Autor Tema: Reencuentros  (Leído 4857 veces)

Desconectado Crimson Knight



  • Shadow-Rangers

  • *

  • Puntos: 2088
  • Mensajes: 15478
  • mx

  • Sexo: Masculino

  • A cheap trick and a cheesy one liner.

    • luis.rko.7
    • Drive_RKO
    • channel/UCyc20dxKV2CFjVaQhQSBgIw
    • Henshin Latinoamérica
Re:Reencuentros
« Respuesta #210 : 11 de marzo de 2018, 09:47:19 pm »


Las intersecciones y zonas divididas de Angel Grove resguardaban aquel ambiente sepulcral siendo lo único que había quedado tras los ataques todavía ocurriendo en el pueblo junto con esa repentina noticia que llegó a todos quienes luchaban en la difícil pelea con un peso enorme tornándolo un asunto mucho más complicado; estaba siendo una complicación sin salida inmediata perjudicando a todos en la ciudad aunque algunos estaban siendo más dañados que otros por esos instantes, ya que donde se ubicaba una de las zonas urbanas más reconocidas todo estaba solo entre el pánico de la población y las bestias despojadas de su humanidad sueltas, exceptuando la presencia de dos Kamen Riders abatidos con anterioridad y una criatura de origen desconocido que causó estragos en los pocos minutos que se presentó, teniendo de rodillas a uno de los guerreros débiles frente a él después de una exhibición de dominio ante sus rivales

- ¿Eso fue todo entonces...?

Aquel monstruo de amenazante presencia estaba de pie sosteniendo esa espada dual que asemejaba un par de colmillos mientras se hallaba rodeado por los escombros teniendo ante su vista a Zolda de rodillas aún intentando hacer algo, aunque cada una de sus ofensivas para la criatura significaban únicamente chispas chocando contra su gruesa armadura sin efecto alguno, permitiéndole que se acercara a su oponente actual con un par de pasos hacia él antes de frenar

- Vamos campeón, levántate. - Dijo el ser empuñando firme su arma principal dejando reposar aquel dispositivo que le sirvió previamente

Esas palabras no escondían en lo absoluto una entonación retadora y al mismo tiempo burlona con la criatura esperando que su enemigo se levantara dándole oportunidad para lo mismo cuando se detuvo, fue ahí que no aguardó tanto hasta que el antiguo soldado se levantara, y entonces ambos de alguna forma caminaron a sus respectivas direcciones llegando el punto en el cual ese ente desconocido corrió hacia el Rider lanzando una combinación de golpes bastante ágiles pese al tamaño mantenido por el monstruo logrando acertar todos en un indefenso enemigo que fue fácilmente bloqueado y correspondido mediante movimientos destinados a desorientarlo aún más por su velocidad más antes de un salto con vuelta rápido terminado en una patada directa a la izquierda de Jim empujándolo y de cierto modo alcanzándolo a derribarlo más cerca de una construcción, solo para dirigir a la bestia con su espada a ejecutar unos cuantos cortes en él igualmente violentos con los que logró incluso tirar el Magna visor lejos de su dueño en medio del castigo

- ¡Hahahahahahahaha! el hombre se cree rudo y no puede responder sin un arma, qué lindo!

Brutales y certeros esos ataques provocaron más chispas en la complexión de Zolda llevándolo contra el muro por el cual ese monstruo se acercó instantaneamente tirando su espada en un acto de confianza que fue seguido por que él liberara sus puños de cualquier otro apoyo para entonces dar un gran golpe con su diestra en el abdomen del Rider encaminando a lo principal: con una mano la criatura sujetó el hombro derecho de su blanco apegándolo a la pared, pero con el otro puño empezó a golpear veloz y brutalmente el casco de Zolda o mejor dicho su rostro repetidas veces hasta forzarlo a voltear en la dirección de los ataques, cosa que no detuvo a ese malicioso ser de seguir golpeando el semblante cubierto del soldado con furia solo para luego arrojarlo lejos provocando una caída boca abajo por parte del Rider verde

- Ahhh... si eso no fue liberador...

Otra vez el monstruo caminó en dirección a Zolda entregándole un gran pisotón en la espalda cuando llegó a él posteriormente continuando su camino antes de llevar el mismo pie a la cabeza del Rider oprimiéndola contra el suelo conforme lo restregaba con fuerza y lo soltaba, girando lentamente la vista hacia donde él percibió a la otra contrincante sin mucha precisión, aunque eso no le importó al recoger su arma cargando uno de sus colmillos para entonces lanzar una onda de energía contra los escombros donde Femme se ocultaba detrás haciéndolos estallar, dejándola a plena vista de la figura empezando a ir metódicamente por ella

- Muy bien ya pasamos por el monigote segundón y tú debes de ser... ¿la mujer?. - Cuestionó el monstruo en camino a estar cerca ladeando un poco la cabeza

Dentro de la mira de la criatura Femme ya estaba intentando levantarse y fue pronto que ambos ya estaban cerca para permitirle a la Rider intentar otro ataque siendo sencillamente detenida con el ser sujetando sus dos brazos dejándola expuesta a que éste mismo le diera un fuerte cabezazo seguido de que Anna fuera tomada de su misma capa haciéndola para el frente inmovilizándola como previo de varios rodillazos ejecutados mientras la mujer era envuelta y también lanzada por los aires llegando casi cerca de su compañero en un punto medio, exacto para el monstruo que les dio la cara aproximándose a ellos sin trabajo

- ¡Éstos son los guerreros que habitan la ciudad, los humanos que luchan sus batallas! ciertamente me suena irónico... no me dieron ningún juego interesante o mostraron lo que podían hacer, únicamente lo patéticos que son... - Pronunció la bestia acabando de dar otro par de pasos a metros distante del dúo recargándose luego en su espada. - ¿Cuanto llevan en pelea? me refiero a que, ya no los hacen como antes maldición... exactamente iguales a un tipo que conocí en una bodega, solo que él por lo menos mostró algo de coraje rozando la estupidez a diferencia, no las habilidades parecido a ustedes.

Con poco interés el monstruo volteaba en otras direcciones a la vez que su caminar lo acercó un tanto más a los Riders caídos quienes provocaron en él una sensación de vacío, equiparable a la decepción que se llevó la criatura luego de no encontrar su pelea deseada

- No me sirven... ya no perderé tiempo aquí.



La espada doble de la bestia fue ondeada con una mayor carga de energía fluyendo en ambos filos, pero ésta misma era mucho más potente que cualquiera de las anteriores que hubieran recibido los dos guerreros logrando producir una fuerte pesadez en el campo con un aura casi palpable acumulándose al rededor del monstruo frente a los dos compañeros, convirtiéndose así en los objetivos del ataque definitivo

- Gekido Ryuga...!

Primero el grito de batalla se hizo presente anunciando lo que proseguiría, siendo así que la bestia ejecutó dos cortes diagonales en el aire formando una "X" con el poder acumulado para entonces lanzar esa gran carga de energía hacia los Riders apoyándose de toda su fuerza posible provocando que en cuanto impactara su alrededor también se viera expuesto haciendo explotar algunas de las construcciones cercanas y escombros anteriores que se pulverizaron mientras Anna y Jim se hallaban ahí, aunque esa entidad no quiso permanecer en la zona viendo y únicamente dio vuelta en sentido contrario con intenciones de marcharse paso a paso delante de una polvareda y fuego



- Basura.

En otra parte...

