancias que requerían todo el trabajo conjunto de la organización y de las pocas personas que conformaban el recién formado grupo, aunque por ese instante Luis se dirigió a la sala principal encontrándose de nuevo con Anna y algunos de los otros chicos que todavía estaban al pendiente de las investigaciones, por lo que Sandoval le pidió a su contraria que le acompañara un segundo en ruta a otro pasillo más despejado por el que iniciarían una nueva conversación.

- Por lo visto el par de muchachos que están con Facundo fueron a verlo junto con el otro hombre, seguro fue una impresión igual de fuerte para ellos el que ésto sucediera al mismo tiempo que las otras complicaciones... de hecho acabo de pedir el reporte médico de Bruford y si gusta luego de que nos lo entreguen también puede ir a verlo, después de todo ambos llegaron juntos y en cierto modo usted lo representa desde que es la única registrada en la base. - Comentó él a un lado de la mujer mientras recorrían sin prisa uno de los pasillos entre los agentes que iban y venían por el complejo. - Lo que pasó antes pudo haberse manejado mucho pero mucho mejor y el temor que todos estamos teniendo no ayuda demasiado.

Admitía Luis conforme observaba sus propios pasos hasta voltear a verla en ese trayecto con un poco más de confianza comparado al encuentro que se dio cuando recibió a los dos Riders de los espejos.

- No deberíamos de disculparnos por hacer lo que creemos correcto y más si se trata de proteger a quienes están contigo, pero como ya habrán notado soy nuevo en ésto de las indicaciones... y por eso siento haber empezado escenas como la que tuve con ustedes o lo de Facu, como también lamento no haber podido estar con ustedes en la mañana, eso absolutamente no fue por gusto.

Aún era difícil para Sandoval recordar el que no podía pelear en ese instante junto a sus otros compañeros o al mismo nivel en que lo hacía durante sus años anteriores como Kamen Rider Drive, ciertamente esa nostalgia estaba con él desde mucho antes que su cinturón se averiara pero de todos modos él no encontraba paz con eso y ni siquiera sabía como superarlo enfrente de los otros Riders y Rangers esperando igualmente más apoyo. Sin embargo un hecho que lo sacaría de sus propios pensamientos fue la interrupción de otro agente de BOARD que alcanzó al oficial y a la joven mujer en el camino para informarles otra noticia.

- El resguardo de Facu McKnight sigue bajo control y ahora mismo sus visitas están por regresar al nivel principal. Hemos asegurado las pertenencias que nos pidió confiscáramos y ahora ya están en el lugar que solicitó, también encontramos un Morpher que según los expedientes pertenecía al Ranger fallecido recientemente, no sé si desee que igual quede bajo cuidado.

- Cierto, Facundo pidió quedarse con el Morpher de Manuel y lo estaba guardando desde la noche en el gran cañón... - Contestaba Luis en un tono pensativo tratando de dar con la mejor decisión para cuidar la última pertenencia que había dejado atrás el Ranger Azul, pero entre todo el oficial también recordó un detalle importante cuando pensó en las lecturas de batalla que había mencionado Ian, haciéndole abrir un poco más los ojos en seña de sorpresa poco antes de volver a dirigirse al agente. - Aseguren el Morpher, yo les diré a donde lo trasladen y cuando el arresto domiciliario termine se lo devolveremos.

- Entendido. Algunos agentes de campo de la organización también acaban de llegar a las instalaciones y nosotros debemos volver, con su permiso. - Dijo el agente despidiéndose de ambas personas para luego marcharse

Había una posibilidad de que la actitud de Luis por ese rato pareciera extraña o como si sus intenciones no fueran claras a la vista de su acompañante, pero éste sugirió que retomaran su camino para así aclarar las cosas.

- Nuestro compañero Nolo era uno de los pocos en llevar bastantes años trabajando como Power Ranger hasta el final, entiendo que se le debe dar respeto tanto a su memoria como a la decisión de Facundo por hacer lo mismo... pero me imagino que usted también escuchó al otro chico Ian respecto a los datos que podían obtenerse de sus dispositivos de transformación que operan en base a la misma tecnología. - Explicaba mirando a Anna resumiendo brevemente. - Si es posible tener un avance con esa información quiere decir que el Morpher de Nolo almacena muchos más datos por el tiempo en que fue usado pero no solo eso, él fue el único hasta el momento que venció a un Lord por su cuenta, él solo consiguió ganar esa pelea y también significa poder conocer un poco más sobre ellos dependiendo qué tan profundo sea el análisis a obtener con todo y que no sería nada bueno arriesgarnos otra vez de manera apresurada si es que el imperio decide atacar directamente, solo... solo sé que si hay una oportunidad así es mejor tomarla.

Justo cuando la tranquilidad parecía ser más constante al rededor del nivel principal de la base una nueva alarma sonó en todo lo alto alertando a los presentes para que rápidamente se unieran en el salón central observando las computadoras con mapas y transmisiones de la ciudad en mal estado.

- No... está poniéndose peor.

Tanto el oficial Sandoval como Anna, Bianca e Ian presenciaron desde la base los fuertes ataques a la ciudad que aumentaban a manos de las criaturas multiplicándose en número para invadir las calles con grandes ejércitos y monstruos de mayor tamaño despedazando muchas zonas a lo largo de Angel Grove donde las víctimas estaban sufriendo más y el cuerpo militar era por mucho superado, ya que ellos incluso se enteraron de lo que pasó en una zona apartada donde una unidad de soldados completa había sido asesinada por una fuente desconocida, dejando solo varias llamadas y señales de emergencia activas en los sistemas de la fortaleza.

- Están creciendo y moviéndose más rápido... no sabemos si el ejército y BOARD puedan abarcar tanto. - Decía Luis preocupado atento a las pantallas.

Según los informes una gran cantidad de escuadrones especializados por parte de la organización privada estaban en camino a cubrir los frentes más importantes, haciéndose cargo del área centro del pueblo mientras otras unidades protegían los sitios apartados y de menor escala en donde no estaba tardando en llegar la amenaza; al mismo tiempo en las instalaciones muchos de los agentes de la junta arqueológica ya se habían trasladado desde sus posiciones para ayudar al equipo, y así fue como uno de estos se acercó a donde estaban los jóvenes próximos a la computadora principal.

- Tal vez por separado no puedan... pero para eso venimos. - Dijo una voz llamando a quienes permanecieron ahí hasta captar su atención haciéndolos voltear



- ... ¿Taiga?
THE HERO - THE DREAMER - THE MAN




Pueden abrir el spoiler si gustan

Spoiler

Los invito a que pasen a Henshin Latinoamérica: La única pagina de Facebook en español dedicada 100% a Kamen Rider, los esperamos :D
https://www.facebook.com/HenshinLatino
[close]