Afuera del centro recreativo el perímetro de la pelea continuaba desolado y a varios metros más de distancia se podía encontrar al grupo de jóvenes guerreros ante otro número vasto de criaturas ésta vez comandadas por un monstruo mayor, uno diferente que podía articular palabras ordenándoles que se acercaran fijando su atención en cada muchacho ahí. Ellos estaban conscientes de que la lucha escalaría en un gran peligro ahora, sin embargo luego de la llamada hecha por el antiguo Rider sobre la situación de las personas transformadas en esas bestias inconscientes todos ellos no tenían ni la fuerza ni el razonamiento para poder actuar ante ese desafío inmediato en forma de sus oponentes, amenazándolos ya cuando los dos nuevos peleadores empezaban a perder su temple de forma distinta junto con el joven fantasma y su compañera

- Ésto... ésto está mal.

Jessica dejó salir unas palabras en un murmullo sintiendo por dentro como el pánico estaba empezando a tomar control de ella provocando que su cuerpo mantuviera una gran tensión al compás de su mente conforme miraba a esos monstruos acercarse libremente, tomando un momento para mirar a su alrededor notando como sus compañeros reaccionaban, siendo Max el primero en adelantarse con toda su frustración dirigida hacia el enemigo justo antes de que Ghost interviniera con un simple gesto, anteponiendo su mano enfrente del chico

- Esperen... - Pronunció el Kamen Rider manteniéndose firme ante Max sin siquiera voltear a verlo, denotando una voz preocupada pero decidida entre la presión de la circunstancia. - Ustedes deben irse de aquí, yo los detendré

El par de amigos en busca de los Eyecons ahora estaban intentando dar con la respuesta de la pelea y Jessica observó a su acompañante deteniendo al otro muchacho quien se notaba por demás molesto, pero eso tampoco haría retroceder al fantasma. Por su parte la chica rápidamente tomó otra de sus granadas especiales para lanzarla ante los monstruos formando una vez más otra barrera transparente por la cual esas bestias batallaron para intentar pasar al otro lado, sirviendo como una distracción oportuna en lo que la discusión se resolvía

- Luis dijo que se trataba de una enfermedad que los convirtió en eso, ustedes no tienen ninguna protección para evitar que suceda lo mismo en caso de contagio y si éstos monstruos de otra clase los vuelven como ellos entonces será peor. Regresen a la base para recuperarse y yo pelearé.

Antes de cualquier otro problema que involucrara al pequeño grupo la joven inventora se apresuró igualmente a llegar en medio de Lily y Max estando cerca de éste último para también convencerlo de lo mismo, ya que con el Rider fantasma tenían una pequeña seguridad de que sería capaz de luchar antes de exponer a los nuevos chicos en una situación tan peligrosa

- Él tiene razón... e-esas criaturas ya significan una gran amenaza de la que difícilmente podríamos salir si nos arriesgamos todos en éste estado; Luis tiene cierta resistencia contra ellos así que podrá luchar, ustedes necesitan volver a la fortaleza. - Agregó Jessica consternada llevando una mano al hombro del moreno intentando calmarlo, notando igualmente que los monstruos por alguna razón estaban más cerca de romper su barrera con la fuerza conjunta dejándoles menos tiempo

Contra el miedo evidente y los minutos acabándose Ghost finalmente volteó hacia Max para verlo una vez antes de caminar despacio en dirección a la joven McKnight visiblemente afectada por lo que sucedió quedándose de rodillas en aquel suelo; el fantasma por lo tanto se acercó a ella inclinándose a su altura para sostenerla un instante en el que Lily pudiera ponerse de pie pese a su llanto escondido detrás de sus manos, las que tomó el chico posteriormente con cuidado sin afán de molestarla mirando de frente su rostro por un instante a diferencia del encuentro previo en el cruce de calles

- Vayan a la base con los demás y nosotros volveremos con ustedes cuando ésto termine, nos quedaremos a luchar... pero prometo que arreglaremos las cosas, créanme. - Ghost dijo atentamente a su contraria sin desviar la mirada

Luego de sus palabras el fantasma soltó ambas manos de la chica retrocediendo un par de pasos antes que Max pudiera alcanzarla una vez que acordaban lo siguiente que harían al tiempo que Jessica utilizaba el comunicador de Facu para informar de la situación con los dos muchachos quienes necesitarían ser guiados de regreso a la fortaleza; paralelamente los monstruos a base de golpes más potentes estaban logrando debilitar los escudos instalados por la chica mirando pronto junto a su compañero lo que sucedía sabiendo que inevitablemente los dos debían dar la cara

- Acompáñalos... yo me voy a quedar. - Ghost dijo con la vista sobre las criaturas conforme las defensas se desgastaban rápido

- Te dije desde que llegamos que no te dejaría solo, encontraré una forma de averiguar más sobre ellos... ésto no empeorará.

El silencio y la protección con la que contaban los jóvenes había terminado al mismo tiempo cuando las bestias rompieron el escudo de Jessica como si se tratara de simple cristal hecho pedazos cayendo frente a los dos compañeros que permanecieron de pie ante su próximo desafío teniendo como primer objetivo asegurar la salida de los otros chicos de la zona para que ellos se ocuparan de los monstruos



- ¡Ustedes dos parecen retadores muy débiles para nosotros, acabaremos más temprano de lo que imaginamos!

Lo único que contestó las amenazas del ser fue la invocación que realizó Ghost llamando nuevamente a su arma con el fin de tenerla inmediatamente lista para el enfrentamiento del que ya no escaparía, por más que aún trataba de mantener a salvo a su amiga



Mientras el filo se alzaba en manos de Kamen Rider Ghost, Jessica tomó por su parte aquella caja negra que tanto cuidaba para poder abrirla revelando así el dispositivo en el que trabajó siendo éste colocado sobre su muñeca izquierda antes que ella sujetara posteriormente el extraño Eyecon rosa también resguardado en el contenedor

STAND BY

A ninguno de los combatientes les importó lo demás corriendo unos contra otros para terminar con el conflicto definitivamente luego del daño que ya estaba causando a la par que los monstruos sínicamente se plantaban confiados desafiando a los dos jóvenes que en determinado instante tuvieron que separarse forzosamente con tal de ir a la pelea. Ghost primero blandió su espada chocando contra los ataques de la bestia color azul en un duelo que ambos revertían intentando encontrar el punto de ventaja que los hiciera sobrepasar a su contrario, aunque no faltaban los demás monstruos acompañando a su líder quienes también fueron afectados por los cortes del fantasma a diferencia del ser más grande, resistiendo y evitando los impactos del Rider pese a que su única ofensiva eran sus puños, o eso le estaba haciendo pensar al otro Luis







Los anuncios de golpes fallidos por parte de Ghost aparecieron rodeando el cuerpo del enemigo causándole cierta confusión al Rider sin hacerla evidente o mostrarla sumido en su propio coraje impulsándolo a seguir la lucha hasta el último extremo; corte tras corte y golpe tras golpe aquella pelea era equitativa en la agilidad y rapidez de ambos peleadores aislados de la calle por la horda de criaturas que rodeaban la escena esperando acabar primero con el fantasma, intentándolo cuando podían solo para ser eliminados con el arma del joven quien atacaba en todas direcciones necesarias accediendo incluso a separar los filos de la espada girándolos con grandes tajos dando como resultado que muchos de los entes del ejército cayeran al suelo destruidos, algunos explotando y otros convirtiendo su físico en un fluido gelatinoso de tono naranja que se deshacía al primer contacto con el suelo entre la ya muy vista estática que los rodeaba. Los esbirros que permanecían con vida eran distanciados a base de patadas de Ghost únicamente interesado en llegar al más grande de sus oponentes en ese momento, uniendo de nuevo el Gan Gun Saber para atacar con más ira y menos técnica paralelamente a que su vista en varios segundos fue a seguir como le fuera posible a su amiga Jessica varios metros lejos de él

- ¡Jessica!

- ¡Luis!

Gritar sus nombres era lo único que los hacía saber como se encontraban ya que Jessica estaba todavía más agitada que el Rider al ser perseguida por las criaturas en uniforme las cuales eran burladas exitosamente por la chica que no planeaba alejarlas mucho del radio del combate pues pensaba en encargarse por su cuenta de la confrontación. Años previos de igualmente prepararse para tener esa velocidad y habilidades que estaba demostrando se veían claramente dar sus frutos en el instante que no solo ella corría o saltaba de maneras impresionantes evadiendo a los agresores sino por igual se daba tiempo de atacarlos tan cuidadosamente como estuviera permitido a fin de no exponerse, así bien comenzó a utilizar su propio equipamiento al ver que una cantidad variada de monstruos estaba delante de su camino sin posibilidad de burlarlos o correr, por lo que Jessica entre su carrera pisó fuertemente sobre la suela de sus zapatos un paso a la vez activando un potenciador capaz de hacer volar a las bestias con una simple patada en el segundo que ella ejecutó su maniobra elevada derribando a los que se oponían a su avance, sin embargo los seres restantes ya estaban llegando cerca por detrás y la joven tuvo que voltear hacia ellos aprovechando el movimiento con tal de liberar más discos pequeños en el suelo que giraron hacia ellos revelándose como explosivos que inclusive destruyeron algunas criaturas en el proceso mientras Jessica buscaba cobertura con tal de usar al fin el Eyecon Rosa siendo interrumpida de modo constante por la llegada de los monstruos

- ¡No dejan de aparecer, parece como si se multiplicaran!

Ghost fue capaz de oír a su compañera entre la agitada pelea extendiéndose por el sitio más próximo al centro recreativo previamente inspeccionado mientras sus pasos y sus ataques permanecían constantes teniendo como único punto fijo al monstruos más poderoso que tampoco retrocedía mirando con algo de curiosidad a su rival bloqueando y devolviendo cada una de sus maniobras al tiempo que sus propios soldados al rededor caían como producto de la intensa confrontación entre Rider y bestia

- ¡Ustedes le hicieron ésto a las personas, muchas acaban de morir!

- ¿Nosotros? ¡Ustedes fueron quienes las mataron a todas!

La respuesta del monstruo solo hizo que la ira del fantasma creciera dentro del intercambio de golpes y movimientos vertiginosos que los dos estaban teniendo con uno de ellos avanzando imparablemente y el otro retrocediendo a la espera de saber qué haría el más joven una vez que éste alcanzara su mayor límite, llevando al otro Luis al extremo en el instante que la hoja del Gan Gun Saber se calentó de tantos ataques terminando por bajar para dar espacio a una serie de patadas y golpes a puño cerrado del Kamen Rider mismos que no consiguieron el resultado deseado por el chico sin dar lugar a una estrategia ofensiva o a la lógica en la urgencia por acabar con esa amenaza frente a él, dejando que la criatura diera un empujón potente que le hizo retroceder como en un acto de levitación proveniente de Ghost aprovechándolo para ponerse de pie firme ante su enemigo ya sin contar con la espada en la mano

- Van a caer de todos modos...

Omega Drive!

En el segundo que la entidad encargada de comandar a los monstruos se percató de lo sucedido Ghost ya había activado su Driver una vez más provocando que toda la energía acumulada en su cuerpo fluyera iluminando las lineas de su armadura como sangre corriendo por sus venas a la vez que se distribuía para realizar su ataque, uno que necesitaba ser veloz y preciso con tal de sobrepasar al rival aún estoico



Lo siguiente comenzó a ocurrir tan rápido como el Rider fue capaz de actuar corriendo hacia el monstruo para entonces saltar e ir canalizando toda esa energía dentro de su sistema directamente hacia su puño que se alzó al aire con intenciones de ejecutar el golpe final en el que tenía esperanzas para terminar con la pelea y así pudieran intentarlo todo con tal de que los habitantes de Angel Grove dejaran de sufrir, sin embargo en el segundo que el joven se postró en las alturas algo lo detuvo arrastrándolo inmediatamente de vuelta en el piso cuando una especie de atadura luminosa en tono rojo cubrió su cintura seguida de que otras más ataran las muñecas de Ghost como por igual sus piernas dejándolo casi de pie sobre un símbolo de aparente naturaleza mágica, pese a que toda la circunstancia de su origen era más sospechosa

- ¡¿Qué rayos son éstas cosas?!. - Cuestionó Ghost alterado mientras el efecto de su ataque pasaba desvaneciéndose, antes de que una sombra más se uniera en aquel terreno muy cercano a la vista de Jessica

- ¡Luis!. - Gritó angustiada la joven observando rápidamente lo que le había pasado a su amigo poco después presenciando la llegada de algo más

- ¡Aranbura...! ya estabas tardando...



- Lo siento mucho... éste viejo pueblo es más grande de lo que parece.

Una nueva forma de vida desconocida hizo su llegada al lugar acompañada de varios monstruos más que vestían túnicas marrones siguiendo con fervor los pasos de su líder aparentemente controlando aquellas ataduras que mantenían inmóvil al Kamen Rider, solo para que entre todas las fieras lo atacaran absteniéndose de cualquier intención que incluyera contenerse frente al muchacho quien recibió toda clase de golpes con las garras de las bestias, con sus armas y hasta con los utensilios de cocina de unos cuantos monstruos, todos ellos dañando al fantasma sin escape dejando en su cuerpo varias chispas provocadas de los impactos, igual de fuertes que los gritos de dolor del muchacho

- ¡Aplasten a éste insecto luminoso!. - Exclamó la criatura roja con blanco levantando su cetro en medio de su especie obediente a continuar con las agresiones dejando que ésta misma se uniera dando varios azotes

La escena del Rider sometido no solo aterraba a Jessica, más que otra cosa la hizo estallar en la misma furia que sostenía su compañero durante la confrontación previa donde no pudo intervenir. Ésta vez la chica no dudó en querer cambiar las cosas encontrando una manera de burlar a sus oponentes actuales con tal de alcanzar desesperadamente a su amigo con tal de ayudarlo, sin embargo no llegó muy lejos cuando el resto de esbirros se opuso como una barrera nuevamente delante de la chica siendo imposible hallar otro escape para llegar a donde pretendía, deteniendo su paso dejando más que fija su mirada en los extraños seres mientras su postura parecía inamovible, solamente con un movimiento de sus brazos que finalmente llevaron ese nuevo Eyecon tan importante para Jessica al interior del brazalete que portaba estando a punto de activar la función que podría cambiar por completo esa lucha

LOADING

- ...

Ninguno de los dos jóvenes fue capaz de ayudarse mutuamente debido a los obstáculos que los separaban al tiempo que el Kamen Rider no paraba de recibir ataques desde todos los frentes ocasionando que sus ataduras desaparecieran pero solo para que su cuerpo diera con el piso de una forma violenta en la que los monstruos permanecieron golpeándolo hasta mandarlo a volar un par de metros más lejos de ellos y de Jessica, provocando la destransformación del fantasma de regreso a su identidad humana en lo que caía rodando por el concreto de la zona

- ¡Ahhh... si piensan que me asustan porque son muchos... deberían considerarlo mejor!. - Respondía con algunas de sus últimas fuerzas el chico intentando levantarse con golpes visibles en el rostro

- Por supuesto que no queremos asustarlos... ¡queremos jugar, y éste juego es únicamente para los más fuertes!. - Gritó el monstruo azul caminando sospechosamente hacia Ghost seguido de su séquito de criaturas mientras el otro ser decidió limitarse a observar. - Pero tenemos un premio de consolación para quienes son como tú...

El ser del sombrero había logrado alcanzar proximidad con el joven y solamente le bastó levantar su mano izquierda delante de la vista de ambos para cargarla también de una energía excesivamente densa que se acumuló en aquella extremidad que rápidamente fue estirada en dirección al joven lanzando así un potente rastro de aquel poder que no tardó en invadir al muchacho quien se quejaba por la sensación de la estática induciéndole dolor hasta caer nuevamente al suelo, llegado el momento en el que la criatura terminó su castigo viendo los resultados en la víctima que comenzaban a notarse a simple vista, aunque había algo más creciendo que la especie recién llegada de modo aislado sabía



Las condiciones del joven ya no eran favorables para la pelea, siendo que en un abrir y cerrar de ojos posterior al último ataque el Driver puesto sobre la cintura de Luis desapareció involuntariamente como si se quebrara en varios fragmentos luminosos dejando su cuerpo que resentía grandes descargas y estática como la que sus compañeros vieron en los cuerpos de algunas criaturas como por igual de personas aparentemente afectadas. No obstante Luis estaba dispuesto a reincorporarse pese al dolor a la vista de todos sus adversarios que atestiguaron como él, con un esfuerzo significativo quería ponerse de pie con el Eyecon perteneciente a su alma en mano; el muchacho entonces lo apretaba para causar que funcionara pero inesperadamente no podía por más veces que quiso intentarlo, el botón de la esfera se podía sentir duro e incapaz de moverse similar a si algo estuviera atascándolo ante la sorpresa del chico

- ¿Qué...? vamos, responde ya... - Decía para si mismo el joven frustrado arrodillándose frente a los monstruos que le respondieron con una burla común evidenciando la situación en la que estaba, sin tener ya otro motivo que se opusiera a su misión principal

Fácilmente los monstruos pudieron haber aprovechado ese instante para ejecutar su maniobra final en un maltrecho y agotado Rider que ya no tenía fortaleza para ponerse de pie o siquiera para resistir el dolor a través de su cuerpo; los adversarios caminaban en su dirección con planes de proseguir todavía con el castigo hasta que a los ojos de Luis un haz de luz borroso pero con un intenso brillo rozado llegó delante suyo interponiéndose entre las criaturas y él comenzando el retroceso de aquellos enemigos en la zona. De esa misma estela luminosa una silueta emergió para llegar con el chico quien ya entrecerraba los ojos pudiendo tan solo percibir como lo cargaban en un acto que lo hizo desaparecer de la ubicación lo más rápido posible, aunque él ya había perdido la consciencia mucho antes de ese punto

- No... espera...

2024

Al interior del parque donde ambos super humanos en traje se hallaban platicando luego de revelar su sorpresiva conexión al poseer gemas de la misma naturaleza, el silencio seguía prevaleciendo por un segundo único, mismo que fue suficiente para que algo más inundara el ambiente sobre la tierra árida y desalojada que se detuvo junto con cualquier aceleración en el tiempo frenada por una densa capa similar a la neblina con un aura púrpura, tan pesada e invasiva que dicha energía era casi palpable en medio del sitio que alojó a esas dos personas que instantáneamente recibieron una sorpresa puesto que la nuca del joven McKnight fue encañonada con un arma que alguien apuntaba de manera firme detrás de él, dejando oír sin pasar mucho tiempo una voz bastante familiar para Facu proveniente del responsable

OST:

<a href="https://www.youtube.com/watch?v=VtGegXStHTk" target="_blank">http://www.youtube.com/watch?v=VtGegXStHTk</a>

- Cuanto tiempo sin verte por aquí... mejor dicho, nunca te vi por éstos lugares.

La super aceleración pesada era un fenómeno más potente que la congelación regular de los Roidmudes que solo pocos seres artificiales de la misma especie podían provocar, siendo exactamente dos las únicas criaturas capaces de provocar una ralentización capaz de inmovilizar absolutamente todo con la fuerza suficiente para incluso desintegrar objetos pequeños; así que ésto para cualquier otra persona o ser vivo significaba la perdida total de movimiento libre dentro del campo, pero para Facundo era un suceso más grave que sus peleas pasadas contra Roidmudes ya que de ser veloz pasó a tener una rapidez igual a un ser común sin aceleración pesada de por medio. Con eso habiendo sucedido, el muchacho nada más podía contar con sus habilidades de pelea naturales en cuanto le diera la cara al Roidmude Proto-Zero también conocido como Chaser, aunque el mayor de los dos ni siquiera necesitó de su arma para comenzar el enfrentamiento con un inexperto Facundo bajo su propio juicio, ya que los golpes que pudiera lanzar eran fácilmente esquivados o detenidos de la mano del ejecutor quien sujetó primero la muñeca derecha del Ranger atrayéndolo hacia él para dejar caer una gran patada en la zona media del joven seguida por un codazo que casi llevó al piso a Facu de no ser por que Chaser retrocedió un paso de su dirección con tal de descubrir qué haría el otro chico, sin darle tanto tiempo con el fin de derribarlo velozmente barriendo su equilibrio con los pies

- Ninguno de los dos pertenece aquí... ésto ya es tierra de nadie y solo están exponiéndose por su propia estupidez. - Comentó seriamente el doble del oficial Sandoval mirando desde lo alto a Facundo y luego a la recién llegada. - ¿Quien es la amateur? lleva un disfraz de festival de colegio... luce de mi tipo pero a éstas alturas eso ya es irrelevante.

A pesar de las preguntas que realizara el Roidmude no tenía pensado hacer plática o algo parecido en cuanto se plantó en el parque viendo como el joven McKnight trataba de volver siendo de nueva cuenta burlado por el ejecutor dándose prisa en atraparlo para torcer uno de sus brazos y someterlo dejando al final una patada en la espalda de Facundo que lo alejó de Chaser aún sujetando la Break Gunner llevando a la misma un Viral Core de tono dorado con una cuchilla en la punta

TUNE: RHINO

<a href="https://www.youtube.com/watch?v=awA8IzMAD4Y" target="_blank">http://www.youtube.com/watch?v=awA8IzMAD4Y</a>

Delante de Facu el ejecutor insertó el auto con la cuchilla en su arma para luego mantener presionado el cañón con esa misma expresión fría esperando al momento en que concretara su cambio y el brazo que portaba la Break Gunner se extendiera liberando las partes del "verdadero" cuerpo del Roidmude evolucionado

SUPER

BREAK UP




- Les evitaré que otros los arrastren por el suelo... yo mismo lo haré.

Con el impulso momentáneo de su lado después de haberse transformado Chou Mashin Chaser caminó seguro hacia Facu previendo sus movimientos posteriores en caso de que el chico tomara como alternativa contraatacar al ejecutor, aunque eso no era de importancia para el Roidmude avanzando de todas formas en dirección al héroe evadiendo todos sus golpes hasta tener la suficiente cercanía con la cual llegaron los primeros golpes más potentes de la criatura suficientes para despojar de su equilibrio a quien fuera, concentrándolos más que nada en el abdomen del muchacho dándose tiempo de cargar una derecha directa hacia su rostro con la que derribó a McKnight

- Tu propia defensa es inútil... no hubieras durado nada contra los otros.

Inmediatamente luego de esas palabras Chaser utilizó la Break Gunner para disparar en repetidas ocasiones hacia el suelo donde se hallaba el joven, pero esos ataques no fueron dirigidos propiamente a Facundo sino que chocaron a su alrededor a modo de amedrentarlo, sin rastro de que el Roidmude tuviera en mente parar aumentando poco a poco sus acciones mientras todo lo demás continuaba suspendido en aquella parálisis

- Demuestra que puedes sobrevivir y lo harás... de lo contrario tendré todo el gusto de aplastar ese rostro que pide a gritos que lo golpeen. - Decía Mashin Chaser sin dejar de apuntar hacia Facu en un punto no muy distanciado

Actualidad

La parte central de la base subterránea donde operaba el recién formado equipo de guerreros ya no albergaba más al oficial Sandoval mientras éste se alejaba arrastrando sus propios pasos con destino al taller en el que lo esperaba como primera imagen el Drive Driver con aquella pantalla negra y apagada que no volvía en si pese a las constantes atenciones de la inteligencia artificial en las instalaciones. La mirada de Luis no tenía rumbo fijo aparente pero si se mantenía centrada, siempre centrada durante su trayecto al fondo del espacio en el que se percató de la pequeña mesa delante suyo a lado de otro mueble metálico sosteniendo una especie de bulbo de luz, o mejor dicho un proyector de la misma naturaleza holográfica constante en el sistema de la fortaleza

- Computadora... análisis programado en el taller C-37.

>> Solicitando análisis programado para taller C-37. Comenzando proceso.

El escritorio próximo que obtuvo la atención de Luis reveló en la superficie un pequeño espacio horizontal que podía parecer más una película polarizada en tono transparente como si se tratara de otro material menos rígido, teniendo a pocos centímetros de distancia por igual unos cuantos aditamentos salidos desde un compartimento que guardaba un estuche de algodón con alcohol y una lanceta de menor tamaño, siendo luego tomadas por el joven hombre que limpió con el alcohol su dedo índice derecho antes de usar la lanceta dando un piquete sobre la zona presionando cerca de la misma una vez terminado todo lo anterior para obtener una sola gota de sangre que colocara después en la superficie polarizada entregando la muestra que necesitaba el análisis hecho por la computadora, mostrando el resultado en un holograma delante del oficial

>> 380 mg/dl En glucosa en sangre y aumentando

Se recomienda la administración de insulina prescrita.


Al mirar el resultado de su prueba ante sus ojos Luis con el mismo semblante caminó despacio a un refrigerador en el taller de donde sacó un cartucho de insulina en forma de pluma que cargaba con él desde antes que se instalara en la base para así aplicarse la dosis que todos los días era necesaria para él, descubriendo por breves instantes su abdomen suministrando ahí las unidades de la sustancia en forma de inyección hasta que completó el proceso sin sentir molestias o dolor, ciertamente tratándose de algo con lo que trataba desde hace ya mucho tiempo

- Mantenme informado de la situación general mediante la comunicación.

Esa última orden cerró cualquier otro comentario de Luis quien se dispuso a recoger lo que había utilizado en el taller previamente a dejarlo y caminar bajo su ritmo por el sector central de la base en ruta a los otros pasillos que dirigían a más ascensos y pisos del complejo por los cuales arribó a los dormitorios y habitaciones recorriendo los mismos no muy diferente a como lo realizó la primera vez. Sus pasos eran huecos, retumbaban como la única presencia en el sitio terminando al fondo del corredor en el que se ubicaba el cuarto anteriormente ocupado por Luis entrando luego de todos los instantes transcurridos para el resto de las personas involucradas y para él mismo, a pesar de que su andar tenía muy en el fondo la intención de apartarse no únicamente del puesto que le correspondió al hombre sino también dentro de algún sentido de la realidad responsable de sofocar por completo a Luis que fue hacia el baño al tiempo que se despojaba de algunas prendas mojadas aún sobre él



Llegando cerca de la ducha el joven hombre se acercó primero al lavabo sin siquiera ver su reflejo en el espejo frente a él ya que cuidadosamente comenzó a retirarse uno a uno los lentes de contacto que portaba, una solución que utilizó durante bastante tiempo para dejar sus viejas gafas durante los años que precedieron a su reencuentro con la vida que pensó había dejado atrás. No demoró mucho en desvestirse finalmente para abrir la regadera comenzando su baño más por inercia que por decisión consciente, de las que no sentía ser capaz de afrontar por ese momento en el que absolutamente todo se había derrumbado metafórica y literalmente para su persona y el resto de la ciudad en las horas más pesadas que jamás enfrentó desde la tragedia que arrebató cualquier cosa preciada de las vidas de los jóvenes guerreros

- "Tienes qué regresar"...

Agua cayendo sobre el cuerpo expuesto del antiguo Rider era lo que él escuchaba en el exterior gota tras gota desde la regadera que acumulaba calor mediante los vapores rodeando a Luis haciéndole llegar el aroma del jabón con el que intentaba quitarse de encima los errores que cometió la madrugada del día actual; así luego del cúmulo de emociones saturadas en su percepción solo quedó una respiración lenta y tranquila con una mente casi en blanco sin saber a donde ir... atascada mientras un cansado Luis recargaba sus brazos cruzados en la pared cerrando los ojos a la par del agua cayendo sobre su espalda, deteniendo el bullicio rodeándolo para detenerse a oír sus propios pensamientos retumbando todavía como campanas, sin saber a cual ir primero entre la lista de cosas que lo motivaban a retroceder

Flashback

Costó mucho esfuerzo por parte de Luis levantarse del suelo al poco rato que recibió al agente de la junta arqueológica con el encargo de asegurar el artefacto que originaba la señal de energía elevada y posteriormente ocurriera la revelación que tomó fuera de guardia a todos en el grupo de un segundo para otro tal como era. Al estar de pie nuevamente la voluntad del oficial pareció desvanecerse junto con el enfoque de su vista bajando al suelo sin ganas de absolutamente nada; su propia conciencia y pensamiento estaban enredados por igual sin dejarle procesar lo que vio, lo que oyó y lo que él pensaba hicieron juntos entre la catástrofe que vivía el pueblo, callando su voz interna pero no los otros destellos de memoria que no paraban al llegar, o al menos eso pensaba

- Luis

- Pana...

- Tienes qué regresar

Pintaba para un caso irónico pero el joven hombre permanecía escuchando voces a su alrededor; ya no sabía si se trataba de algo latente o de su pérdida de lucidez ante la verdad que lo había impactado, pero lo cierto era que no quiso quedarse quieto en un solo lugar tras los ruidos que lo guiaban a rodear la gran interfaz del salón al tiempo que su respiración se agitaba, algo de sudor recorría su frente y su semblante daba todas las señas de la necesidad que sentía por apresurarse a encontrar una explicación, cualquier detalle por más mínimo que fuera solo con ser capaz de regresarle la cordura momentánea o el norte de la situación

- Díganme si están ahí... ¡Solo díganlo de una vez!

Apurado Luis rodeó la estructura circular del nivel más alto del salón viendo la entrada directa a otro pasillo gritando con fuerza su pregunta logrando un eco que recorrió prácticamente todo su entorno sin pensarlo siquiera, pero eso mismo hizo al joven hombre verse y escucharse para que algo de su calma regresara en el momento que se dio cuenta de lo que hacía como tratándose de un completo extraño. Esas sombras invisibles no dejaban de postrarse muy cerca suyo pero lo anterior estaba empezando a despertar a Luis quien retrocedió un poco mirando el entorno de la fortaleza oyendo no muy lejos ruido de voces y explosiones provenientes de la computadora captando lo que sucedía con los Riders y otros jóvenes en las calles necesitando auxilio inmediato

- Las tropas militares tienen problemas para seguir avanzando en tierra, prácticamente todas las vías de transporte se encuentran bloqueadas, no podemos acceder a las zonas de riesgo.

Entre los análisis de la situación en la ciudad y los comunicados por parte de las movilizaciones de apoyo la interfaz de la fortaleza consiguió comunicarse de nuevo con BOARD para mantenerse al tanto de la situación desde ambos frentes informando que ya estaban enterados del caso con el ejército, pero los agentes especiales igual se hallaban entrando a la escena ayudando con lo que pudieran, y eso no lo dejó pasar el oficial en cuanto pudo hablar con el director nuevamente luego de saber la emergencia con los civiles

- Escucha ya no hay tiempo, necesito que mandes a varias de tus unidades al punto donde se encuentran peleando todos los que somos en el equipo, quiero que los traigan de regreso inmediatamente y que no descuiden a los pacientes civiles que aún estén a salvo o puedan entrar a monitoreo. No me importa si se trata de Facundo, de Jim o de cualquier otra persona que pueda mostrar una negativa, quiero a todos ellos reunidos aquí pero ya, también necesitaremos ayuda dentro de la base con las contingencias que puedan venir. - Dijo Sandoval frente a las computadoras comunicándole seriamente al director de la organización su petición

- Entendido, también trataremos de encargarnos de la gente que aún permanece afuera exponiéndose en pleno ataque... nosotros también estamos evaluando el estado de las mutaciones.

- ... Ahora solo necesito que nos ayuden trayendo aquí a los muchachos, ya no vamos a ponerlos en riesgo por el momento.

Ya fuese que la llamada se tornara muy apresurada o tensa bajo las circunstancias actuales ambos hombres comprendían perfectamente los sentimientos que sostenían ya que de hecho los dos pasaron cosas muy similares pese a la diferencia de tiempo en que se involucraron con esos asuntos en la ciudad. Así, prácticamente todas las unidades especiales de BOARD se dispusieron a salir de las instalaciones en camino a abarcar la ciudad entera con las precauciones debidas a fin de no solo dar apoyo a los civiles sino también a los héroes que debían regresar a los cuarteles posteriormente a las duras peleas que enfrentaban cada uno

- No podemos hacer nada para salvarlos.
A no ser que nos caiga una cura milagrosa en la puta cabeza, cual cagada de paloma, vamos a tener que eliminar la amenaza. Las vidas de pocos por el bien de muchos. Puede ser que no les guste, y los invito a pelear conmigo luego de esta situación, pero por ahora, voy a hacer mi mejor esfuerzo por proteger a los civiles que si podemos salvar. Corto y fuera.


Al exterior del gimnasio afectado el monstruo mayor quien comandó el ataque a ese lugar y a los involucrados tratando de protegerlo ya no sabía qué hacer cuando notó que sus tropas, por más ventaja que tuvieran se hallaban superadas en instantes por los jóvenes peleando también ahí, llevándolo a disparar las municiones integradas a su cuerpo con único motivo de liberar su frustración en camino a quedar próximo al sitio del enfrentamiento

- ¡Esos inútiles ya tardaron mucho en volver, yo mismo tendré que ocuparme de limpiar el juego!

Pesadamente la criatura se desplazó en medio de la calle que debía cruzar para llegar al gimnasio, pero repentinamente algo pareció hacerse presente de modo fugaz empujándolo con la fuerza de un remolino lo suficientemente fuerte para dejarlo caer al suelo tras el impacto equivalente a un golpe que llenó la ira del ser intentando levantarse oyendo a la postre el sonido de un motor alejarse por la misma dirección

- ¡¿Qué fue eso? de donde vino para llenarlo de hoyos con mis balas!

El monstruo se preguntaba la naturaleza del incidente mas no se percató tan rápido de un rastro dejado por el mismo, lo que notó varios segundos después al ver donde se hallaba parado bajando su vista directo al camino



Pétalos de rosas, regados por el asfalto permanecían ahí de modo diferente al ataque realizado por el hechicero y sin duda mantenían una naturaleza distinta, pero aún así lo que pasó no dejaba de desconcertar al monstruo todavía buscando encontrar a sus objetivos y a sus soldados por igual, sin saber lo que hallaría en caso de lograrlo o de haber perdido tiempo si es que los hombres de la otra organización se llevaron de vuelta a los chicos

Tiempo presente

Base subterránea


Luis había terminando de bañarse disponiéndose a vestirse cambiando su ropa mojada del día anterior, eligiendo de nuevo un traje y una corbata de distinto color a la que no le prestó demasiada atención por la impaciencia de buscar salir al nivel principal del cuartel ya que ahí estaría el mayor movimiento de esos minutos en adelante. El mayor una vez listo salió encaminado al salón central en el que ya empezaban a circular los agentes de BOARD y el oficial estaría por recibir a los primeros jóvenes que regresaban.

- Trasládenlo con cuidado, su estado es muy inestable pero apenas comenzó a mostrar síntomas.

Escuchando hablar a un par de hombres Luis notó como el muchacho fantasma era llevado por los pasillos de la base en una camilla donde se mantenía recostado pero algo inquieto como si presentara un cuadro de fiebre, misma que los agentes buscaban contener con la distancia necesaria y los cuidados que pudieran permitirles saber qué hacer, acercándose luego a Sandoval con quien hablaron sobre el asunto

- Uno de sus compañeros está presentando los mismos síntomas de las personas atendidas en los centros de salud, parece que aún no alcanza el punto crítico pero si se encuentra sufriendo una buena cantidad de estrés por lo que muestra la lectura de su pulso. Aún no conocemos la naturaleza de la enfermedad o del malestar que le provocó estar presente en esa lucha, no sugeriríamos que el resto esté en contacto con él al menos hasta que pueda estabilizarse, esperamos indicaciones más específicas para que nos diga donde seguir cuidándolo.

- Gracias por traerlo... si bien desconocemos el origen de éstas afecciones hay que actuar rápido para que no suceda lo que ya hemos visto con los otros enfermos, podría haber un cambio distinto en su persona teniendo en cuenta su condición así que lo dejaremos bajo la supervisión de su equipo... pueden trasladarlo cuatro pisos más abajo en el nivel de atenciones intensivas especializado en tratar casos que pudieran involucrar un alto riesgo de contagio en diversos tipos, pero nuestra inteligencia artificial los guiará, pasen por favor.

Tratando de luchar contra la propia angustia de mirar así a uno de sus seres más cercanos por la relación de compañerismo que habían mantenido ambos años atrás el joven hombre hizo lo necesario para atender a los agentes recién llegados que irían brindando el apoyo suficiente dentro de la fortaleza mientras los otros jóvenes regresaban, sin embargo precisamente a la espera de lo mismo Luis entonces miró entrar a Jessica quien lo alcanzó al tiempo que él notaba el brazalete que portó junto con el Eyecon todavía sin quitarlo, aunque la joven no articuló ninguna palabra hasta llegar con el oficial mostrando una expresión visiblemente angustiada y sus ojos la evidenciaron al estar un poco llorosos antes de que los dos trataran de calmarse,  cuando ella no pudo evitar abrazar por mero reflejo al contrario pretendiendo a toda costa evitar desmoronarse

- Quise evitarlo... intenté luchar para llegar a él pero no pude. - Decía Jessica en un tono muy bajo cerca del oficial que no tenía un ánimo demasiado diferente aún así estando abierto a tranquilizarla

- Hiciste lo que fue posible y lograron salir de ahí... Muchas gracias Jessica. - Contestó Luis mientras ambos iban quedando de frente observándose en medio de la base con el movimiento empezando a aumentar, poco antes de que las dos miradas pasaran a la computadora donde seguía estudiándose la catástrofe a lo largo de Angel Grove
THE HERO - THE DREAMER - THE MAN




Pueden abrir el spoiler si gustan

Spoiler

Los invito a que pasen a Henshin Latinoamérica: La única pagina de Facebook en español dedicada 100% a Kamen Rider, los esperamos :D
https://www.facebook.com/HenshinLatino
[close]

Desconectado Diegodzilla



  • Shadow-Rangers

  • *

  • Puntos: 643
  • Mensajes: 18095
  • cl

  • Sexo: Masculino

  • ¡Por la Alianza!
Re:Reencuentros
« Respuesta #211 : 01 de abril de 2018, 12:18:46 pm »


Solo habían quedado restos. Restos de la calle, la acera y los vehículos reducidos a escombros por la breve, pero brutal pelea que había ocurrido hace unos instantes. Otros restos que se podían encontrar eran de los edificios que habían rodeado el encuentro e incluso habían sido parte del castigo que recibieron los Riders. La escena de la destrucción solo estaba cubierta por una capa de llamas y partículas carbonizadas que habían quedado por los ataques más poderosos de los combatientes: armas de fuego y el ataque final del monstruo, ese que no había sido visto anteriormente por los héroes y que demostró ser más fuerte que ellos, en gran medida. Entre todos los escombros, se encontraban Anna y Jim, debilitados por los ataques de su enemigo y postrados en el piso. El joven estaba echado con la espalda abajo, respirando fuertemente y haciendo esfuerzos para levantarse, sin lograr nada, por su parte Anna estaba tratando de ponerse de pie con ayuda de sus brazos, sin lograr mucho tampoco.

- Ese sujeto... ¿De dónde ha salido? - Preguntó Jim, apenas si pudiendo moverse.

- Eso no importa, sigue libre. - Respondió Anna, al fin poniéndose de pie y apoyándose en escombros que habían quedado a un lado. - Hay que detenerlo, pero... nosotros no somos capaces de eso, no estamos ni cerca.

- Al demonio con él... - Jim intentaba levantarse, pero sus esfuerzos eran en vano.

Después del breve intercambio, ambos se quedaron en silencio, tratando de recuperarse del desgaste, pero la batalla había sido demasiado intensa y habían recibido ataques muy fuertes que los habían dejado deshabilitados, al menos por el momento.

Un gran silencio llegó luego de un rato, no había nadie en la calle, no se sentían más monstruos cerca y pareció como si hubiera llegado la paz en el lugar que los dos Riders estaban. Jim se relajó, se tomó un respiro ahora que no había nada que los molestase ni tratara de matarlos y pudo arreglárselas para arrastrarse a un lado y apoyar la espalda en algo que no fuera el suelo frío y destrozado. En el fondo, valoraba poder descansar así en un momento como ese y poder olvidarse de todo lo demás por un segundo, algo que no había podido hacer el día anterior y era mejor tenerlo ahora, que las cosas pintaban más feas para ellos. Anna en cambio, trató de comunicarse con la base y recibió el mensaje de que iban a buscarlos la gente de BOARD, para llevárselos de vuelta. Era algo necesario en un momento así, con enemigos más fuertes apareciendo a cada segundo y con el descubrimiento de que los monstruos eran en realidad personas transformadas.

- Oye, vendrán a buscarnos en cualquier momento así que mejor levántate. - Le dijo Anna a Jim, que seguía en el suelo, tratando de recuperarse.

- ¿Nos van a llevar de vuelta? Supongo que tiene que ver con ese sujeto de recién. - Dijo Jim.

- Tal vez. Aún así me preocupa que no haya nadie de nosotros acá afuera, aunque ya gran parte de las personas ha sido puesta a salvo. - Respondió ella. - Espera, veo algo… - La chica se asomó sobre lo que quedaba del muro de un edificio.

- ¿Qué pasa?

- Creo que vi algo moverse… Olvídalo, solo deben ser los escombros estos. - Se puso a pensar por un momento en como había quedado ese lugar, y que muchos otros lugares de la ciudad también habían quedado así, o peor.

Sus pensamientos le distrajeron de lo que en un principio le llevó a fijarse en eso, los escombros se movían, algo había ahí. Las rocas se desmoronaron mientras algo salió de entre estas en dirección a Anna. Ella alcanzó a darse cuenta los suficientemente rápido como para retroceder antes de que se acercara a ella. Eran más criaturas que volvían a aparecer, rodeando el área de ambos Riders.

- ¡Jim, cuidado! - Avisó ella a su compañero, quien apenas podía moverse.

Este usó todas sus fuerzas para tratar de levantarse y agruparse con Anna, quien le ayudó a él a ponerse de pie rápidamente. De un momento a otro, ambos pudieron ver como eran rodeados por aquellos monstruos, tal como ya había sucedido varias veces, solo que ahora no tenían sus poderes, y no estaban en condiciones de pelear. Jim sacó un revólver que llevaba en su chamarra, le sacó el seguro y con bastante esfuerzo fue capaz de apuntar al monstruo que estaba más cerca de él, aquél que estaba enfrente de los dos. No tardó en disparar, pero la bala siguió de largo, sin impactar al monstruo, del cual salió un pequeño destello azul con la palabra “miss” en él. Anna, un poco afectada por el potente ruido del disparo, intentó sacar su teléfono o algo con una superficie reflectante, pero ya era tarde. Los monstruos estaban ahí. Esa imagen se quedó congelada en su cabeza, en su percepción, las asquerosas criaturas alzando sus manos frente a ellos, ella congelada, sin poder hacer nada al respecto, pensó que todo se había acabado ahí. No fue lo suficientemente rápida para reaccionar. Se había quedado sin tiempo.

Cerró los ojos y solo pudo escuchar un ruido. No alcanzó a notar que era, tal vez Jim había disparado de nuevo, o los monstruos le habían atacado a él primero ya que estaba armado. Abrió los ojos y notó que aquellos monstruos que hace un segundo estaban más cerca de ellos, habían desaparecido. No, estaban en el suelo, algo les había atacado. Trató de mirar en otras direcciones, y pudo notar un destello rojo golpeando a un par de enemigos. Pensó que era Facundo que había llegado, pero se dio cuenta de quien realmente era una vez se detuvo para protegerla a ella y a Jim de los ataques enemigos.

- ¿Se encuentran bien? - Preguntó, frente a ellos, pero dándoles la espalda.



Aquel Ranger juntó sus armas por el mango y no tardó en golpear velozmente a otro enemigo.  Sujetó su arma con ambas manos y tomó una postura defensiva, su objetivo era proteger a ambos Riders de las criaturas y ponerlos a salvo lo antes posible. Ahora esperó a que los enemigos atacaran para responder, cuando uno de estos corría hacia ellos o les saltaba encima, este los eliminaba con un veloz y preciso golpe que los sacaba del lugar. Los monstruos se mostraron más enfurecidos con la llegada del Ranger, por lo que decidieron atacar en conjunto para acabar con él. Este se mostró más a la ofensiva y ahora atacaba antes de que estos pudieran hacerle algo a él. Notó como la atención de los monstruos ya no estaba puesta en Anna y Jim, por lo que decidió tomar un acercamiento más agresivo a la situación. Volvió a separar sus sables y se tomó un segundo para observar la situación y ver donde estaba cada uno de sus enemigos.  Después de eso, ya no estaba ahí, se había movido a una altísima velocidad, quedando detrás del grupo y así alejándolos de los Riders. Ya puesto en posición, fue con todo en contra de los monstruos y comenzó una seguidilla de ataques que estos apenas podían notar o hacer algo al respecto. Comenzó con cortes simples, dejando fuera a algunos rápidamente, luego utilizó su velocidad para propinar ataque s más devastadores, moviéndose entre ellos. Saltó hacia una pared de escombros y ahí se impulsó con fuerza para soltar un poderoso corte que sacó volando a uno de los monstruos, luego empezando a atacar a múltiples objetivos al mismo tiempo con sus dos armas. Su increíble velocidad, combinada con la capacidad de predecir los movimientos de sus enemigos, le permitía atacar sin sufrir un contraataque de parte de ellos.

Frente a esta situación, más monstruos aparecieron, una última oleada. Este gran número empezaba a sofocar al Ranger, el espacio para moverse se reducía y el agotamiento empezaba a hacerse presente, una parte de él ya estaba cediendo y no parecía poder aguantar mucho más. Un grupo de monstruos se abalanzó sobre él y lo azotaron son sus poderosos golpes, los que fueron bloqueados con mucho esfuerzo por el Ranger, quien estaba quedando debajo de estos, mientras más enemigos se acercaban a él. Un dolor punzante en su espalda, le estaba haciendo ceder contra los ataques, era un dolor paralizante que empezaba a quebrar la fuerza de sus hombros, sus brazos y sus piernas, no podía seguir resistiendo.

Anna se dio cuenta de aquella escena y le quitó el revólver de la mano a Jim, con la esperanza de poder ayudarlo. Su mano le temblaba, pero no le detuvo de apuntar contra los enemigos. No sabía si iba a servir de algo, pero no podía hacer mucho más al respecto. Presionó el gatillo del arma y una gran explosión azotó a los enemigos, a una distancia que los mandó a volar a ellos, pero no afectó al Red Ranger. Una silueta estaba sobre uno de los edificios y saltó hacia donde estaban los demás.



- Lamento la demora. Habían otros allá atrás molestándome. ¿Te encuentras bien, Ian? - Le preguntó la Ranger al otro.

- Si, no te preocupes, Bianca. Muchas gracias. - Juntó nuevamente los sables y ambos se reincorporaron, con Jim y Anna.

Ahora que los cuatro se encontraban juntos, los enemigos fueron juntos en contra de ellos, pero el poder combinado de ambos Rangers era más grande y juntos fueron capaces de repelerlos y acabar con ellos eficazmente, con el Red Ranger atacando a los que se encontraban cerca, sacándolos del perímetro y la Pink Ranger acabando con ellos con su cañón. Ya cuando todas las criaturas se habían ido o habían muerto, el rojo se dirigió a los Riders, sin saber que los eran, para tratar de llevarlos a un lugar más seguro.

- Bueno, este lugar ya está asegurado. Ahora los llevaremos a un lugar seguro. - Dijo él, para luego mirar varios datos en su morpher.

- Lo siento, pero no podemos hacer eso. Tenemos otro lugar al que ir ahora mismo. - Respondió la chica, apuntando con el dedo a una aeronave que venía acercándose.

- Un momento… - El Ranger se detuvo a ver con atención el vehículo, reconociendo a quienes pertenecía. – BOARD… Eso significa…- Colocó su mano en su mentón, pensando en lo que eso significaba, miró a su compañera un segundo y luego a los otros dos, se acordó de una cierta persona, tal vez esa persona sabía la respuesta. - Entonces, ¿ustedes son…?

- Si, somos Kamen Riders. - Dijo Anna. - Tuvimos un percance, ya vez como quedó este lugar. Gracias por la ayuda, pero ya debemos irnos. - La chica y Jim se fueron caminando en dirección a la aeronave, la que ya se había estacionado y había abierto sus compuertas, de las que salieron varios hombres para asistirlos.

- ¡Espera! Déjanos ir por favor. - Dijo él. - Podemos ser de ayuda, además… - Volvió a mirar a su compañera. - Hay algo que debemos saber, por favor déjennos ir.

- No le veo el problema. - Dijo Jim levantando los hombros.

- A él no le importa, no debería haber ningún inconveniente, ¿no? - Dijo la Ranger.

- Es verdad, ya demostraron que pueden ayudarnos. Vamos.

Los cuatro se subieron a la aeronave y partieron en dirección a la base. Jim se echó en uno de los asientos y trató de seguir su interrumpido descanso. Ambos Rangers, por su parte, salieron de su transformación, dejando ver sus apariencias a los demás.





- Me presento, soy Bianca. - Dijo la chica, estirando la mano, siendo estrechada por la otra. - Este es Ian. - El chico hizo lo mismo que ella, con una leve sonrisa.

- Yo soy Anna, un gusto. Ese es Jim- Dijo apuntándolo. - Como verán, nos dieron una fuerte paliza, vamos a agruparnos con los demás porque al parecer la cosa se está saliendo de control. - Muchas cosas estaban pasando, pero no quería soltar todo de inmediato a ambos chicos, no quería que se vieran afectados como ella, pensaba que era mejor que supieran las cosas con tiempo, como lo que eran esos monstruos, o la muerte de otro héroe.

- Si, con el ataque de ayer, esto nunca había pasado en esta ciudad, no a esta escala. - Dijo Bianca, luego mirando a Ian, quien estaba sentado, observando las luces de su Morpher.

Luego de varios minutos, llegaron a la base. La nave entró por un puerto y una vez que salieron, fueron dirigidos al centro de mando de la base, atravesando los pasillos de las instalaciones. Los dos Rangers estaban impresionados por las dimensiones del lugar, nunca habían visto algo así, bueno, no de esta época. Cuando llegaron al centro de mando, se vieron aún más impresionados, el lugar estaba lleno de pantallas y computadoras, pero algo más llamó la atención de uno, de Ian.

El chico corrió hacia lo que parecía la computadora principal, pero no por esta, si no por las personas, por una persona que estaba ahí. Se cruzó en medio de Jessica y se puso frente a Luis, se veía distinto, estaba cambiado, pero lo reconocía, sabía que era él y él sabía la respuesta que Ian buscaba.

- A-Algo le pasó a Nolo… - Dijo agitado. No estaba seguro si debía decirlo así o si estaba bien decirlo. No sabía si era una pregunta o no, sonó como un aviso, no estaba seguro. No estaba seguro si de verdad algo le había pasado, tal vez solo quería aclarar su duda, ojalá no le hubiese pasado nada. Bianca había llegado detrás de él, tenía miedo, casi tanto como él. Esperaba lo peor, pero debía saber la verdad y ellos sabían lo que estaba pasando.